• Al sumarse al complot, los taxistas no se dan cuenta que están siendo engañados para abrir el campo a una competencia desleal, como ocurre en todo el país; bajo el señuelo de que habrá cambios en su beneficio, se está negando el derecho a la población a tener un servicio seguro por el que paguen un precio justo

Todo indica que diputados de Morena alentaron bloqueos y desmanes en gran parte del estado de Hidalgo -con serio perjuicio económico y laboral- con la idea de anular el proyecto «Taxi Contigo», que incorpora sistemas de geolocalización, botón de pánico, clasificación de servicios y, en suma, se pretende un cambio de 180 para mejorar el servicio, brindar seguridad al usuario a un precio justo con la implementación del uso de taxímetro.

Pero los diputados de Morena Ricardo Baptista, Victor Osmid Guerrero, Armando Quintanar, Lisset Marcelino Tovar y Noemí Zitle, decididos a frustrar el planteamiento del gobierno estatal, promovieron el pasado martes 29 de junio una reunión con los grupos –¿pagados? — que generaron un caos vial en varios municipios en más de diez puntos de alta circulación vehicular con bloqueos simultáneos en la zona de Pachuca.

La idea básica de los morenistas es impedir que el gobierno de Omar Fayad ofrezca solución a un problema añejo del estado y por otro lado, dar vía libre, sin competencia, a las aplicaciones transnacionales como Uber, Didi y otras, que no contienen planes de seguridad y con frecuencia se ven involucradas en incidentes delictivos.

El sabotaje a la movilización comenzó en Tula a las 07:00 horas del martes 29, exactamente el momento en que obreros y empleados salen hacia sus centros de trabajo. En Pachuca y otros municipios colindantes, los bloqueos comenzaron a las 08:00 horas, con severo perjuicio tanto para los que utilizan transporte público como automóvil particular.

Los saboteadores realizaron cortes a la circulación lo mismo en tramos viales de acceso a Pachuca, Mineral de Reforma, Tula, Tepeji del Río y Tezontepec de Aldama, entre otras localidades.

En Tula bloquearon ocho carreteras, por lo menos, así como en Tlahuelilpan, Mixquiala y Tezontepec. También en la carretera México-Querétaro, San Mateo Segunda Sección, Pachuca-Ciudad Sahagún en el distribuidor vial La Paz.

También se afectó el Tuzobús en las estaciones Tecnológico de Monterrey, Estación Hidalgo, Gabriel Mancera, Efrén Rebolledo, Tercera Edad, San Antonio y Ejército Mexicano.

UN SABOTAJE CON RUTA JURÍDICA, POLÍTICA Y LEGISLATIVA»

En una reunión «cuasi clandestina», los diputados de Morena plantearon algunos puntos a desarrollar en los planes de sabotaje contra la plan de movilidad echada a caminar por el gobierno del estado, a las organizaciones de taxistas disidentes utilizados para los bloqueos, a los que señalaron «una ruta crítica» de tres puntos: «Jurídica, política y legislativa».

Prometieron, inclusive, cambiar la ley del ramo, para lo cual harán acuerdos con los miembros de la próxima legislatura que entrará en funciones, «con esta comisión (sic), se vaya avanzando, dando seguimiento y así, en septiembre próximo» esté madura la maniobra.

Se supo de la reunión por un video filtrado, donde se ponen de acuerdo para echar por tierra la iniciativa ya madura del gobierno estatal, dando preeminencia a grupúsculos sin representación real de los gremios de taxistas, y en cambio, a los choferes organizados que representan a la mayoría no los toman en cuenta, al grado que los trabajadores del volante comenzaron a quemar llantas frente al recinto legislativo en protesta, y así, de mala gana, accedieron a escucharlos… en la calle.

Cabe mencionar que entre los detalles ya mencionados, el programa «Taxi Contigo» establece la renovación del parque vehicular, la capacitación de operarios, la conexión al C5i, permitiendo la atención al botón de pánico para todo tipo de emergencia.

Desde los inicios, «Taxi Contigo» fue un amplio programa de renovación de movilidad siempre en peligro de no realizarse, por las presiones que comenzaron a ejercer intereses claramente ligados a la marca «Uber» y otras aplicaciones transnacionales.

Pero la perseverancia y convicción, tanto del gobernador Omar Fayad como del secretario de Movilidad y Transporte, José Jesús Guevara Muñoz, hicieron finalmente posible que la idea se hiciera realidad tangible.

El asunto es delicado porque los taxistas no se dan cuenta de la trampa de los morenistas que estaría abriéndoles una competencia desleal como ocurre en otros partes del país. Ellos mismos se están dando un balazo en el pie.

Por: Antonio Ortigoza Vázquez
@ortigoza2010

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(15 , 1)