Redacción MX Político.- Por lo común se experimenta a lo más, una vez al final de la vida. También es cierto que muchos vivimos de abismo en abismo -igual que de encumbramiento, en encumbramiento, necesariamente.

Acaso el abismo es tan profundo que uno se hace al caer, como si caminara en lo plano. Y se vive también como acenso -efecto de la insoportable levedad del líquido éste, del sentido del equilibrio. Y de una vez lo digo: el abismo, no tiene fin.

SOBRE LA MORALIDAD PÚBLICA:

Pensé en el Estado Mexicano, al que he dedicado mi vocación, indubitable, desde prepúber. Cuya verdadera significación, sobre poderosos pilares, productos universales de la Civilización empeñada ¡Como el hombre empeñado, en que cultura significa seguridad, en virtud -valga la redundancia-, de la “Virtud”! Como sometimiento al orden y no como libertad dentro del Estado de Derecho.

El saberme en el abismo es porque soy hegeliano, y cultura es, toda la obra humana ¡Maldita sea! -la parte maldita, que es y que está.

Hablo del mundo, que así como a todos nos lleva en su rotación y traslación, hay también un sentido para la evolución de la Civilización Humana. Es una fuerza congregadora que lo mismo a la distancia, que a los siglos, no importan orígenes geoetnográficos: lo mismo chinos, indúes que asirios, las tradiciones culturales, con las migraciones, tienden a homogenizarnos en el mundo y a la síntesis de la historia.

Y bastante ya, nos han homogenizado a la humanidad, tanto que en pocos años, digamos 1000, hay sólo cinco grandes religiones, tres grandes familias lingüísticas. Y más vulgarmente, los poderosos y el Poder, tan poco creativos y adaptables, han logrado crear herramientas políticas para el quehacer público, impuestos por siglos y por sus distintos Imperios, sin modificaciones ninguna, en las distintas latitudes del mundo y en sus naciones.

Instrumentos que hacen regímenes, que tocan apenas lo más elemental de las sociedades y las condiciones de su convivencia. Regímenes que también se han homogenizado, de tal suerte que todos en sus respectivos territorios, uniformemente son precarios en sus respuestas a las demandas y anhelos de sus pueblos, desde sus inalcanzables, sordas y mecánicas estructuras gubernamentales.

Cediendo y adoptando las formas recomendadas e impuestas por los grandes estamentos mundiales. Poderosos que amedrentan a los gobiernos de los pequeños y pobres países. Que son todos del mundo, menos 9.

Y la CORRUPCIÓN

germina en todo el planeta y en todas las actividades humanas, alcanzando más lejanas fronteras de las formas de perversión e inhumanidad, ligadas generaciones y países por hilos conductores bastante bien definidos.

Así las cosas, de extremos de perdición humana, que el homicidio doloso, el feminicidio, el secuestro, la violación y la pederastia, inverosímilmente frecuentes ¡segundos por segundos! Hacen que la mentira, la simulación, el chantaje, la extorsión y la traición, sean vicios menores y tolerables. La regla impensable que hace tolerable, lo intolerable.

CASOS EJEMPLARES:

¿Qué gobierno tenemos? A continuación, me pregunté, cuya inteligencia y virtud (moral pública), le propician y permiten negociar con un hombre, de tan menor dignidad, que prefiere que su madre esté encarcelada, y no él.

Lozoya, un hombre capaz de entregarse al Estado que traicionó, falto de pulcritud legal, como servidor público y desprovisto de toda naturaleza de moral pública. Un hombre para el que no tiene mayor valor huir, sobornar, poner a su esposa y a su madre encarceladas, como garantía de su no evasión (?), a fin de ganar tiempo para poder negociar su libertad -en libertad- y conservar los bienes producto del despojo al patrimonio de la nación.

Condiciones que el Estado, nuestro gobierno federal acepta, pues el consentido de la clase política que llevó a la presidencia a Peña Nieto, ofrece revelar todo lo que sabe de todos E IMPUTAR AL EXPRESIDENTE Y EXAMIGO SUYO, al que lo hizo: ¡Nuestro gobierno negocia con un maldito traidor!

¿Qué cosas no se y que explican ese acorrientamiento? ¿Sólo que sean iguales?

Pues ayer publicaron el video del hermanito de López Obrador, ¡agarrando billete, del mismísimo ponededo, asistente de Manolo Velasco!

EL PRESIDENTE DE LA 4T Y SU MORAL PÚBLICA:

HECHOS. Dos hermanos, en los mismos desaseos, que por la sacudida de Pío, sabemos que “nada tiene qué ver”, “que no se puede comparar”, “que son apoyos del pueblo, para el Movimiento”…

Que no son para él, que son para el Movimiento: banalismo que en materia penal y financiera, no aplica. Considero que en materia electoral tampoco. Y conste que dos de tres que pueden, ya sugiere inercia, ya sugiere patrón. Y si es desagradable es por probable. Si lo digo es porque criminológicamente, es ya un indicio irrefutable… Pues no es a esto a lo que me refiero.

La gravedad que me hace retomar estos hechos no vergonzosos para el presidente, radica en que este “Juanito, el Menor”, puso el dedo.

De la misma calidad moral y registro humano, de la misma lealtad que el tal Lozoya, ahí mismo, sin ninguna presión, “indició”: “son para mi carnal” ¡Habla de su futuro Presidente! No dudó en embarrarlo ¿Por traición?

¡No! Absolutamente no. Lo que sucede es que la educación moral de este hermanito menor, ni siquiera imagina que pueda ser cuestionada la honorabilidad del candidato, actual presidente.

Para esos dos López Obrador, no el Presidente -creo que hay otro hermano. Sólo afirmo que esos dos eran consientes que esas operaciones eran actividades ilícitas o delincuenciales pero en su hábitat o ecosistema, eran naturales. De tal suerte que en el video hasta bajan la voz y están volteando con el nerviosismo propio de cuando se tienen las manos en la masa.

Pese a que como todos, sabían que es delito, si no recibirlo, sí la procedencia, y en consecuencia, Lavado de Dinero, y cuyo destino fue, el mismísimo Andrés Manuel López Obrador.

¿Él mismo, cuando invadía pozos, no recibía sobres de González Pedrero? La Transformación ¡Perdón! La Revolución requiere recursos. Quizá, don Enrique, a través de Pío. Ya más delante, de otros, ya más pélido, a través del Benjamín: Y entre ellos, siempre ha sido habitual.

Todos sabemos que durante más de 18 años, el líder vivió necesariamente, a través de las contribuciones ilegales, porque eso son cuando no hay registro de origen ni destino, y si no fuera por los videos, ni siquiera se sabría de su existencia.

Señor presidente, tiene el apoyo mayoritario y el amplio respaldo del pueblo, no sólo de sus seguidores, también habemos coincidencias de valores humanos, de gobiernos que garanticen los equilibrios sociales y contengan aquellos poderosos e inmorales, de la usurpación y el despojo a los pobres, débiles y desprotegidos.

Pero los hechos son claros y el genoma humano, aun distinto el de cada uno, para la humanidad es el mismo. No hay con que somos distintos ¡no en eso!

Reconocimiento, perdón y Comunión, aunque sea a güevo.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(1 , 1)