Redacción MXPolítico.-Ya es muy tarde para corregir la devastación que causaron algunas de las pifias de la OMS y de sus altos mandos, pero  hoy parecen querer corregir la plana o tal vez estén intentando cerrar el círculo de impunidad. ¿Qué será?

DESPUES DEL NIÑO MUERTO A TAPAR EL POZO

Cuando menos hace 18 meses iniciaron los contagios en China de lo que sería la epidemia más costosa de la historia moderna y la primera pandemia realmente global registrada en la Historia de la Humanidad. 

Durante los primeros meses de esta tragedia de proporciones aún incalculables, los directivos de los organismos multinacionales que debían haber participado en las investigaciones y prevenciones iniciales abdicaron su responsabilidad. Nadie es tan responsable de la falta de acción como el Filosofo con estudios en inmunología vestido de Médico Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus Director General de la Organización Mundial de la Salud –OMS-. 

La carrera de Tedros como Canciller y luego Secretario de Salud en su país natal –Etiopía- había sido ya señalada por ocultar algunos brotes infecciosos que afectaros a países vecinos, pero esta vez su incapacidad o sumisión al poder fue catastrófica para miles de millones en todo el planeta. 

Hoy en día sabemos el Covid19 es muy contagioso, que inició en una zona de China llamada Wuhan, que no se ha encontrado la cadena de transmisión entre el murciélago y el primer humano ni mucho menos entre el murciélago y la especie intermedia que según la versión “oficial” fue la forma en la que nos llegó esta plaga universal.

RECORDAR ES VOLVER A VIVIR

Para los que seguimos día a día las noticias internacionales, es muy claro que la OMS fue absolutamente inútil durante los primeros meses de la infección y el inicio de la pandemia. De hecho uno puede alegar que hasta fue dañina por sus declaraciones que minimizaban el riesgo. La OMS declaró por semanas que la enfermedad no era contagiosa, que no había porque frenar el turismo internacional, que no había porque usar cubre bocas y claro que China había sido ejemplar en su transparencia, mientras que ignoraba los estudios independientes y denuncias de Taiwán que desde un inicio advirtió que este virus era altamente contagioso. Toda esta serie de basura intelectual atenta contra la inteligencia y el buen gusto. 

Para continuar con su carrera de sumisión al poder Tedros declaró a inicios de este año que su equipo de especialistas prácticamente daban por cerrada la posibilidad a que el primer contagio se haya dado por un accidente del laboratorio de estudios biomédicos en el famosos Centro de Virología de China en Wuhan, que es uno de los pocos laboratorios en el mundo que de hecho tiene esos murciélagos como los que son origen del Covid19. Debemos recordar que China no permitió que científicos independientes investigasen la zona de Wuhan durante los primeros 12 meses de la pandemia es decir del 2019 al 2021. 

También debemos recordar que China admitió haber quemado las primeras muestras del virus por miedo a su contagio, pero esto es muy conveniente para quien quiere borrar el rastro de contagios y la cadena genética del origen y su evolución. No obstante Tedros siguió aplaudiendo a China durante todo el 2020 hasta que esta semana algo cambió.

En un raro viraje de timón, el jueves el Director General de la OMS declaró que la segunda etapa de su investigación acerca de los orígenes de la pandemia incluirá a los laboratorios de genética y virología de la Zona en la que inició la pandemia, es decir entre otros el Laboratorio que durante meses ha sido señalado por redes sociales  y pensadores independientes como uno de los posibles orígenes de un contagio accidental.

Los comentarios de Tedros también indican que se revisarán otros mercados de animales exóticos en la región, es decir aún espera encontrar la prueba que confirme su dicho inicial, de hecho seguro ruega a Dios, si es que cree en ÉL, que aparezca el animal intermedio, que por algún milagro China pueda rastrear en estas semanas el eslabón perdido del virus que habría mutado de murciélago a otro animal y de ahí al ser humano.  

Según pruebas de excremento en Europa ya se tenían contagios a finales del 2019 y en China a inicios del otoño, por lo que la versión oficial de las fechas y tal vez hasta de los orígenes es una farsa.

