Redacción MXPolítico.-Los banqueros que se reunieron en días pasados en Acapulco, para su 85 Convención Bancarias, se rasgaron las vestiduras ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, asegurando que la banca ha sido y seguirá siendo el pilar del desarrollo del país. Pero ayer, el Banco de México dio a conocer los agregados monetarios y actividad financiera de febrero del 2022, en donde claramente se observa que el crédito bancario sigue en la bolsa de los banqueros.

Sí, según los datos de Banxico, en febrero el crédito se contrajo 1.7% en términos reales. De esto, el crédito empresarial continuó en terreno negativo en -5.2%. El crédito al consumo y a la vivienda se mantienen positivos, con el primero todavía ganando impulso en +2.0%, y con el segundo más estable en +3.1%. El índice de morosidad de la cartera se mantuvo en 2.9% del total. Al interior, tanto el de consumo (3.1%) como el de vivienda (3.1%) corrigieron a la baja marginalmente.

Al respecto, analistas de Banorte nos dicen: “esperamos que el crédito continúe recuperándose, a pesar de la persistencia de una inflación elevada, el ciclo restrictivo de política monetaria y la extensión en los riesgos globales. No obstante, el dinamismo probablemente provendrá de mejores fundamentales para la demanda y todavía con impulso del exterior.

Ayer se filtraron algunas cifras de los pre criterios del presupuesto del 2023.

Para conocer lo que piensan los analistas bancarios, nos acercamos al Citibanamex y nos dijeron”: el Presupuesto de 2022 fue bastante inercial, y es probable que la historia se repita en los Pre-Criterios 2023. Esperamos que Hacienda reconozca el entorno complejo, con un toque optimista. Por lo tanto, anticipamos que la SHCP fije el crecimiento del PIB para 2022 y 2023 en alrededor de 2.8% y 3.0%, respectivamente. Además, el optimismo de Hacienda en torno a la plataforma petrolera proyectada podría implicar una sobreestimación de los ingresos de 0.4% del PIB en 2022-23.

Sin embargo, durante 2022 los ingresos públicos serían menores a lo programado y el gasto se enfocaría en las mismas prioridades, afectando las perspectivas de crecimiento de medio plazo. Consideramos que la SHCP logrará mantener la razón deuda a PIB relativamente constante y que enfatizar la prudencia fiscal seguirá siendo una prioridad, por lo que no vemos riesgos significativos para el grado de inversión de México en el corto plazo provenientes de las finanzas públicas, no obstante, aquellos relacionados con la propuesta de reforma eléctrica persisten.

La SHCP reporta que durante febrero registró un déficit de $185 mil millones.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) publicó su informe mensual sobre las finanzas públicas al mes de febrero que el déficit de los Requerimientos Financieros del Sector Público (ene-feb) fue de $185.0 mil millones. Balance público “tradicional” (ene-feb): déficit de $170.4 mil millones; Balance primario (ene-feb): déficit de $72.9 mil millones; Los ingresos cayeron 0.7% real, con un alza en los petroleros (+6.2%), pero con los no petroleros a la baja (-1.9%). En estos últimos destaca el aumento de 10.4% en el ISR, aunque con el IVA en -10.0%; El gasto neto presupuestario aumentó 5.1% real, con incrementos en el IMSS (+17.2%) y CFE (+8.8%), mientras que los ramos autónomos (-10.0%) y los administrativos (-1.2%) resultaron a la baja.  En febrero, los ingresos retrocedieron 5.0%, con caídas en prácticamente todas las categorías. El gasto retrocedió 1.7%, con una baja en los ramos autónomos y administrativos y, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) se ubicó en $13.4 billones.

Sigue muy débil el mercado laboral.   

La tasa de desempleo aumentó ligeramente en febrero. Con un incremento en el número de personas que se reintegran al mercado laboral, la tasa de participación alcanzó un nivel de 59.1% en cifras desestacionalizadas, marginalmente por arriba de lo observado en enero. Sin embargo, el porcentaje de personas desocupadas aumentó a 3.7% del total de la Población Económicamente Activa (PEA) y las subocupadas a 9.7% del empleo, (+0.1pp y +0.4pp con relación al mes previo), respectivamente. En particular, la desocupación de las mujeres se incrementó en medio punto porcentual respecto al mes anterior, ubicándose en 3.8%. Otro indicador de la debilidad que todavía persistió en el mercado laboral en febrero es el porcentaje de personas que ofrecen sus servicios en el sector informal, el cual alcanzó 28.4% del total de personas empleadas, esto es un incremento de un punto porcentual con respecto a enero.

En el sector cambiario, el peso retrocedió para alcanzar su peor nivel en 7 meses.

El peso alcanza mínimo de siete meses. Los principales índices accionarios internacionales cerraron con caídas de entre 0.5% y 1.5% respecto a la jornada previa y se registró un avance en el mercado de renta fija. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 2 y 10 años se contrajo en 6 y 5pb, respectivamente, mientras que en el mercado local el rendimiento de los Bonos M a 2 y 10 años disminuyó en 11 y 8pb, respectivamente. En contraste, el peso tuvo una jornada de recuperación cerrando en 19.87 pesos por dólar, una apreciación diaria de 0.7%. Finalmente, el precio del petróleo (Brent) ganó 1.9%, finalizando la jornada en 113 dólares por barril.

loscapitales@yahoo.com.mx

www.agendadeinversiones.com.mx

_

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(787 , 1)