Redacción MX Político.- Mientras nos estresamos o aburrimos de seguir escuchando, evadiendo, cumpliendo, padeciendo o resistiendo 24/7 asuntos y mandatos relacionados con el Covid19 la vida sigue.

Cuando era niño, como millones de niños, tenía miedo al famoso monstruo Frankenstein hecho de partes humanas extraídas de cadáveres, ya de adolecente y de adulto he de admitir que la ciencia detrás de la ciencia ficción me fascinó y he tratado de ver cada película basada en dicha novela. El indudable éxito del libro de Mary Shelly publicado en 1818, en medio de la Pandemia de Cólera que azotaba a Europa y a la India, nos habla del científico “Victor Frankenstein” quien nos adelantaba lo que ahora científicos de la empresa australiana Cortical Labs han logrado… reanimar células extraídas de cadáveres de cerebro humano y ponerlas a aprender y de ahí a competir con Inteligencia Artificial en el anticuado pero muy famoso juego de videos “ping pong”.

Las células cerebrales humanas cultivadas en laboratorio aprenden y se desarrollan mucho más rápido que sus similares de ratones o que los chips de Inteligencia Artificial informó Brett Kagan director de dicho estudio, quien los llama “plato cerebros” por estar en platos de laboratorio.

El científico informó que aún están lejos de llamarlos Cyber Brains, pero implicó que ese es el objetivo… “frecuentemente nos referimos a ellas como la Matrix, ya que piensan que son raquetas mientras juegan”. Pronto podríamos estar viendo microchips con células vivas que además aprenderán y podrán tomar decisiones en tiempo real menor y más inteligente de lo que hemos visto en los cerebros artificiales. Irónico que las células del cerebro correctamente orientadas sean las que se usen para crear inteligencia de mejor calidad que la IA.

Nuevamente la ciencia ficción nos ha ganado la partida, hace 200 años Victor Frankenstein armaba humanos con muertos y los reanimaba con pulsos eléctricos lo que parecía una absoluta locura, pero ahora hay experimentos exitosos con células organizadas con cargas de electricidad y adiestradas para poder tener libre albedrío, al menos para aprender a jugar videojuegos y los qué decir de los microchips que se están pensando implantar en el cerebro de personas para distintos fines, incluidos los de ampliación cognitiva y control de aparatos o aditamentos externos al cuerpo humano, tenemos que aceptar que la imaginación no tiene límites y que casi siempre se adelanta a la realidad o más bien la anuncia.

ENFERMERA RECIBE INUSUAL DOSIS DE VIAGRA Y SE LEVANTA DEL COMA CAUSADO POR COVID19.

Como hace dos años lo advertimos, los encierros no sirven para eliminar el COvid19, solo sirven para controlar su contagio, el que de todos modos se dará. Hoy con una nueva versión de dicho bicho, estamos ante pánico generalizado a nivel mundial, desde encarcelamientos a los que no se han vacunado (en Filipinas) hasta encarcelamiento a los que se oponen a dejar de trabajar en nuevos encierros (Alemania). Poco a poco los países democráticos parecen más autoritarios y los países pobres parecen estar a punto de ser excluidos de la “nueva normalidad” de vacunas costosas cada 3 o 4 meses.

Pero hay luz al final del túnel, hay medicamentos eficaces como los Monoclonoides y otros fármacos y no solo las vacunas que no son ni cercanamente eficaces para evitar el contagio como se había anunciado, sino que sirven para evitar la gravedad, algo que ahora se dice era el objetivo desde un principio lo que es mentira y si no lea lo que se decía hace 10 meses o menos.

Incluso en Canadá y en Suecia se ha encontrado que las personas recién vacunadas o con refuerzo, parecen ser más propensas a contraer la Omicrón que las no vacunadas o vacunadas hace mucho, lo que aún está en investigación. Pero lo que no hay duda es que vacunado o no le dará covid19, por lo que debe tratar de estar sano, menor peso y buena condición, parece que la mayoría de las muertes en EUA y de los jóvenes con daños graves post COvid19 son aquellos que padecían sobrepeso. Pero las autoridades como lo dije hace 12 meses se han dedicado a provocar el sedentarismo y la angustia lo que además de favorecer al COvid19 ha ocasionado otros daños como la pérdida de masa muscular y de masa ósea a personas de todas las edades.