XI JINPING Y CHINA SABEN LO QUE PASÓ Y DIRÁN SÓLO LO QUE SEA NECESARIO 

Las autoridades chinas saben qué pasó o al menos cuándo pasó,  pero se han esforzado en utilizar todos los medios económicos y diplomáticos para evitar incluso hablar de la posibilidad de que un accidente en su laboratorio haya sido la causa de la catástrofe que aún estamos viviendo. Quedan muchas preguntas y muchas conductas por ser aclaradas y sancionadas.

¿Quién ordenó la destrucción de las primeras muestras del virus? ¿Por qué se persiguió a los primeros médicos que denunciaron la existencia de esta nueva enfermedad? ¿Por qué se dio la orden de cerrar los viajes de Wuhan a Beijing pero no se cerraron las salidas al extranjero? ¿Quién dijo que el virus saltó de un murciélago a un animal sin tener la prueba? ¿por qué se dijo que el contagio inicial fue en el mercado de mariscos y animales exóticos si en el mismo no se encontró el primer animal ni en el mismo se venden los murciélagos en cuestión? ¿Por qué no se dijo desde un principio que en el lab había de esos animales? y que se realizaban estudios de manipulación genética para estudiar contagios de estos virus a seres humanos y que dichos estudios recibían dinero de fondos de EUA en donde el Doctor Fauci podía estar involucrado a través de la empresa Eco Lab.

El presidente de China tiene esta y mucha otra información, incluso la que podría involucrar a otros países o ejércitos en temas vergonzosos, por eso es que él tiene el As bajo la manga que de ser necesario utilizará y con el arrastrar a muchos políticos y empresarios de otros países que por una u otra razón no hicieron público lo que sabían del asunto a inicios del 2020.

¿LAS EMPRESAS DE REDES SOCIALES AL APOYO DEL BLOQUEO INFORMATIVO?

Durante le inicio de la pandemia las redes sociales reportaron la realidad de lo que pasaba, pero poco a poco China y varios integrantes del poder mundial relacionados con Beijing dieron las líneas de comunicación de la campaña de cobertura más impresionante de la historia: ¡No más teoría del laboratorio! ¡Todos a repetir que el contagio fue por un animal a pesar de que no haya estudio genético que lo demuestre! ¡El que pregunte otra cosa o pida otros estudios debe ser silenciado y declarado anti ciencia!

Seguir la Ciencia es mantenerse abierto a otras opciones o posibilidades, en especial sino se tienen las pruebas o evidencia para comprobar la teoría que se da por ley. 

Con la idea de no permitir la difusión de desinformación en las redes sociales se ha permitido cerrar la difusión de ideas y de información que puede ser falsa pero que también puede ser incomoda a pesar de ser verdadera. Veremos si  aparece el “elefante” que después de una “calentadita” al estilo policía judicial mexicana, admita que es “conejo” y que con él se demuestre que el virus nunca salió de un accidente del laboratorio lo que sería una pena para China pero aún mayor para la OMS y las empresas que se negaron a permitir investigaciones y análisis en este sentido.

LA CONFESIÓN NO OFICIAL DE TEDROS

Este jueves que vivirá para la historia se escuchó al Director General de la OMS admitir lo que por meses de trato de silenciar en las redes y medios de comunicación del mundo. “…Ha sido una decisión prematura el descartar la teoría –posibilidad- de una fuga del laboratorio…” como posible origen de la pandemia admitió con casi dos años de demora el Científico político encargado de la Salud Mundial y con ello desestimó los resultados de su propio estudio publicado a inicios de este año. “ Yo era un técnico de laboratorio, yo soy inmunólogo…” dijo el político como tratando de darse animo “… Yo he trabajado en laboratorios y en los labs los accidentes  suceden, es común…” Después de esto quiso retomar la postura oficial y cerro diciendo “…pero es poco probable…” y pide a China ser más transparente en contradicción de sus declaraciones de los últimos 500 días. Es decir ¿es común que haya accidentes pero al mismo tiempo es poco probable?  Parece confuso pero seguro para él no lo es. En el laboratorio de Wuhan se detectaron practicas inseguras desde hace años como lo enumeró un estudio del Congreso de los EUA fechado en la época de Obama pero aún así se nos dijo que era imposible ahora se dice que es poco probable. Mañana será otro día y veremos si las posturas siguen cambiando. Mientras tanto cuídese de no decir mucho de esto en redes sociales porque le dirán que usted y los médicos que denunciaron esto desde hace dos años son unos locos. 

Autor: Jorge H. López Portillo 

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(4 , 4)