Redacción MX Político.- ¿México está viviendo desde hace veinte años una especie de “fiebre del oro” en la minería? Eso dicen. Por lo menos así ocurría hace seis años, aunque en el caso del carbón, ha sido imposible recuperar el sitio que alguna vez tuvo en materia de producción en el siglo XX.

Hoy están impulsando ese tipo de minería, aunque respecto de la mina actualmente colapsada, se ubica en el ejido de “Las Conchas”, del municipio de Sabinas, Coahuila; estado que, por cierto, cuenta con la Región Carbonífera más importante del país, cuyo aporte a México es prácticamente del 100% de la producción nacional de carbón.

Y aunque ya se desveló el misterio sobre el propietario, hay que mencionar que la Ley de Inversión Extranjera de 1993 y también la Ley Minera permiten la existencia de empresas de capital cien por ciento extranjero.

Además, desde hace treinta años, la Ley Minera de 1992 declara la minería de utilidad pública y como actividad preferente sobre otros usos del terreno e incrementa la duración de las concesiones mineras hasta por 50 años, prorrogables por otros 50.

Y por cierto, en el jaloneado T-MEC desde hace tiempo se registra la desaparición de aranceles de importación y exportación, así como facilidades para ese tipo de inversión extranjera.

Debemos resaltar que si se ha registrado una caída en alguno de los rumbos de la minería, fue precisamente en el carbón, ya que debido a las energías limpias (hoy satanizadas desde el poder) que se aplicaron en las últimas décadas en México, la minería carbonífera estaba en descenso acelerado.

La Secretaría de Economía de nuestro país, en 2017 señaló que la producción nacional ese año fue de 12.7 millones de toneladas, lo que representó una ligera reducción, cercana al 6.8%, con respecto a las 13.6 millones de toneladas producidas en 2016.

Y sí, Coahuila es el principal productor de carbón en México, aunque Sonora también ha registrado producción desde 2003; sin embargo, aseguran, ésta no ha alcanzado aún el dígito porcentual.

El carbón que se extrae en Coahuila, es producido por un poco más de 50 empresas. El 73% proviene de las grandes, 16% de empresas medianas, 8% de pequeñas y el 3% de microempresas, además un número similar de productores individuales.

Así lo aseguran Ninel Escobar Montecinos y Luli Pesqueira Fernández, de WWF México, en su trabajo “Perspectivas de la industria del carbón en Coahuila Reflexiones desde el enfoque sistémico”.

Aparte del dicho estudio, la crisis en ese renglón continúa en México. La balanza comercial del carbón es deficitaria, señaló el gobierno de hace cinco años, debido a que nuestras exportaciones sumaron 56.7 millones de dólares en 2017, mientras que las importaciones ascendieron a 1 mil millones de dólares, esto es más de 18 veces lo que exportamos, con un balance comercial deficitario de 964.3 millones de dólares.

Dicha región está ubicada en la parte centro, norte y noreste del Estado; limitada por la frontera con Estados Unidos al norte y al este, por los estados de Nuevo León y Tamaulipas. Hay definidas tres cuencas donde se tiene determinada la presencia de carbón mineral y las cuales se conocen con los nombres de: Sabinas-Monclova, Fuentes-Río Escondido y Burgos (Colombia–San Ignacio).

El carbón es de los recursos más importantes en Coahuila. Los minerales que se observan son carbón, azufre y calcita.

Por cierto, a nivel mundial, el principal productor de carbón es China, seguido a lo lejos por países como Estados Unidos, Indonesia, India y Australia. La industria del carbón en China produce el 47% del carbón global; al tiempo que el consumo de esta nación es del 50.5%. Por su parte, las reservas mundiales de carbón, en 2018, ascendieron a 1,055 mil millones de toneladas y se concentraron fuertemente en unos pocos países: EE. UU. (24%), Rusia (15%), Australia (14%) y China (13%).

Pero por nuestras tierras, lo toral para muchos no es el grave accidente en la mina, sino que en aquella entidad con gobernadores del PRI en toda su historia electoral, habrá elecciones el próximo año y desde ahora los tiradores andan haciendo su campañita aunque sea de dientes para afuera.

¿Junto con los mineros quedó enterrado Guadiana como aspirante a la gubernatura de Coahuila el próximo año? ¿Desde ahora cultivando el terreno minado?

Aunque los grillos no descansan, es temprano para decirlo, pero ciertamente no será para Morena un día de campo, además de que los coahuilenses no se dejan.

Y antes que otra cosa suceda los coahuilenses les podrían tocar la polka “La Revolcada” y los kikapúes (de la etnia Kikapú) del norte de la entidad bailarles “La Chueca” o “El Coyote” para que entiendan.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(26 , 4)