Redacción MX Político.- Las izquierdas en el mundo han sido un factor de equilibrio, son necesarias, antes del surgimiento de los partidos ecologistas o ambientalistas en el mundo el equilibrio lo marcaban las izquierdas, fueron famosas las izquierdas en el mundo y en México, hubo dignos representantes, de absoluta calidad moral, líderes inmaculados, fieles a su ideología, honestos pensadores, ideólogos y activistas políticos, no solo idealistas o académicos, sino lo mejor, prácticos combativos e impulsores de acciones e instituciones de izquierda. Personajes recientemente desaparecidos como Valentín Campa, Arnoldo Córdova, Heberto Castillo, Demetrio Vallejo, Othón Salazar, Felipe Martínez Soriano, muertos en combate como Genaro Vázquez y Lucio Cabañas. Dónde quedaron los militantes y fundadores de la COCEI, UGOCEM, los Martínez Uriarte y todos esos luchadores, qué acaso no dejaron escuela ni formaron cuadros.

Pero después de ellos, qué pasó, dónde quedó esa corriente de pensamiento, dónde los grandes idealistas, donde el semillero y formación de nuevos cuadros. Alguien nos pudiera ilustrar con al menos un puñado de nombres de mujeres y hombres que pudiéramos considerar los herederos de esos nombres que hemos mencionado. Quien sería heredero de alguno de ellos, cuáles cuadros formados, cuál escuela de izquierda. Acaso los “liderazgos” del PT o en cualquier otro Partido, no se ven.

México ha perdido o ha extraviado a la izquierda mexicana, quién ocupa hoy el espacio de los ideólogos y encarnación de la praxis de la izquierda, ello sin pensar en quien es el valiente que llene los zapatos de Lombardo, donde quedó la escuela que coloreara Trotski, no le dio tiempo de crear cuadros, él no, pero quién sí.

Los orígenes del PSUM, como izquierda opositora dónde quedó, porque no me van a decir que aquella pretendida unión de izquierdas en torno al Ingeniero Cárdenas, del FERROCARRIL, y luego PRD, fue realmente izquierda, tampoco me dirán que la migración o gatopardismo hacia MORENA, asimiló o asimila a las verdaderas izquierdas mexicanas, si es que subsisten. Alguien puede alzar la mano – no solo para señalar su presencia – sino al menos alzar la voz para declararse herederos de aquella tradicional izquierda mexicana. Acaso hoy se perdieron o están tan descastados – castrados pues – que seden su espacio de izquierda a MORENA.

Un nombre, solo un nombre, al menos un ideólogo, que haya evolucionado de los grupos comunistas guerrilleros, que haya crecido para justificar la lucha y muertes de muchos pero muchos jóvenes soñadores e idealistas que conformaron la guerrilla mexicana. O qué sucedió, solo fueron eso, solo llegaron a hacer eso, manejar armas, asesinar, robar, secuestrar, guerrilleros radicales, combatientes, que no pasaron de ser solo eso, hoy a la distancia, asesinos, criminales que pudieron transformarse quizá como en Cuba, héroes más que asesinos. No, no pudieron evolucionar del pensamiento imberbe, adolecente que se quedó solo en “boy scouts” de izquierda, no más.

México necesitas mujeres y hombres de izquierda, pensantes que reivindiquen, al menos, sino la izquierda radical, trotskista o maoísta, una izquierda viable, acaso se han quedado apoltronados en la comodidad de reconocer a quienes hoy se hacen pasar como paladines de los movimientos de izquierda.

sadot16@hotmail.com
Twiter: @eduardosadot
Instagram: eduardosadotoficial

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(7 , 7)