·        La ingesta de alcohol y los cuadros de cáncer
 
·        Inclusive el consumo leve o moderado mata
 
 
Redacción MXPolítico.- Acabo de leer un reporte verdaderamente dramático de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud, y quedé petrificado.


Algunos de mis amigos, no amigos y políticos alcoliquillos, como los califica mi mujer, tendrán que poner sus barbas a remojar. El problema es muy grave. Todos moriremos, un día, pero a mí no me gustaría acabar mis días enfermo de cáncer. He visto a algunas personas que tienen que soportar el dolor que los trata con absoluta crueldad. Ojalá le den un vistazo a este texto.

El consumo de alcohol causa gran parte de los cuadros de cáncer a nivel mundial, aunque, a menudo, esta relación se desconozca o se pase por alto, afirma la doctora Isabelle, directora adjunta de la División de Vigilancia del Cáncer de la Agencia. La IARC, de acuerdo con el informe, asocia al consumo de alcohol unos 741,000 casos nuevos de cáncer, registrados en el mundo en 2020.


Los patrones de consumo excesivo y de riesgo -es decir, más de dos bebidas alcohólicas por día- representaron la mayor parte de los casos de cáncer atribuidos a esa ingesta, con un 86% del total.
El consumo considerado de ligero a moderado (hasta dos bebidas alcohólicas diarias) causaron uno de cada siete casos y representaron más de 100,000 nuevos casos. 

La IARC define el consumo de alcohol como la ingesta de todas las bebidas que contienen etanol y divide los resultados del estudio en tres categorías:

Consumo moderado (0.1 a 20 g. por día, equivalentes a hasta dos bebidas alcohólicas).
Consumo de riesgo (20 a 60 g. por día, que equivale de dos a seis bebidas diarias)
Consumo excesivo (más de 60 g. por día; es decir, más de seis bebidas alcohólicas).
Las proyecciones dan una idea de la magnitud del cáncer atribuible al consumo de alcohol, según el sexo, el sitio del cáncer y el país o región del planeta, dice la agencia en la revista médica, The Lancet Oncology.

“También cuantificamos la proporción de nuevos casos de cáncer, asociados con varios niveles de consumo de alcohol y demostramos que, incluso un consumo leve o moderado, tiene un impacto significativo en la incidencia de esa enfermedad”, dijo Harriet Rumgay.

Y los hombres formaron las tres cuartas partes del total de casos de cáncer, atribuibles al alcohol: 567;000 casos.
Otro dato aterrador: el alcohol aumenta el riesgo de cáncer en siete partes del organismo: la cavidad oral, la faringe, la laringe, el esófago, el colon y el recto, el hígado y la mama femenina.

Los casos más numerosos debidos al alcohol en 2020 fueron los de cáncer de esófago, con 190,000, seguidos por los de hígado, con 155,000; y los de mama, con 98,000.
Pero ningún borracho o borracha cree estos datos y no paran de beber, día a día. Un alcohólico no dejará de beber en tanto no “toque fondo” (Llegar al límite de una situación desfavorable). Pero muchas veces, tocar fondo significa morir. El fin de la historia.

A DESFONDO: La científica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Paola Castillo Juárez, realiza una investigación posdoctoral en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) para evaluar las vacunas que se aplican en México contra el virus SARS-CoV-2, en cuyos estudios ha observado que todas ellas generan un nivel similar de anticuerpos neutralizantes, por lo que informó que su calidad es buena para evitar el desarrollo de COVID-19 grave.

Autor: Francisco Gómez Maza


Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(3 , 3)