Redacción MX Político.- En la conferencia mañanera de este viernes el presidente Andrés Manuel López Obrador no ocultó el júbilo que le provocó la conclusión de la compra, por parte de Petróleos Mexicanos, de la octogenaria -1929-2022- refinería de Deer Park, hasta esta semana, propiedad de la petrolera norteamericana Shell.

Un caso curioso en la política mexicana porque la compra del complejo industrial localizado en Houston, Texas, se inició en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, cuando Pemex adquirió el 49.9 por ciento de las acciones de esa refinería y concluyó en la administración de su acérrimo enemigo, Andrés Manuel López Obrador.

Ayer en Palacio Nacional se festejó la compra de la refinería como un gran logro del gobierno de la 4T, pero eso está por verse. La planta que procesa el crudo pesado que en México conocemos como Maya, no representó ninguna ventaja económica, ni reducción de los costos de las gasolinas que Deer Park vendió a Pemex en estos 30 años en los que la petrolera mexicana fue propietaria sólo de la mitad de las acciones. Es más, Shell vendió a México refinados producidos en esa planta a precios del mercado internacional.

Tampoco Petróleos Mexicanos obtuvo dividendos en esas tres décadas, porque la petrolera norteamericana siempre argumentó que había que reinvertir las ganancias. Y claro, no se necesita ser un experto en la industria petrolera para saber que una planta con tantos años de vida requiere de un mantenimiento permanente, que cada vez se vuelve más costoso.

Yo no creo que la adquisición del 100 por ciento de las acciones de Deer Park sea un gran éxito financiero del actual gobierno. Tampoco en las cuentas alegres sobre la producción de 100 mil barriles diarios de gasolinas, 95 mil de diesel y 25 mil de turbosina, ni que haya sido una gran compra, mucho menos de que el pueblo tenga una nueva refinería.

//////

El Secretario de Gobernación, Adán Augusto López informó que al presidente le hicieron un cateterismo, después de hacerle una serie de estudios en el Hospital Militar. Esperemos que no sea de consecuencias la hospitalización del mandatario…Javier Coello Trejo quien se hace llamar el Fiscal de Hierro quiere ver a Hugo López Gatell acompañando en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México, a Emilio Lozoya, Javier Duarte, Juan Collado y amigos del club de la uña larga. ¿Lo logrará? Tendrá tiempo el Fiscal Gertz Manero, tan ocupado como está en el asunto de la familia de su hermano, cuya hijastra la tiene en la cárcel. Argumentos hay de sobra, la fallida estrategia del subsecretario para enfrentar la pandemia del COVID-19 han llevado a la muerte a más de 300 mil mexicanos, pero el Fiscal no se manda sólo. En principio, Coello Trejo ya le ganó el primer Round a Gertz. Por lo pronto, el doctor José Luis Alomía Zegarra, uno de los hombres de más confianza de López Gatell, les aventó la dirección general de Vigilancia Epidemiológica, les dijo: si tienen tele ahi se ven y se fue a dirigir la Secretaría de Salud al Estado de Sonora…Ricardo Monreal informó que un juez concedió un la suspensión provisional de amparo a José Manuel del Río Virgen y confió en que pronto el secretario técnico de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores salga del Penal de Pacho Viejo en el Estado de Veracruz en donde se encuentra detenido por su presunta participación en el asesinato del candidato del Movimiento Ciudadano a la presidencia municipal de Cazones de Herrera.

circuitocerrado@hotmail.com
HctorMoctezuma1

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(17 , 1)