• Lo niega Lorenzo, pero cuando el río suena…
• Lilly Téllez, el brazo golpeador de la derecha

Redacción MX Político.- Hildebrando es una empresa que siempre ha dado de qué hablar, en los corrillos periodísticos relacionados con la cobertura de las jornadas electorales, sobre todo los comicios presidenciales.

Hildebrando es la empresa encargada de manejar el PREP, o Programa de Resultados Electorales Preliminares, que indica inmediatamente de concluida una elección, los montos de votos que ha recibido cada candidato participante, con el aval del órgano jurisdiccional que organiza los procesos electorales, IFE en tiempos del PAN, ahora renombrado como INE.

Desde el proceso electoral y las elecciones en las que el órgano electoral declaró a Felipe Calderón, por medio voto, presidente de la república, por encima del candidato del entonces PRD, entonces “un peligro para México”, y ahora presidente de la república, vapuleado y denostado por la derecha calderonista-foxista, y ultraconservadores noveles, Andrés Manuel López Obrador, en el ambiente periodístico que se destacaba en los espacios físicos de la sede del entonces IFE, se tenía la certeza de que la empresa Hildebrando, propiedad del hermano de Margarita Zavala y cuñado de Felipe Calderón, tenía la sartén por el mango en todo lo referente al conteo electrónico de los sufragios de la “elección” del michoacano y de la elección en la que salió electo, gracias a Monex y a Soriana, principalmente, el “guapérrimo” y “super corrupto”, Enrique Peña.

Pero ahora, el INE de Lorenzo Córdova lo niega.

El pasado 11 de agosto, el Instituto desmintió al periodista yucateco Jenaro Villamil, actualmente presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, quien en un tuíter difundió un video en el que Arturo Sarukhán, ex embajador de México en Estados Unidos, admitía que la Hildebrando fue contratada por el INE.

En aquel mes, la reportera de Expansión digital, Guadalupe Vallejo, publicó tal desmentido. Que el Instituto Nacional Electoral (INE) rechazó que haya celebrado contratos con la empresa Hildebrando, como se difundió durante la conferencia “mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador de este miércoles.

El desmentido de Córdova iba en este tenor: “El @INEMexico nunca ha celebrado contratos con la empresa Hildebrando. Y, de acuerdo con archivos históricos, tampoco se celebraron contratos entre el IFE y dicha empresa entre 1990 y 2014”, tuiteó.

La empresa Hildebrando ha estado inmersa en múltiples escándalos relacionados con actos de corrupción.

Hace ya poco menos de dos años, los medios de información reportaron que el INE, dirigido por Lorenzo Córdova, adjudicó mediante licitación directa un contrato de 347 mil 946 dólares a la empresa Cognito Technology Solutions SA de CV, relacionada con Felipe Calderón.

En la empresa que ganó el contrato trabajaba (de 2011 a 2013) como subgerente, Gabriela Soto García, quien estuvo en Hildebrando.

El pago acordado en la licitación pública LP-INE-012-2020 era en una sola exhibición. Y los servicios prestados eran soporte técnico y actualizaciones de la Red Hat.

Hildebrando, dirigida por el hermano de Zabala, Diego Hildebrando Zabala, ha estado inmersa en múltiples escándalos relacionados con actos de corrupción.

El primero es en 2006. Cuando Felipe Calderón era Secretario de Energía y salió a la luz que la empresa fue beneficiada por múltiples contratos con Pemex.

Ese mismo año, el hoy presidente López Obrador acusó a la empresa de robarse el padrón electoral.

La acusación provenía del PRD y del propio AMLO, quienes aseguraban que Hildebrando SA de CV tuvo contacto con el padrón electoral. A través de la creación de un programa especial para acceder a datos personales.

Precisamente el INE fue quien determinó que no eran culpables. Contrario a las opiniones de un sector importante de la sociedad.

Ésta es una historia que tienen que conocer los mexicanos. Una historia plagada de denuncias de corrupción en las altas esferas de conducción de la empresa pública, autónoma, encargada de organizar los procesos electorales.

En otro orden, la senadora Bertha Luján Uranga, venida a la gran ciudad desde hace muchos años, procedente de Chihuahua nos envió, mediante el servicio de prensa de Morena en el Senado, una declaración, firmada por diputados, senadores y miembros de Morena, en su mayoría mujeres, una declaración de apoyo a la senadora Citlali Hernández Mora, quien ha sido blanco de groseros insultos en el salón de sesiones del Senado.

Los firmantes de la declaración denuncian que Lilly Téllez, el brazo golpeador del panismo senatorial se ha dedicado a lanzar ataques personales, discriminatorios y racistas, dignos de lo más abyecto de la política, en un intento de provocación que, hasta ahora, no le han funcionado para posicionarse políticamente de las mejores formas.

Las firmantes exigen que la senadora Téllez sea amonestada por Comisiones de Derechos Humanos por violentar a la senadora Hernández Mora.

__

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(6 , 6)