·        El Banco de México busca enfriar la economía

·        La Fed sube ¾ de punto a los tipos de interés

Redacción MXPolítico.La doctora Victoria Rodríguez Ceja, gobernadora del Banco de México, no halla qué hacer para controlar el proceso inflacionario, que amenaza con paralizar los procesos productivos de la economía nacional.

La gobernadora busca por el lado de la oferta, pero los ofertantes, los comerciantes, no se convencen de que tienen que observar algunos sacrificios en sus intereses personales y de grupo para calmar las ansias de novillera de la carestía.

Y una de las herramientas antiinflacionarias que pone en práctica el instituto bancario central es el manejo del dinero que anda de mano en mano entre los consumidores de todo tipo, o en las cuentas de cheques bancarias. Es decir, lo que en lenguaje monetario se denomina base monetaria, que es permanentemente monitoreado por los expertos del banco en un intento por enfriar el consumo para detener el encarreramiento que llevan los precios de los bienes y servicios que ofrece la economía a la demanda.

La inflación, entre tanto, sigue su marcha y no ha habido poder humano que la detenga. Ni siquiera el Paquete contra la Inflación y la Carestía (PACIC), impulsado entre los grandes ofertantes de bienes de primera necesidad (la canasta básica) ha podido con los caprichos de los índices inflacionarios.

La inflación arribó ya a un peligroso 8.16 por ciento durante la primera quincena del mes de julio próximo pasado y el Índice Nacional de Precios al Consumidor aumentó 0.43%, tan sólo en esas dos semanas.

El año pasado, en la misma fecha, la inflación fue de 5.75 por ciento.

Ante esta lacerante realidad, la base monetaria (billetes y monedas en circulación y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México) fue disminuida en 3,080 millones de pesos, alcanzando un saldo de 2,488,210 millones de pesos.

Esta cifra implicó una variación anual de 14.7%.

El nivel y el comportamiento de la base monetaria ciertamente refleja en parte las medidas sanitarias implementadas en el país para la contención de la pandemia de COVID-19, así como la persistencia de un efecto precautorio derivado de la misma, que habrían afectado la demanda de efectivo por parte del público como medio de pago. Sin embargo, el comportamiento descendente del dinero en circulación responde a un esfuerzo casi sobre humano para lograr algún control del crecimiento de la inflación.

Esta situación bajista de la base monetaria obligó al banco central realizar operaciones de Mercado Abierto. Así, en la semana que terminó el 22 de julio, el Banco de México realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias con el fin de compensar una contracción neta de la liquidez por 235,261 millones de pesos. Esta fue resultado de: Una contracción debido al depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 238,341 millones de pesos, así como una expansión por 3,080 millones de pesos, debido a una menor demanda por billetes y monedas por parte del público.

Las operaciones de mercado abierto son aquellas que tienen lugar en el mercado de dinero, a iniciativa del banco central, para contraer o expandir la oferta de dinero. El Banco de México interviene en el mercado de dinero mediante subastas para ofrecer crédito o recibir depósitos, y a través de la compra o venta de títulos gubernamentales, ya sea en directo o mediante reportos.

A DESFONDO: La prensa washingtoniana, concretamente en este caso el Washington Post dio a conocer la noticia tan esperada por los agentes económicos del mercado del crédito de Estados Unidos y de mundo entero, en momentos en que nadie sabe si es mejor reír o llorar. La Reserva Federal anunció esta mañana de miércoles que elevó las tasas de interés en tres cuartos de punto porcentual, en el último impulso para frenar el aumento de la inflación, que amenaza la economía en general y pesa sobre las familias y las empresas en todo el país…. Este aumento es el cuarto este año y coincidió con un movimiento igualmente agresivo el mes pasado…. Tasas de interés más altas, dicen quienes creen sabe y no saben, obligarán al gobierno de Biden a realizar niveles récord de pagos de su deuda pendiente en la próxima década, según un nuevo informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso…. El WP reportó que legisladores demócratas dicen que el aumento puede socavar los objetivos económicos del presidente. 

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(13 , 13)