• FRENAAA marchará el mismo día y ruta que amlistas para exigir renuncia del ganso

Miguel A. Rocha Valencia

Redacción Mx Político.- Dicen que en política no hay coincidencias por lo tanto, la marcha convocada por el ganso para autoproclamarse el más amado, tendrá como objetivo adicional, medir fuerza ventajosamente, con el Frente Nacional Anti-amlo (FRENAAA) y otras agrupaciones, y de ser posible, aplastarlos, ya que estos convocaron a su manifestación desde el pasado seis de octubre y no van a renunciar al espacio.

Recordemos que FRENAAA, comandada abiertamente por el empresario neoleonés Gilberto Lozano respondió al reto del mesías tropical de que si llenaba el zócalo con su marcha “Por la Paz y la Unidad” de septiembre pasado, renunciaría. La plaza de la Constitución se llenó de sobra, pero el machuchón no cumplió y el país sigue hundido en violencia criminal ante la pasividad de un gobierno de abrazos, no balazos con la delincuencia

Organizaciones civiles anunciaron desde tiempo atrás que marcharían el 27 de noviembre del Ángel de la Independencia al Zócalo a las 11 horas, pero “coincidentemente” el profeta de la 4T decidió convocar a sus huestes a caminar por la misma ruta dos horas antes.

Si ambas marchas cumple con sus tiempos, necesariamente habrá puntos de encuentro, especialmente porque en la convocada por el tlatoani tabasqueño, el acarreo será multitudinario, camiones cargados con “fieles” llegados de provincia inundarán las calles aledañas a la plaza de la República, cerrarán Reforma norte y otras zonas cercanas.

Con ello, seguramente aunque salieran en punto de las nueve horas, la retaguardia “chocará” con los “marchantes” de FRENAAA y demás organizaciones convocantes.

Y con eso de que no hay coincidencias, la idea oficial sería ocupar el espacio para evitar que por segunda ocasión en menos de 15 días le ganen la calle al hijo predilecto de Macuspana y lo ofendan con decenas de miles de ciudadanos que le exigirán cumplir su palabra e irse a su rancho.

Por lo pronto Gilberto Lozano quien dicen está ligado entre otros con Pedro Ferriz, Carlos Loret de Mola y Juan Bosco Abascal, afirma contar con los documentos que acreditan su solicitud de espacio ante la regencia de la CDMX, aunque su titular, Claudia Sheinbaum dice que no existen, como tampoco la petición del caudillo de Tepetitán.

En un comunicado, el mismo Lozano se queja del poco eco que los medios han hecho a “La Gran Marcha Liberación para exigir la renuncia del Presidente de México con bases bien fundamentadas en la Ley”, la cual dijo, van a realizar de acuerdo a lo programado, a las 11 horas del domingo 27.

Al mismo tiempo, a través de redes sociales los convocantes a la marcha que enardeció al peje hace unos días, llamaron a vestir o portar alguna prenda rosa si no están de acuerdo con el inquilino de Palacio Nacional en torno a la reforma electoral, a lo cual el mismo ganso respondió que ninguna de esas expresiones le preocupa pues hay 50 millones de mexicanos que lo apoyan y harán presencia en su gran marcha para enaltecer su “obra”.

Dice que vienen de todo el país y el extranjero a postrarse a sus pies, a rendirle tributo y desde luego a hacerle olvidar aquellas palabras pronunciadas por él en el Zócalo cuando dijo que:

“El presidente debe actuar como hombre de estado, no debe comportarse como jefe de facción o partido, debe representar a todos los mexicanos, el presidente debe ser factor de concordia y de unidad nacional, no puede utilizar a las instituciones de manera facciosa ni para ayudar a sus amigos o destruir a sus adversarios” y peor cuando afirmó que “no odiamos ni buscamos venganzas”.

Eso ya se le olvidó y hace todo lo contrario, lo mismo que en economía donde ofreció crecimiento del cuatro por ciento mínimo (estamos en cero promedio) o un sistema de salud europeo o terminar con la pobreza y hoy hay 15 millones más, o acabar con la corrupción y la hizo tan institucional que de ella participan sus hermanos, hijos, nueras, parentela, amigos e incondicionales.

Prometió acabar, una vez asumida la Presidencia, con la violencia, las masacres y mediante una política de abrazos, no balazos, suprimir los cárteles del crimen organizado, hoy tenemos 140 mil asesinatos, mitad del territorio en manos de la delincuencia y ésta con representaciones políticas en gubernaturas, presidencias municipales, congresos federal y estatales e incluso en la burocracia dorada de la administración pública nacional.

O sea, nada cumple y si, como dice Kenia López Rabadán, se comporta como “un matraquero”, no como presidente.

… Veremos qué pasa el domingo, si en verdad no hay acarreos de un lado y del otro si marchan como anunciaron para exigir que el ganso se vaya a la … hacienda de la…

(5 , 5)