Redacción MXPolítico.-Con ganas se van a quedar muchos de los malquerientes que no quieren ver consolidar su fuerza y presencia política en el Congreso Local al legislador morenista Juan Javier Gómez Cazarín.
Y es que, bajo el argumento de la paridad y las equidades, pretenden negarle su reelección como legislador plurinominal.


Este hábil y talentoso político tuxtleco bien podría tomar las riendas de la Secretaría de Desarrollo Social a la par de los enroques y ajustes que realiza el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.
Pero lo cierto es que políticamente a la 4T le conviene como líder político desde la Legislatura, donde ha demostrado su valía.


Gran parte del malestar encausado en contra del legislador tuxtleco obedecerá a no poderle meter mano a los 128 mil 420 millones 684 mil 290 pesos que aprobó el mismo Congreso como presupuesto para el 2021. https://www.legisver.gob.mx/boletines/boletinesLXV/BOLETIN1653.pdf
Y es que, en apego irrestricto a los principios de la 4T, Gómez Cazarín ha puesto hincapié en garantizar el respeto al tema de la austeridad republicana, lo que ha mortificado por decir lo menos, a muchos pseudo empresarios y medios que en antaño veían en el Congreso un botín para hacer negocios al amparo de cochupo y la tranza.


Inclusive el mismo legislador recientemente habría denunciado el intento de chantaje y extorsión de un conocido portal noticioso que por no obtener un jugoso convenio, arremetió contra el Poder Legislativo un día sí y otro también.


El propio diputado local puso énfasis en acabar con la vieja práctica de engrosar la denominada fuerza aérea veracruzana –aviadores- los que fueron mandados de puntitas a sus casas por ladrones, dándoles de baja de manera inmediata y en algunos casos inhabilitándoles para no volver a ser contratados por el Poder Legislativo.


Como dato hasta antes de la llegada de Gómez Cazarín a la Jucopo, se pagaban por concepto de seguros a diputados cerca de 4 millones de pesos, 3 millones por concepto de telefonía celular, 10 millones por concepto de renta de vehículos para los legisladores.


Todos esos derroches terminaron con los ajustes aplicados por el diputado morenista, cosa que para algunos no gustó y fue suficiente para emprender menuda campaña de desprestigio.
El afán por destruir y terminar con una carrera política ha sido afanoso, pero habrán afirma el mismo legislador de quedarse en eso, un simple e infructuoso esfuerzo que no habrá de perdurar, pues su compromiso está con los principios emanados de la 4T.


Las tempestades sobre Cazarín habrán de pasar, y nuevamente se demostrará quien tiene el control legislativo del Congreso, las indigestadas para algunos estarán a la orden del día.
 
Al tiempo.
 
Autor: Luis Ramírez Baqueiro
 
Contacto: astrolabiopoliticomx@gmail.com
Twitter: @LuisBaqueiro_mx


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(3 , 3)