Redacción MX Político.- Analistas del sector financiero perciben que el Banco de México no está cumpliendo con su objetivo de controlar la inflación, y aunque a muchos les gustó aquello de “actuar con mayor contundencia para lograr el objetivo de inflación”, a otros les resultó sólo una frase para convencer -como dicen los aficionados a la fiesta brava- convencer “al respetable” de que se están haciendo las cosas bien y a profundidad.

La verdad es que el Banco de México no ha logrado convencer a nadie. “Por ejemplo, como dicen analistas de CIBanco, desde su primera publicación de estimados de inflación para cierre de 2022 han realizado ajustes a sus pronósticos. Inicialmente consideraban que en términos anuales los precios al consumidor se ubicarían en el último trimestre de este año en 3.4%, ahora el estimado es 6.4%. A pesar de este constante deterioro en sus estimaciones, no queda claro que Banxico haya encontrado un equilibrio entre transparencia y claridad y se percibe una inconsistencia temporal en el tono de la política monetaria”.

Sí, en los últimos meses, a pesar de estos esfuerzos de Banxico para controlar la inflación, es obvio que ha sido insuficiente, sobre todo en mantener ancladas las expectativas de mediano y largo plazo. Aunque estas se mantienen dentro de los objetivos de la autoridad monetaria, han estado subiendo de forma constante por un periodo prolongado. En términos generales, la inflación se puede descomponer en tres elementos: del lado de la oferta (externos), del lado de la demanda (internos) y la de expectativas de inflación (psicológica). Sobre este último punto es donde la autoridad debería enfocar sus esfuerzos, ya que es la que más influencia puede tener para tratar de romper la actual inercia inflacionaria. Los empresarios y agentes económicos componen sus planes de aumentos de precios en sus productos o servicios con respecto a lo que se han encarecido sus insumos, la demanda que tienen de ellos y lo que han escuchado o leído sobre lo que serán estos aumentos en los próximos meses o años. Así la importancia de dar un mensaje claro, confiable y contundente sobre las expectativas de inflación por parte de la autoridad monetaria.

China aumenta riesgos al crecimiento económico mundial

Por si fuera poco, a la guerra Rusia-Ucrania, y al anuncio de que Finlandia y Suecia decidieron incorporarse a la OTAN, ahora el mundo empresarial está preocupado por un menor crecimiento económico en China, por las restricciones prolongadas por brote de Covid. El impacto en la actividad económica de China implementadas a raíz del repunte en casos de Covid-19 de semanas recientes, resultó mayor que lo que se anticipaba pues al parecer estas medidas se extenderán al menos hasta junio. Además, las cifras para abril de ventas al menudeo y producción industrial muestran un impacto mayor a lo que anticipábamos. Al parecer, lo peor en términos de impactos a la actividad productiva podría ya haber pasado, dado que el gobierno de dicho país ha intensificado los apoyos. Además, el país todavía cuenta con varias opciones de política para hacer frente a la contingencia. En suma, el efecto más negativo se sentirá en el segundo trimestre. Revisamos a la baja la estimación de crecimiento para China de este trimestre a 1.7% anual, desde el 4.7% previo (que ya consideraba algunos efectos del cierre de actividades). Asimismo, la estimación para 2022 en su conjunto pasa de 5.1% a 4.2%. En esta coyuntura, consideramos que una implementación oportuna y decisiva de estímulos fiscales y monetarios adicionales resultará fundamental para encarrilar el crecimiento nuevamente. Esta revisión al crecimiento de uno de los principales motores de la economía mundial se suma a la de días recientes para la economía de EU (de 3.2% a 2.6%), como factores de riesgos a la baja para el crecimiento del comercio a nivel mundial y por lo tanto para la recuperación de la economía mexicana.

Preocupa en EU que su economía entre en una recesión en el 2023.

Resultados mixtos en los mercados financieros internacionales. En el contexto de la ausencia de publicaciones de datos económicos relevantes a nivel mundial, y del surgimiento de temores respecto a la posibilidad de que la economía estadounidense entre en una recesión el próximo año, los principales índices accionarios de ese país registraron retrocesos: el S&P 500 y el Nasdaq disminuyeron 0.4% y 1.2% respecto al cierre del viernes, respectivamente. En el mercado de renta fija, el rendimiento del bono del Tesoro a 2 años se redujo en 1pb a 2.57%, mientras que el de la referencia a 10 años cayó en 4pb, finalizando en 2.89%. En México, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) registró una ganancia de 2.0%. En el mercado de renta fija, el rendimiento de los Bonos M a 2 y 10 años se redujo 1pb en ambos casos, finalizando la jornada en 8.95% y 8.93%, respectivamente. En el mercado cambiario, el peso se apreció en 0.2% frente al dólar, cotizando al cierre del día en 20.07 unidades. El riesgo soberano de México, medido por los CDS a 5 años, aumentó en 1.1%, mientras que en el conjunto de las economías emergentes se incrementó 0.9% en promedio. Finalmente, en el mercado petrolero el precio del Brent aumentó 2.7% respecto al día anterior ubicándose en 115dpb, su mayor nivel desde marzo de este año.

loscapitales@yahoo.com.mx
www.agendadeinversiones.com.mx

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(870 , 4)