Redacción MXPolítico.- En The Purge (USA, 2013), el director y guionista James DeMonaco planteaba un escenario por demás perturbador: en un futuro cercano, las leyes de Estados Unidos permiten un estado de excepción donde, una vez al año y durante 12 horas, todos los crímenes están permitidos, incluyendo el asesinato. La idea es que los norteamericanos den rienda suelta a sus instintos asesinos por tan sólo unas horas a cambio de 364 días de paz.

Gracias a su buena taquilla, The Purge se convirtió en una saga de cuatro cintas, todas escritas y dirigidas por su creador, James DeMonaco. Para esta quinta entrega, DeMonaco cede la silla de director al mexicano Everardo Gout, quien hace mancuerna —una vez más—  con Tenoch Huerta. Ambos trabajaron juntos en la que considero la mejor película de Huerta: Días de Gracia (2011).

En La Purga por Siempre (USA, 2021), Juan y Adela (Tenoch Huerta y Ana de la Reguera) son dos mexicanos que trabajan en Texas, él en un rancho y ella en un pequeño restaurante. Su ascendencia latina, su color de piel y el hecho de que hablan más español que inglés, los hace blancos idóneos para la purga anual. Afortunadamente han encontrado un refugio que los mantiene a salvo de las hordas racistas que salen a cazar bad hombres (sic). 

El plan funciona, la purga acaba y al día siguiente regresan a sus trabajos, pero resulta que un nutrido grupo de fanáticos (todos blancos, of course) se han organizado en redes para que la purga siga indefinidamente, por lo que Juan y Adela tendrán que buscar la forma de sobrevivir.

De todas las entregas de la saga esta es la que abraza con más decisión su carácter de sátira política. Medio es mensaje, y que la cinta sea dirigida por un mexicano, protagonizada por dos estrellas nacionales y hablada la mayor parte del tiempo en español, no deja de ser una provocación.

Huerta asume con vigor su papel como héroe del día, y es que en esta producción norteamericana es un mexicano el que salva a los gringos (los patrones de Juan, que a pesar de todo siguen siendo medio racistas) en una cinta llena de referencias al trumpismo (el asesinato de un periodista al grito de fake news o la mención a los bad hombres) con un guion que incluso le alcanza a lanzar algunos dardos al gobierno mexicano (“hay regiones en México donde se vive una purga diaria”, y conste que esto se filmó mucho antes de la reciente matanza en Reynosa).

Solvente como entretenimiento palomero de fin de semana, La purga por siempre tiene mayor potencial en papel que en pantalla. Lo interesante en todo caso es ver como este “futuro distópico” se convirtió poco a poco en una realidad. 

Autor:  Alejandro Alemán

___

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(27 , 1)