LOS TRES REYES INGLESES DE NOMBRE CARLOS

Carlos I, Acusado de Traición, Decapitado Alegre y Mujeriego Carlos II, Convertido al Catolicismo El Más Longevo Acaba de Asumir el Reinado.

Redacción MX Político.- En el Siglo XVII los ingleses tuvieron como reyes a Carlos I y a Carlos II y su descendencia llega hoy hasta el Príncipe Guillermo de Gales, hijo de quien desde el 9 de este septiembre es el Rey Carlos III, según las narraciones biográficas consultadas.

Los ancestros tuvieron vivencias muy diferentes, uno fue tirano y su hijo complaciente, sociable y mecenas de artistas y de científicos.

Por las noticias que llegan de Londres, nos enteramos que continúan los honores a la Reina Isabel II y el comienzo del reinado de su primogénito tiene tropiezos sin importancia, pero que el hombre de 73 años parece que no se preparó a conciencia y además lo tachan de no ser carismático. Camila, Reina Consorte, lo acompaña a todo evento e inclusive en la oficina imperial. La popularidad no está con ellos.

JUNTOS EN LA CAPILLA

Antes de comentarles sobre el trío de los Reyes Carlos, escribo que este lunes 19, mientras en México recordaremos el terremoto de 1985, los ingleses darán anglicana sepultura a los restos de Elizabeth Alexandra Mary, once días después de fallecida, en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor.

En ese mismo lugar está enterrado el Príncipe Consorte, Felipe de Edimburgo y último Emperador de la India; murió a dos meses y un día de cumplir 100 años.

En la investigación periodística pude saber que en esa capilla desde 1760 cuando inhumaron al rey Jorge II, no se realizaba otro Funeral de Estado, es decir el sepelio de un monarca.

En los cuatro días anteriores a la ceremonia final, el público en general tuvo acceso al salón donde se colocó el féretro y en esa forma despedirse de una mujer que conquistó simpatía, cariño y popularidad desde antes de subir al trono imperial.

Lo que está escrito sobre el matrimonio real que duró más de 73 años, es que Isabel II amaba a su esposo y él le correspondía. Era una pareja feliz y compartían familiarmente. El Príncipe fue respetuoso de las determinaciones que tomaba su esposa y en algunas ocasiones, llegó a manifestar su opinión personal sin interferir en la parte gubernamental.

CARLOS I, DECAPITADO Y…

Es probable que en unos días más conozcamos el por qué el nuevo rey inglés adoptó el nombre de Carlos III. Sus dos antecesores del mismo nombre, pertenecientes a la Casa Estuardo, tuvieron vivencias muy diferentes y contrastantes. Carlos I no se distinguió por su buena relación con el pueblo, trató mal a sus súbditos y lo acusaron de tirano. Su hijo conquistó la Restauración de la Monarquía, fue mecenas de artistas y científicos. Logró conciliar a los ingleses con escoses e irlandeses.

Carlos I y su esposa Ana de Dinamarca tuvieron cinco hijas y cuatro hijos. El primero se llamó Carlos Jacobo y murió horas después de nacido. Por ello el siguiente, Carlos, encabezó la lista de sucesores y en 1630, a los 30 años de edad, asumió el trono. Su coronación fue muy singular, pues el Parlamento que en un principio se opuso al matrimonio con Enriqueta María de Francia, hermana del rey Luis XIII, tampoco aceptó que estuviese en la ceremonia. ¿El motivo?, la francesa era católica.

La lucha por el poder del rey y del Parlamento fue permanente y tumultuosa, escribieron los historiadores. El rey de Inglaterra, Escocia e Irlanda, se manejó en un campo de complicaciones y de ahí sus actitudes de tirano.

