EL CASTILLO

Redacción MX Político.- En Hidalgo el año próximo, al igual que sucederá en otras cinco entidades, se presentarán elecciones para el cambio en la gubernatura. Omar Fayad, como también está visto se presenta en los lugares en donde se hará el relevo en el puesto de mayor poder, acumula pendientes, le saltan todos aquellos problemas minimizados durante todo el periodo. A los “normales” vistos desde cada una de las crisis presentes en el país y algunas de ellas en el mundo, se suman renglones ligados con los fraudes y con la nula atención de la federación para lograr se soluciones, ya sea as través de autoridades federales o presionando a las locales para obtener aplicación de la ley, justicia. Uno de estos pendientes tiene que ver con Construcciones Industriales Tapia, cuyo propietario ha sido señalado por presunto robo de combustible del poliducto Tula-Salamanca, entre otros cargos. Como se recordará en ese estado se presentó un escenario espeluznante al observarse a un nutrido grupo de hidalguenses bañándose, literalmente, en gasolina.

La carpeta de investigación sobre este caso apunta: “Al seguir el rastro de la manguera de hule sobre el terreno baldío a 300 metros de la toma clandestina pudimos apreciar, que se introduce a la empresa Construcciones Industriales Tapia por debajo de una barda trasera que delimita dicha empresa”-Víctor Villafaña Baltazar y David Hernández Pedraza, agentes federales denunciaron lo visto a efecto de alertar a PEMEX para evitar una tragedia. El inmueble ubicado en la comunidad de El Cardonal, municipio de Atitalaquia, es propiedad Juan Carlos Tapia Vargas, adquirido mediante contrato de compra-venta a Alfredo Moreno Reyes y Liliana Mendoza Resendiz el 17 de abril de 2012, según declaró el apoderado legal de la empresa, quien también dio a conocer se hicieron triangulaciones al aparecer como arrendado a doña Josefina Cervantes Rosales un terreno utilizado como estacionamiento.

Transcurre el tiempo y no se tiene ningún resultado sobre las supuestas investigaciones realizadas y las determinaciones adoptadas por el poder judicial y la empresa CITapia, se conoce, vende estructuras de acero, tanques de almacenamiento, tubería y recubrimientos anticorrosivos para las refinerías, plantas petroquímicas, plataformas marinas, así como para la industria cementera y alimenticia. Se dice han realizado proyectos para clientes en Europa, Sudamérica y Estados Unidos. Entre sus clientes figuran Pemex, CFE, ICA Fluor, Industrial Dragados, Tecnimont, Samsung, Praxair, Isolux, Abener, Industria del Hierro, Saipem, Odebrecht y OHL.

Es precisamente la liga con la constructora brasileña y los datos proporcionados por Emilio Lozoya que se hace necesario se informe sobre las subcontrataciones realizadas para llevar a cabo acondicionamientos y reconformación de plataformas en la Refinería Miguel Hidalgo en Tula, para lo cual pagaron más de 300 millones de pesos. Sin concretarse todas las responsabilidades, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros consideró se presentó información falsa para intentar defender las acusaciones en contra de CITapia, por lo tato le impuso una multa de 206 millones de pesos la cual, no ha sido liquidada y existe un total oscurantismo en este caso. La inhabilitación decretada por dos años es totalmente ignorada.

Lo revelado es solamente una parte al estar ligada la empresa hidalguense con OHL; los trabajos a PEMEX han tenido costos superiores a los 600 millones de pesos y en ellos también aparece la fraudulenta planta de Agronitrogenados y, por ende, la liga de Juan Carlos Tapia con Alonso Ancira. En su momento, esta compañía también fue ligada con la entrega de apoyos económicos y de otros tipos para las campañas políticas de candidatos a gobernadores no solamente de Hidalgo sino de entidades en donde también cuentan con instalaciones. La protección local mantenida hasta el presente, les ha permitido, inclusive, ocultar información sobre el curso de este caso y contar con varios trámites para poder ser escuchados por funcionarios del gabinete de López Obrador de alta jerarquía y, obviamente, muy cercanos al tabasqueño.

¿Las redes negras en Hidalgo se extenderán para proteger a empresarios el siguiente sexenio? Ya se vera, porque la información, aunque no lo quieran, brota.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 1)