(Parte I)

EL CASTILLO

Redacción MX Político.- Tal vez no sea tan mala idea la constitución de una empresa para vender gas de casa en casa, a fin de poder regular el precio del combustible y evitar se eleve su costo a los consumidores, como ha sucedido en los últimos meses, a pesar de que durante su campaña y al tomar posesión de la presidencia, López Obrador prometió no subiría el precio de los energéticos a los mexicanos, lo que todos vemos no sucedió. Aunque es esta una propuesta buscando solución, existen otros datos con los cuales pudiera obtenerse el mismo fin sin alcanzar de nueva cuenta el calificativo de “proyecto fallido”. Inmerso en grandes crisis multifactoriales sin resolver, en las cuales se incluye el gran problema de la escases de medicinas en todo el país, porque su administración intentó acotar a las grandes farmacéuticas y creó una grave, peligrosa y criminal escasez de medicamentos de uso vital para decenas de miles de enfermos, como los de cáncer, por poner solo un ejemplo, ahora el jefe del Ejecutivo federal se avienta el reto de crear una empresa gasera para distribuir directamente el combustible a los ciudadanos, y además aplicar un sistema de control de precios, el cual impactará directamente en la industria y, finalmente, en los consumidores.

Tras anunciar la creación de la empresa paraestatal Gas Bienestar, López Obrador llamó en su conferencia mañanera a las compañías privadas distribuidoras de este combustible a competir, pues dijo no es posible incrementen el precio de éste. “Que ellos se apliquen. Vamos a competir. No es posible que haya estos aumentos. ¿Qué, quieren la libertad del zorro en el gallinero? Eso ya no hay. No vamos a dejar en estado de indefensión a la gente”, señaló AMLO quien reclamó el aumento en el precio del gas LP afecta, no sólo a la economía, sino a él mismo, porque ya lo deja como mentiroso, ya que prometió en campaña para la elección presidencial no iba incrementar el costo de las gasolinas, diésel, luz y gas más allá de la inflación. Frente a sus pronunciamientos están los recibos a pagar de luz, tiene en sus manos producción y distribución de la energía eléctrica y ¿cuál es el resultado? También están gasolinas y diésel y anuncia una distribuidora estatal ¿es realmente el objetivo abaratarlas?

López Obrador aseguró en tres meses, Gas Bienestar comenzará a distribuir el producto en cilindros en todo el país. Dijo se tienen los recursos para hacer esta empresa paraestatal, por los ahorros logrados (¿alcanzan para bancos, universidades, vacunas y anuncios venideros?). Con base en estas declaraciones, veremos en las próximas semanas compras millonarias, sin licitar, de camiones y cilindros, improvisación de instalaciones y, casi seguramente, sin cumplir las regulaciones. En el Senado de la República, el PAN pidió un cambio en la política energética, que incluya subsidios a la industria del gas a fin de frenar los altos precios del combustible al público y descartó la creación de esa empresa pueda dar resultados en el corto plazo. El senador panista Efrén Bermúdez sostuvo Gas Bienestar es resultado del incumplimiento de las promesas de campaña de disminuir el precio del energético. Responsabilizó a la mala gestión de Pemex y a la falta de subsidios el incremento de los precios del gas LP y afirmó esta falta de apoyos se debe al derroche en los proyectos faraónicos del gobierno.

Por el contrario, López Obrador señala como responsables del encarecimiento del Gas LP a las empresas distribuidoras de este insumo, y según el mandatario con la creación de una compañía gasera bajo la marca Bienestar (la marca de su gobierno) se beneficiará a las familias. Aunque si de lanzar culpas al viento se trata, está la COFECE, o los de antes, o los conservadores o los medios de comunicación o el pulpo gasero. ¿No debería frenarse antes el contrabando, el robo de gas? ¿Se han percatado del surgimiento de gaseras amedrentando a los consumidores a fin de ser nuevos y desconocidos surtidores quienes ingresen al mercado? ¿Gas barato en los cilindros y caro para los estacionarios ubicados en las zonas con multifamiliares habitados por una clase media perteneciente a la vieja o a la nueva generación? Continuará…

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(4 , 1)