Redacción MX Político.- Las famosas “orejas” de Gobernación eran personas civiles que registraban preferentemente pláticas políticas de grupos disidentes del gobierno desde hacía muchos años. Algunos los enviaban desde la dirección general de Investigaciones Políticas, Económicas y Sociales, o bien desde la dirección Federal de Seguridad, el temible brazo armado de la Secretaría del Interior, los antecesores del Cisen.

“Orejas” o escuchas del gobierno las había lo mismo en los partidos, que en los sindicatos, o en las Universidades y sobre todo en los cafés en donde los charlantes de política acudían diariamente a expresar sus opiniones. Recuerdo al Café La Habana como uno de los lugares en donde se reunía la disidencia, no pocas veces con los escuchas.

En el Movimiento Estudiantil de 1968 más de la mitad de los dirigentes del Consejo Nacional de Huelga, (CNH) eran agentes de Gobernación que informaban sobre los movimientos que realizarán los estudiantes, por eso el ejército al mando del general Luis Gutiérrez Oropeza, jefe del desaparecido Estado Mayor Presidencial llegó con una información precisa a reprimir a los estudiantes en Tlatelolco.

Fernando Gutiérrez Barrios a quienes muchos consideraban una leyenda y no fue más que un cuento, era un experto en esos menesteres de la orejeada a los políticos mexicanos, no se le escapaba nadie. Decían algunos que tenía a muchas personas trabajando en los cafés, los restaurantes, así como en otros centros de reunión, lo mismo que en los boleros y taxistas. Muchos periodistas también levantaban un extra informando a Gober.

El espionaje telefónico y de persona a persona siempre ha existido y me niego a aceptar que en este sexenio desapareció, sobre todo porque ahora existen métodos, sistemas y medios más sofisticados muy difíciles de identificar como el famoso melware de Pegasus.

Me niego a pensar que el general Audomaro Martínez Zapata, un militar de todas las confianzas del presidente, sea un florero más en la administración de Andrés Manuel López Obrador y que en el gobierno de la 4T los servicios de inteligencia se utilicen solamente para la seguridad.

Ah y también existen los que trabajan para las agencias y gobiernos extranjeros, pero ese es otro boleto.

++++

Miren para quienes se espantan por lo que está sucediendo en Cuba en donde la población demanda alimentos y medicinas, aquí en México tenemos la misma situación en algunas regiones del país, basta con darse una vuelta por la sierra de Chiapas para que vean como viven los indígenas que están tan abandonados como los cubanos. También pueden ir al Istmo de Tehuantepec en donde la situación es casi la misma pero en donde sigue agravándose por el número de contagios y de muertos que va en aumento por la desaparición de los hospitales Covid reconvertidos. En esa zona sólo se contaba con el Hospital Covid situado en la base aérea de Ixcaltepec y otro en el llamado hospital Civil con 30 camas, los dos desaparecieron. Los istmeños se encuentran en un total estado de indefensión, mientras que el gobierno de la 4T se entretiene con el rollo del espionaje…En INE va este día por Samuel García al que le impondrán una multa que como buen regiomontano le hará temblar el codo, nada de que fue un regalo de mi esposa, a pagar. También van por los verdes por el caso de los influencers. No aparecerán durante un año en la publicidad que destina el el Instituto para los partidos políticos.

circuitocerrado@hotmail.com
@HctorMoctezuma1

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(6 , 6)