En el 1649 cayó en un declive que inclusive le costó la vida. Se produjeron dos Guerras Civiles promovidas por los antimonarquistas liderados por Oliver Cromwell que estableció un gobierno republicano y en los finales de las batallas entre escoses e ingleses, Carlos I perdió el combate y estuvo preso antes de ser llevado a un juicio, acusado de tirano, asesino y traidor a los ingleses. El tirano Oliver Cromwell lo destronó.

La sentencia dictada por los juzgadores: ¡decapitarlo!

Se cumplió el 30 de enero de 1649. Cuentan que fue sin mayor protocolo el verdugo de un solo golpe, seco y duro, desprendió la cabeza del Rey Carlos I.

Una segunda particularidad. Se lee en las páginas de la historia de este hombre, que perdió la vida a los 49 años de edad, fue sepultado en el Castillo de Windsor después de que Oliver Cromwell “permitió” que cosieran la cabeza al cuerpo del ajusticiado.

CARLOS II Y SUS 14 HIJOS

Oliver Cromwell, político y militar inglés, recibió del Parlamento el nombramiento de Lord Protector y asumió poderes en Inglaterra, Escocia e Irlanda, desde 1653 hasta su muerte en 1658. Lo que actualmente es la Mancomunidad de Naciones, la es creación de este liberal que comenzó con Inglaterra, después los dos países ya mencionados. Hoy son 14 naciones las integradas a la Mancomunidad.

Al morir Oliver, su hijo Richard Cromwell, heredó el cargo de Lord Protector. Durante varios años recibió educación y preparación directamente de su padre, sin embargo no era de dotes políticas y no sentía deseos de gobernar, situación que fue aprovechada por Carlos II para restaurar la monarquía.

La historia de este personaje del Siglo XVII es muy prolija y en este comentario sintetizó aspectos curiosos o de tipo anecdótico. Para comenzar su reinado, Carlos II aceptó que su esposa Catalina de Braganza o Catalina de Portugal no podía ser coronada reina. Dos impedimentos se presentaron: estaba embarazada y era católica. Además las bodas fueron por poderes y en secreto tanto la católica como la anglicana.

El rey nació en el Palacio de St. James, en Londres, el 29 de mayo de 1630 y contrajo nupcias dos años después de asumir el trono. Un segundo detalle, Catalina no pudo ser madre de ese primer embarazo y los médicos diagnosticaron que no volvería a tener esa oportunidad. De ahí, dijeron en aquel entonces, Carlos II se convirtió en un mujeriego que enamoraba a solteras y casadas, de éstas hubo varias de la nobleza que inclusive le dieron hijos. En total, el reinante inglés reconoció a 14 hijos e hijas, a quienes les dio títulos de nobles.

“El Monarca Alegre” fue el apodo que le pusieron a Carlos II. Un Rey que fue muy querido, gozaba de mucha popularidad, por su simpatía y el carisma del que careció su padre. Lo catalogaron como un pícaro, animoso y conversador. A él le correspondió instalar el Parlamento de los Caballeros, también conocido como Parlamento Caballero Arrogante. Sustituyó al Parlamento de la Convención decretado por Oliver Cromwell.

Durante su reinado de 25 años surgieron por os partidos políticos. Los liberales agrupados en el Whing y los conservadores se integraron en el Tory. El que llegó a ser Rey de Inglaterra, Escocia, Irlanda y Francia, el 2 de febrero de 1685 sufrió un ataque de apoplejía y padeció insuficiencia renal, muriendo 4 días después.

En el lecho de la muerte, Carlos II aceptó recibir la Extremaunción, convirtiéndose al catolicismo. Su hermano Jacobo, Duque de York, lo sucedió inmediatamente y fue Jacobo II de Inglaterra.

LONGEVO Y NO ES POPULAR

Al nacer Carlos Felipe Arturo Jorge, su mamá era una princesa de 22 años y hasta el 6 de febrero de 1952 heredó el trono y 16 meses después fue coronada como Isabel II, Reina del Reino Unido, jefa de la Iglesia Anglicana y jefa de la Mancomunidad de Naciones, mismos títulos que ahora recibe su primogénito, a los 73 años de edad y asume el cargo bajo el nombre de Carlos III.

