Redacción MXPolítico.-Dejemos claro: el Ganso de Macuspana no va a soltar el poder; si se equivoca, vuelve a mandar y no dará reversa porque en su mente eso sería perder, aceptar error y muestra de debilidad.

De tal suerte que subido en “su macho” y confiado en los chantajes disfrazados de carpetas de investigación o compra a billetazos y concesiones, podrá alcanzar la mayoría absoluta para la contrarreforma eléctrica así otras ocurrencias ya anunciadas y que no obstante dañar al país y relaciones internacionales, intentará ejecutarlas pues son sus ideas, aunque sean descabelladas.

Pero en el tema energía, es importante el momento; algunos lo ven negativo, pero no, es muy positivo pues a mitad del camino se sabrán muchas cosas, incluyendo si Alejandro Moreno nos confirma que es traidor y se vende al mejor postor. No sabemos si los otros 70 diputados del PRI lo seguirán cual fieles lacayos y se revelan.

En todo caso el mesías tropical “piensa” que con los 278 legisladores del Morena y sus aliados, sólo necesitará 53 del tricolor para alcanzar la mayoría calificada. Por eso envía la reforma que ya fue rechazada abiertamente por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, pero “Alito” dijo que lo iban a analizar, o sea, dejó la puerta abierta para la ruptura de un frente donde muchos apostamos que el PRI se cuartearía y sería entregado por el exgobernador de Campeche, con reconocida fama de salteador.

Dejar la puerta abierta a la “negociación” es clara invitación al regate, al “a ver qué me das”, o un acuerdo previo de Alejandro Moreno con el machuchón de Palacio Nacional. No sería raro, se sabe (me consta) que el campechano cobra a muy buen precio sus favores desde que era hijo político de Manlio Fabio Beltrones quien lo hizo diputado, senador y gobernador.

Por eso es bueno el tema, para que todos sepan de qué lado está Alejandro Moreno y los demás diputados del tricolor, quienes, según su coordinador, realizarán foros, al estilo del ex partidazo, para decidir su voto.

Frente a esto, el mismo coordinador de Morena en el Senado, el ya disidente Ricardo Monreal adelantó que en la cámara alta el tema se puede definir por unanimidad, para lo cual ya está en negociaciones con la oposición. Está seguro que los 12 del PRI avalarán la propuesta y sumaría a otros que, bajo el recurso del chantaje, aflojen el voto para alcanzar mayoría absoluta.

Monreal se esforzará al tope para volver a ganarse los desayunos en Palacio Nacional y para ello usará todos sus conocimientos para conseguir que al final del sexenio le den el piso parejo que pide en Morena para los aspirantes a suceder al ocupante de Palacio Nacional, quien se carcajea pues no va a soltar el poder.

Pero en lo económico también es buen momento porque sin duda traerá consecuencias económicas importantes, no sólo por la cancelación de proyectos foráneos calculados en 36 mil millones de dólares en energía nuevas y asociaciones con Pemex sino también por inversiones que ya están instaladas, amén de los efectos en los tratados comerciales internacionales  con el T-MECy los contratos con empresas globales que ya generan energías limpias y que a pesar de las altas tarifas de transmisión de CFE, son más baratas que la de la paraestatal.

Porque a final de cuentas, CFE no podrá entregar energía barata pues sólo su pasivo laboral donde se incluyen pensiones ya suma cerca de 500 mil millones de pesos, lo que obliga a la paraestatal a gastar la mayor parte de su presupuesto e ingresos en una pesada nómina sin dejar lugar a la inversión o al menos al mantenimiento.

Debido a ello, tendrá que ser financiada presupuestalmente e intentar recuperar lo más posible con las tarifas de distribución y comercialización, lo cual sólo lograría con cobros más altos.

O sea que aun antes de saber si se cristalizarán los desvaríos de la 4T en materia de energía, ya hay negros nubarrones que si se precipitan van a mojar a todos los mexicanos, por las tarifas altas ante la falta de competencia y generación cara, además de quienes se quedarán sin empleo.

Todo eso se cocina a medio sexenio y “ayudará” junto con la evidente agresión a las clases medias a que se conforme un mayor desacuerdo con la actual “administración” que nos lleva hacia atrás con cada ocurrencia del oráculo de Palacio Nacional.

Autor:  Miguel A. Rocha Valencia

_

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(12 , 12)