Redacción MX Político.- El primer paso para la nominación de Claudia Sheinbaum a la candidatura presidencial de MORENA ya fue dado.

Ahora solamente falta que lleguen los tiempos para hacerlo formalmente y no contravenir la legislación electoral que impone sanciones fuertes para aquellos que rompen con la legalidad de los procesos electorales.

Para llegar a los formalismos resta mucho tiempo, pero para los altos mandos del partido, diputados, senadores, gobernadores y miembros del gabinete cada día se clarifica más quien cuál de las corcholotas será favorecida por el dedo supremo del destape.

El Consejo Nacional de MORENA al que acudieron el 90 por ciento de los delegados del partido dejó en claro las semejanzas que guarda el Movimiento de Regeneración Nacional con aquel priismo ya desaparecido en que la democracia era anticipada y se sabía el resultado de sus grandes reuniones nacionales, donde quedan establecidas las reglas de cada uno de los juegos en que participarían.

Por lo pronto, el fin de semana quedó definido que la dirigencia nacional del partido se sostiene hasta octubre de 2024, un año más de lo previsto, ya que se convino que fueran Mario Delgado, presidente y Citlalli Hernández, secretaría general, quienes participaran en todo el proceso electoral de ese año, en que se nominará al candidato o candidata presidencial, los 500 aspirantes a diputados federales, los 64 exponentes para el Senado e la República, así como la mayoría de alcaldes en todo el país.

Todo un paquete de nominaciones en las que se incluyen nueve gobiernos e igual número de entidades del país.

Los consejeros morenistas evaluaron la tarea desarrollada por la pareja de Mario y Citlalli y encontraron que ambos lo han hecho de forma inmejorable tanto como que se ha logrado conquistar 15 gobiernos estatales en ese lapso para el que fueron electos, por lo que darles un voto de confianza y un año más de poder e incluirlos como sus dirigentes para la sucesión presidencial les abre muchas opciones.

Hay quienes ven en esta prórroga de mandato un gran golpe a la democracia, ya que los cerca de tres mil participantes no representan a los grupos de inconformes que quedaron al margen de la selección de tres mil consejeros de ese partido.

Sin embargo, en la reunión partidista si quedó en claro que las formas democráticas que se manejan al interior del partido tienen una marcada preferencia por la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, como la favorita para suceder al Presidente López Obrador.

Se evidenció que los grandes electores de las decisiones del partido se suman en favor de la única mujer dentro del grupo de corcholotas destapadas por el Ejecutivo federal y la propia ampliación del mandato de la dupla Mario Delgado-Citlalli Hernández deja en claro el rumbo que toma la selección el candidato o candidata presidencial.

Los dados se notan sumamente cargados, sea por voluntad propia o por indicaciones de las altas investiduras partidistas, pero la ventaja interna de Claudia es abismal.

Dentro de la reunión partidista resonaron los coros ya normalizados de presidenta, presidenta, presidenta que emiten los seguidores de MORENA en cada uno de los escenarios que pisa Claudia. También recibió algunas exclamaciones de ese tipo el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, aunque lejanas la resonancia a la magnitud de las de Claudia.

A esta reunión no asistieron por cuestiones distintas la tercera corcholota presidencial quien salió de Viaje a Londres a representar al gobierno mexicano en las exequias de la Reina Isabel II. Marcelo fue representado por los escasos seguidores que tiene dentro del Consejo Nacional de MORENA. Ricardo Monreal desistió de aparecer en este tipo de escenarios, como lo hizo desde un inicio y no es Consejero de este partido.

//////

Mario Delgado recibió la prórroga a su liderazgo partidista, Alejandro Moreno lo termina en agosto del año próximo y Marko Cortes hasta el 24. Después de la elección presidencial.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(10 , 10)