Carlos III tiene una tarea titánica desde ahora. A partir de este lunes 19 debe iniciar un diálogo permanente con la Primera Ministra Liz Truss y escucharla, dada la experiencia política administrativa que tiene la mujer 30 años menor que él. Un problema que le dará dolores de cabeza es que ha despedido a 100 empleados del servicio. Están furiosos y habrá demandas laborales, pues hay quienes tienen décadas de laborar en la residencia donde vivió como Príncipe de Gales.

En el ámbito internacional la agenda también requerirá muchas horas de atención. Lo más importante: ganarse a los súbditos, quietar su cara de malhumorado y alcanzar el cariño de la gente.

El nuevo monarca es uno de los de mayor edad al heredar la corona. En el caso de sus ancestros, Carlos I, tenía 25 años cumplidos y Carlos II ya rondaba en los 30. El primero murió a los 49 y el otro a los 54 años.

Carlos III afronta, un problema parecido al que hizo abdicar al rey Eduardo VIII, en 1936, por estar casado con una estadounidense, dos veces divorciada. Las circunstancias sociopolíticas eran diferentes a las del actual matrimonio celebrado en abril de 2005 y aparentemente el visto bueno de la madre del entonces Carlos Príncipe de Galés, evitó un escándalo entre la realeza.

El recuerdo de Lady Diana, primera esposa del ahora monarca, está vigente. Su matrimonio con Carlos Príncipe de Gales fue de julio de 1981 a agosto de 1996. La madrugada del 31 de agosto de 1997 cuando viajaba en un Mercedes Benz con Doli Al Fayed, el chofer perdió el control y se estrelló en el Túnel del Alma, bajo el puente del mismo nombre. A la fecha siguen las versiones si fue o no un “accidente planeado”.

Diana Frances Spencer se casó a los 20 años, 12 menor que su marido. Murió a los 36 años. Fue la mujer más fotografiada del mundo y la ceremonia religiosa, el 29 de julio de 1981, fue vista en la televisión por un millón de personas. Jamás será olvidada.

Desde 1992 la pareja enfrentó problemas y surgió la separación hasta agosto de 1996 cuando se consumó legalmente el divorcio. El hecho de que Carlos mantuviera relaciones con Camila, fue el factor determinante. Camila hizo llorar a Lady Di, reseñaron los diarios londinenses.

El frustrado matrimonio procreó a los hoy Príncipes Guillermo de Gales y Enrique de Sussex. Guillermo es el heredero natural de su padre y Jorge de Cambridge, de apenas 9 años de edad, es el siguiente en la lista sucesoria.

La reina consorte conserva los apellidos de su primer esposo Andrew Henry Parker Bowels y su nombre original es Camila Rosemary Shand, inglesa nacida el 27 de julio de 1947. Es madre de Tom y Laura Rose Parker Bowels. Después de 22 años se divorciaron Camila y Andrew. En 1975 conoció al Príncipe Carlos e iniciaron un romance que perduró 30 años y contrajeron nupcias.

De la extensa historia del eterno aspirante a Rey de Inglaterra, comentó que a los 4 años de edad, en 1952, fue llevado a España donde la institutriz Catherine Peebles se encargó de ayudarlo a dar sus primeros pasitos y a pronunciar algunas palabras, pues Carlos mostraba retraso en ambas facultades. Cuatro años después ingresó al colegio Hill House y a los 14 años su padre ordenó que lo internaran en el Colegio Gordonstoun. En ambos planteles fueron muy estrictos con el niño Carlos, a petición de su progenitor.

Terminó sus estudios en la Universidad de Cambridge, en antropología e historia. Fue el primer miembro de la Familia Británica en obtener un título universitario. En la década de los años 70 formó parte de la Real Fuerza Aérea y Armada Nacional.

jherrerav@live.com.mx

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(11 , 11)