EL CASTILLO

Redacción MX Político.- Durante varios días seguirán presentes muchos de los actos y de las palabras expresadas el 15 y 16 de septiembre. No es para menos cuando se reciben tantas acciones y determinaciones encontradas. Las arengas de la noche tradicional septembrina incluyeron frases utilizadas en otras naciones y algunas más nada tenían que ver con la remembranza de la jornada de Fiestas Patrias. Los ex presidentes cayeron en la tentación de incluir un llamado para darle un distintivo a su participación. Si bien no existe un protocolo el texto señala: “Mexicanos ¡Viva la Independencia Nacional! ¡Vivan los héroes que nos dieron Patria! ¡Vivan los héroes que nos dieron libertad; Viva Hidalgo! ¡Viva Morelos”; ¡Viva Allende!: ¡Viva la Corregidora!;¡Viva Aldama! ¡Viva Guerrero!’ (Viva el estado libre y soberano de…?!(¡Viva el municipio de…!) ¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!

Siendo presidente Lázaro Cárdenas agregó la noche del 15 de septiembre: ¡Viva la Revolución Social! El cual no repitieron sus sucesores. Adolfo López Mateos lanzó ¡Viva la Revolución Mexicana! Luis Echeverría agregó al grito ¡Vivan los héroes que nos dieron patria! Al ¡Viva Hidalgo -sumó- el Padre de la Patria!; a ¡Viva Morelos, el Siervo de la Nación!; al ¡Viva Guerrero, el consumador de la Independencia!, ¡Viva Juárez, Benemérito de las Américas! finalizando el criticado ¡Vivan los países del Tercer Mundo! José López Portillo a la arenga tradicional, a la original le impuso: ¡Viva nuestra soberanía!, ¡Viva nuestra autodeterminación!, ¡Vivan nuestras libertades!, ¡México vive, México Vivirá!. Salinas de Gortari tuvo premoniciones, agregó a la original el ¡Viva Emiliano Zapata! y ese mismo fin de año fue el levantamiento de Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Ernesto Zedillo Ponce de León pronunció por vez primera ¡Viva la Democracia!. Vicente Fox fue el primero e incluir a Leona Vicario y en su última participación pronunció ¡Vivan las Instituciones! y ¡Viva la Unidad!. Felipe Calderón no solamente llevó a cabo El Grito en Palacio Nacional sino también asistió a Dolores Hidalgo agregando a Hermenegildo Galeana y ¡Viva el Bicentenario de la Independencia! y ¡Viva el Centenario de la Revolución!. Enrique Peña Nieto se apegó a la tradición y vitoreó: ¡Vivan los héroes que nos dieron Patria y Libertad!, ¡Viva Hidalgo!, ¡Viva Morelos!, ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez!, ¡Viva Allende!, ¡Viva Aldama!, ¡Viva Galeana!, ¡Viva Matamoros!, ¡Viva Guerrero!”

Con López Obrador se pronunció la arenga más larga de la historia con referencias multirechazadas: ¡Viva la Independencia! ¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla! ¡Viva José María Morelos y Pavón! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Ignacio Allende! ¡Viva Leona Vicario! ¡Viva Vicente Guerrero! ¡Vivan los héroes anónimos! ¡Viva la libertad! ¡Viva la justicia! ¡Viva la igualdad! ¡Viva la democracia! ¡Viva la honestidad! ¡Viva nuestra soberanía! ¡Viva la fraternidad universal! ¡Viva el amor al prójimo! ¡Vivan las culturas del México prehispánico! ¡Viva nuestra Independencia! ¡Viva la Independencia de Cuba!¡Viva México! ¡Viva México! ¡Viva México!”

Ye el 16 de septiembre y parado en un templete y no en el balcón de Palacio, con algunos invitados o mejor dicho un número mínimo de asistentes, se presenció el desfile militar tanto en tierra como en aire. Los reflectores apuntaron hacia los discursos del presidente de México y, paradójicamente al de Cuba a quien traer como invitado especial a tres meses de haber llevado a cabo una brutal represión hacia el pueblo cubano merecedora del rechazo y la crítica mundial siguen siendo el tema. Díaz-Canel, con su presencia insultó esas libertades tan cacareadas por el tabasqueño, pero los gritos del contingente militar enviado por Venezuela fue, indiscutiblemente, más allá. López Obrador hizo una envidiable nota de color dentro de la información policiaca al referir el fusilamiento y la decapitación del Cura Hidalgo y, su llamado al término del “bloqueo” de EU. mostró de nueva cuenta el grado de ignorancia existente cuando de relaciones internacionales se trata.

Y los suyos, sus seguidores, admiradores, agradecidos y convenencieros creyentes, no cantan mal las rancheras; no solamente incluyó a la arenga la cónsul de Estambul ¡Viva López Obrador!, sino en Baja California el ridículo la superó con la inclusión de Jaime Bonilla o en plena CDMX vitoreando la alcaldesa de Iztapalapa a Claudia Sheinbaum, antes, obviamente, mencionaron a López Obrador. El concepto de héroe no lo tienen, como se ve, ni claro, ni definido y mucho menos han, por lo menos, buscado su significado.

Habrá de ponerse especial atención al curso y final de la reunión de la CELAC, porque una alerta se presentó ante la ausencia de representaciones militares de Estados Unidos y Canadá, justo de los países con los cuales México tiene tratos comerciales importantísimos. Razones y sin razones, se conocerán en un futuro muy próximo.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(7 , 7)