Pero si le da covid19 ya hay una nueva opción. En Inglaterra, Mónica Almeida una enfermera de 37 años de edad quien estaba doblemente vacunada contra el covid19 pero padecía un importante problema de sobrepeso, estuvo por 28 días en coma y a unas horas de que llegase el momento de ser desconectada del respirador artificial y por ende fallecer, recibió por suero, una fuerte dosis de Viagra (seguro la primera que había recibido en su vida), lo que abrió sus vías respiratorias, estimuló su oxigenación y le reanimó despertando muy recuperada dos días después.

Mónica había firmado una forma que autorizaba a sus padres y médicos el uso de tratamientos experimentales en caso de ser necesario. Así las cosas los doctores aplicaron el medicamento para la disfunción eréctil obviamente masculina, mismo que recientemente se había usado en Chile para tratar el Covid19 y que desde el 2020 había sido señalado como un fármaco potencialmente útil en contra de la nueva pandemia pero como tantos medicamentos fue desechado.

PRO ENCIERROS, ANTI ENCIERROS, PRO VACUNAS, ANTI VACUNAS Y CERO CONTAGIOS DOS CARAS DE UNA LOCURA

Por múltiples razones el pánico al covid19 que es un riesgo serio, está siendo también un serio caso de neurosis que traerá otras consecuencias.

Por ejemplo en EUA a una mujer llamada Sara Beam quien es maestra de primaria triple vacunada y en redes sociales dice que el salón de clases es como una extensión de su hogar, fue denunciada por personas la detectarse que trasladaba a su hijo de 13 años en la cajuela de su auto por miedo a que el menor la contagiase de Covid19 camino a un centro de detección en donde le aplicarían la prueba.

Desde Zapopan hasta París se pide que a los no vacunados se les excluya de la vida social, pero se olvida que el Omicrón y la nueva cepa detectada en Francia evaden las vacunas existentes, al grado de que los contagios en los países con altos índices de vacunación como en Francia han crecido como fuego en paja. Los antivacunas insisten en que no es necesario ponerse una vacuna que además no sirve para no contraer o contagiar el virus. De hecho su más común argumento es que usar la vacuna no les evita el contagio, ni ser contagiosos y ahora también se habla de nuevos encierros incluso para los vacunados. En China uno no puede viajar de una Entidad a otra sin estar en cuarentena, pero sí puede uno salir del país.

Los encierros ha ocasionado el abuso de personas de la tercera edad, de grupos vulnerables y en especial de menores ya sea voluntario o involuntario, en la salud mental, en la salud física e incluso en la salud biológica. El Doctor y profesor de Microbiología en la universidad de British Columbia en Ontario Canadá informó que …“debido a los encierros por el covid19, infantes han sido privados de tener un sano desarrollo de su sistema inmunológico… así las cosas su sistema inmunológico esta un poco trastornado” concluyó el especialista al reconocer que en varios países en donde los encierros fueron exitosos al obligar a la población a tener muy poco contacto con terceros, se verán consecuencias en otras enfermedades que normalmente le dan a los infantes y que robustecen sus defensas para el resto de su vida incluso otras de las vías respiratorias.

La línea que divide la libertad del libertinaje, la autoridad del autoritarismo y la coherencia de la incoherencia es muy delgada y a veces tardamos tiempo en poder identificarle. Ya ve usted que la idea de Victor Frnakestein parecía imposible, lo mismo que los viajes al espacio. Seamos tolerantes y respetemos la libertad de otros pidiendo lo mismo de ellos para nosotros.

Por lo pronto, hay que gozar la vida. En ese orden de ideas le deseo a usted un excelente 2022, que sea exitoso y feliz, aun con las naturales adversidades o desafíos que la vida nos pone en frente de vez en vez. Recordemos que el dolor es inevitable pero la infelicidad es opcional.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(13 , 1)