Redacción MX Político.- La actividad política se encuentra en punto de ebullición, acicateada desde la misma Presidencia de la República que se encargó de sacar de la modorra a los partidos y aspirantes presidenciales que desean entran a la contienda de 2024.

Fue el propio Andrés Manuel López Obrador el encargado de seleccionar a los personajes cercanos a la 4T en los que ve a su posible sucesor, aunque encuestas, supuestos y decires de la propia ciudadanía, analistas políticos y rumorólogos de café se han encargado de encartar y descartar a unos y otros.

La realidad es que se adelantaron los tiempos y algunos no lo tomaron en serio y consideraron que estaban demasiado lejanos los momentos en que se decidirían los candidatos de unos y otros partidos, pero la realidad los puso en el ojo de huracán y hoy de todos lados se alzan manos que pretenden entrar en dicha competencia.

Una larga lista comienza a orearse y ventilarse ante aquellos interesados y los partidos inician sus auscultaciones y perfilan las armas con las que disputarán dicha contienda.

Apenas el fin de semana, dos de los partidos calificados dentro de las minorías realizaron sendas convenciones, para otear al futuro, sacando en conclusión que ambos irán en solitario por la Presidencia de la República.

Uno de ellos, Movimiento Ciudadano tiene sus cartas listas y solamente es cuestión de que se alineen los astros para definir cuál de sus prospectos es el idóneo para entrar en la competencia del 2024.

El MC, antes Convergencia Democrática y todavía más antes el Partido Convergencia, está convencido de que puede nadar solo, después de usar como salvavidas para su registro al PRD, al que estuvieron pegados durante muchos años en sus coaliciones.

De la mano de esas alianzas sobrevivieron y consiguieron sus primeros triunfos durante los comicios presidenciales de 2000, 2006, 2012 y 2018, donde también se fundieron con Acción Nacional.

Sin embargo, después del gran fracaso de la elección presidencial del 2018, la rama se desgajó y para la intermedia de 2021, los emecistas decidieron ir solos y no como rémoras de los que fueron partidos nacionales y consideran que les fue bastante bien, con una de 15 gubernaturas ganadas y siete de 300 diputaciones de mayaría, obtenidas con el respaldo de los sufragios mayoritarios.

Ahora, el dirigente vitalicio del partido, Dante Delgado, anunció que para 2024 irán nuevamente solos y que buscarán el triunfo en la contienda presidencial, basados en los candidatos de su propio partido, aunque podrían importar uno que no milita en sus filas.

El PRD la otra organización que efectuó su reunión partidista, se lanzará a la aventura de dejar las alianzas que tanto le han permitido sobrevivir, después del abandono masivo de sus militantes que se refugiaron en MORENA.

Los resultados para el PRD no han sido buenos y su futuro dista de ser halagüeño. Hace seis meses estuvo a punto de perder el registro y lo salvó la alianza concertada con panistas y priistas, lo que les sirvió para obtener algunos triunfos en la CDMX, aunque su registro apenas sobrepasó el tres por ciento necesario para continuar compitiendo en el siguiente proceso electoral.

Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD y cabeza del llamado Grupo de los Chuchos, anunció que su partido se alejaba de la izquierda y se convertía en un partido socialdemócrata y bajo esa denominación participarán en la elección presidencial del 2024 y en las del próximo año, donde pretenden nominar sus propios candidatos en los seis estados donde se producirá el cambio de gobernantes.

Ambos partidos, considerados, en la actualidad, lejanos de la posibilidad de entrar en la competencia seria de la Presidencia de la República, son los que parecen aprovechar mejor el tema de la sucesión, mientras que otros como el PAN y PRI parecen adormilados.

/////////

El estado de Yucatán tiene en el presidente municipal de Mérida, Renán Barrera, al más sólido de los aspirantes al gobierno estatal. Tres veces alcalde de la capital del estado, votado en igual número de ocasiones, aunque su principal obstáculo lo representa el gobernador del estado, Mauricio Vila, militante del mismo partido que él, pero disgustado por las aspiraciones del emeritense. Tal vez por ello, el alcalde panista anduvo la semana pasada en la CDMX dialogando con el dueño del membrete conocido como Fuerza por México, Pedro Haces, quien le ofreció su fuerza política para el propósito que busca. Mal haría Renán en cobijarse bajo esa sombre perniciosa, que ni siquiera pudo concretar el registro de un partido que nació para perder.

Email: ramonzurita44@hotmail.com

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 1)