Redacción MX Político.- México empezó producir vehículos en 1921, pero en los últimos años, su papel en el concierto mundial ha crecido al grado de que actualmente México es el séptimo productor de vehículos a nivel mundial y el primer lugar en Latinoamérica. Hoy en día, de acuerdo con cifras de la Industria Nacional de Autopartes (INA), de cada 100 vehículos (engloba automóviles, camiones y tractores, entre otros) producidos en el mundo, 3.9 fueron ensamblados en México. En efecto, el sector automotriz ha figurado como uno de los más importantes del país en materia económica, al grado de que la fabricación de vehículos y autopartes representa el 31% de la manufactura de México; además, significa el 18.3% del PIB manufacturero nacional.

Al respecto, Héctor García, director general de Netsoft, la empresa que proporciona diversos software para la industria automotriz, nos dijo: “hoy más que nunca, impulsar al sector automotriz es clave para evitar que la economía del país se vea afectada por el entorno global, que es incierto y complejo. Contar con tecnología de vanguardia como los ERP en la nube es crucial para el sector, desde las mejoras en la cadena de suministro, hasta el impulso que provee para áreas como ventas y marketing. De extremo a extremo, el software y la automatización permiten minimizar el margen de error, y mejorar la rentabilidad de los procesos de producción, transporte y ventas dentro de esta industria clave”.

Consideran que la FED aumentará en 100pb la tasa de interés bancaria.

Continúa en el mundo el combate a la inflación, y en EU es inminente una reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal para una nueva decisión de política monetaria, con publicación de nuevas estimaciones de inflación, crecimiento y empleo se descuenta en el mercado un nuevo incremento de 75 puntos base en la tasa; sin embargo, algunos ahora especulan que pudiera haber un aumento de hasta 100 puntos base. La tasa, con el aumento de 75%, llegará al rango de 3.0% a 3.25% y con los nuevos estimados podría llegar a niveles de 4.0% a 4.25% para el cierre del año o como muy tarde al inicio del próximo. Esto lo veremos en la nueva grafica de puntos a publicarse junto con la decisión de política monetaria.

Dado este escenario para la inflación, las tasas en la parte de 2 años llegaron a niveles 3.85%, con casi 30 puntos base de alza en la semana (hasta el jueves 15 de septiembre) y de 3.45% en el horizonte de 10 años, con 15 puntos base de alza en el mismo periodo. Para la semana se esperan pocos movimientos y mucha incertidumbre hasta el momento que salga el comunicado de la FED y todo el ejercicio de estimaciones, así como la intervención del presidente del instituto central norteamericano.

En México -consideran analistas de CIBANCO- el diferencial de tasas entre dólares y pesos vuelve a ampliarse. Se había mantenido durante varios días alrededor de los 550 puntos base y ante el desplazamiento de los réditos en dólares, sus contrapartes en pesos reaccionaron. Los niveles de tasas nominales alcanzaron alrededor del 9.18% en vencimientos a 10 años, con un alza de 25 puntos base y para los plazos menores a 3 años se dieron niveles ya por arriba del 10%. El mercado local observa mayor nivel de riesgo, ya que no sólo la inflación mantiene un balance al alza, sino que la política monetaria de la FED seguirá siendo parte importante en la toma decisiones de Banxico en cuanto a la determinación del nivel de aumento de la tasa de referencia. Un tercio del consenso del mercado ya descuenta niveles de 10% para la tasa de referencia al cierre del año. Nosotros ajustamos el rango del 9.75% a 10%.

Con esto reafirmamos la estimación sobre la decisión de política monetaria del Banco de México de un incremento de 75 puntos base (pb) en la tasa de interés de referencia para llegar a 9.25%. Banxico debe mantener una postura firme para contener el deterioro de las expectativas de corto y mediano plazo, así como generar las condiciones que permitan el descenso esperado de la inflación, cosa que empezaría a suceder hacia el final del 2023.

El tipo de cambio mostró algo de volatilidad a lo largo de esta semana, pero dentro del rango que ha establecido en las últimas semanas $19.80 a $20.10 pesos por dólar. La paridad cierre esta semana corta en niveles alrededor de los $20.06 pesos por dólar. A pesar de la volatilidad, el tipo de cambio se contuvo dentro del rango, ante el sostén de los flujos de portafolios globales que demandan papeles con tasas en pesos en las últimas semanas, además de las remesas.

La inflación en EU técnicamente habría tocado techo en julio, pero los precios siguen subiendo.

La inflación de Estados Unidos habría tocado techo en julio, pero los precios no se han moderado en agosto, tal y como esperaba el mercado. En general, el análisis de los inversionistas es que, dado el último reporte de precios, la Reserva Federal (Fed) tendrá que mantener durante más tiempo una política monetaria agresiva para contener los costos, lo que frenará el crecimiento económico y reducirá los beneficios empresariales. También fue noticia los continuos intentos por parte de la Unión Europea para tratar de contener el impacto negativo de la crisis energética. En temas geopolíticos, destacó el encuentro entre los mandatarios de Rusia y China en el marco de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), que se celebra en Samarcanda, Uzbekistán.

El reporte de inflación parece reafirmar el plan de la Fed para seguir subiendo la tasa de interés de manera contundente al sugerir que las presiones inflacionarias serán mucho más fuertes en los próximos meses de lo que los mercados habían esperado originalmente. Esto aumenta el riesgo de que la Reserva Federal no sólo sea mucho más agresiva en las subidas de tasas, sino que los mantenga más altos durante más tiempo.

loscapitales@yahoo.com.mx
www.agendadeinversiones.com.mx

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(16 , 16)