Redacción MX Político.- El ex diputado federal y actual líder del tricolor estatal, Alejandro Domínguez, se ha dado a la tarea de realizar una gira por 9 regiones de la vasta entidad chihuahuense, para darles las gracias a las fuerzas vivas de dicho instituto político que con todo en contra, sacaron la casta y el orgullo, para obtener triunfos electorales, que hay que decirlo, no se esperaban en los pasadas contiendas del 6 de junio.

Bajo un entorno de crisis política y económica para el PRI, no solo en el contexto nacional, sino también en el altiplano estatal, el dirigente estatal, se tomó la iniciativa de recorrer una buena parte de la geografía estatal, para felicitar a los candidatos a ediles ganadores (26) así como a los 30 síndicos, así como a los diputados locales, y exhortarlos a que no bajen la guardia en lo absoluto, no obstante que una vez más, se quedaron muy en la orilla, en la contienda por la gubernatura.

Maru Campos, ganó de calle la elección a sus oponentes, sin que nadie le diera pelea.

En ese contexto, la abanderada del PRI, Graciela Ortiz González, quedó ubicada en el cuarto lugar.

Pero, sorpresivamente, el PRI, por si solo se alzó con el triunfo en 26 municipios, lo que desde luego no se esperaba, sino que perdiera muchos de los que tenía. Pero no fue así.

Para nadie es un secreto pues, que Alejandro Domínguez, de manera más que racional y legítima, aspira a quedarse al frente del PRI, por los próximos cuatro años.

La renovación de dicho partido se tendría que llevar a efecto en agosto, pero podría prolongarse hasta diciembre lo cual desde luego no le haría daño a las aspiraciones de Domínguez,

Hasta ahora, se ha desempeñado por dos interinatos.

Esta sabido que hoy ocupa un espacio que ostentaba el diputado local, Omar Bazán, que dejó vacante tras haber sido nombrado, delegado nacional del CEN del PRI, en la vecina entidad de Zacatecas, con motivo de las pasadas elecciones en 15 estados de la República Mexicana.

De manera estratégica e inteligente, Alejandro, ha empezado a cabildear diversos temas con los ediles electos, así como con los síndicos, los diputados locales, así como con los mismos regidores, con miras a tener una relación de coordinación con la nueva administración estatal que habrá de encabezar, la futura gobernadora, María Eugenia Campos.

“El PRI, tendrá que actuar como un partido bisagra, frente a lo que pueda hacer Morena, en contra de la nomenclatura que represente el nuevo gobierno del estado, a partir del 3 de septiembre.
Domínguez, habrá que recordarlo, ya fue coordinador de los diputados federales de Chihuahua, en el tramo del 2015-2018, justo cuando, el mexiquense, César Camacho Quiroz, era el líder cameral del grupo del PRI, en ese mismo año.

También fue, vicecoordinador de Asuntos de Seguridad y de Justicia, en San Lázaro, justamente cuando dejó la coordinación de los legisladores de Chihuahua, por diferencias que se habrían tenido con funcionarios de primer nivel de la administración de César Duarte.

Improvisado en política no lo es, tampoco es un dinosaurio.
En todo caso un bebe-saurio a sus 46 años de edad.

Habrá que recordar que, en el 2018, como candidato a edil por el PRI en Chihuahua en los pasados comicios fue quien destapó la cloaca de lo que con el andar de los días. se convertiría en una caja de pandora, por el tema de “nómina confidencial” en el cual cobraría una especial relevancia, la ex alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, así como su secretario del Ayuntamiento, César Jáuregui Moreno, pero también muchos otros actores de la política, de los medios de comunicación, entre otros.

Alejandro Domínguez, sabe que en esta aventura que está iniciando no está solo, sino que hay otros personajes, que podrían atravesarse en su proyecto, por lo que no se confía, ni tampoco echa las campanas al vuelo, como tampoco espera los grandes apoyos del CEN del PRI, o sea de Alejandro Moreno Cárdenas, quien ya no siente lo duro, sino lo tupido, ya no digamos de las bases del tricolor, sino del régimen de la Cuatro T, que lo trae en la mira, por sus malos manejos al frente del gobierno de Campeche, donde dejó una estela de podredumbre, que la futura gobernadora, Layda Sansores, no vacilara en ventilarla por todos los medios, una vez que asuma los controles de aquella entidad del sureste mexicano.

Hoy los tiempos del PRI, no son los de PRI, de César Duarte, cuando había derroche por doquier.

Puros números rojos se ven hoy en el entorno del PRI estatal.

Para empezar, 77 millones de deudas diversas. 36 millones de dichos pasivos corresponden a multas, que se le atribuyen a César Duarte, por la desviación de recursos hacia las campañas del mismo tricolor en diversas entidades del país.

Solo en demandas laborales el PRI tiene hoy un pasivo por 8 millones de pesos, que dejaron tanto Guillermo Dowell, como el propio Omar Bazán.

Que esperanzas que Alejandro Domínguez, pudiera tener hoy en día, choferes, vehículos nuevos o blindados para moverse por toda la geografía de Chihuahua.

Lo hace por su cuenta propia, viaja solo acompañado de Edgar González, quien la hace de su conductor designado, su secretario privado, por qué los tiempos no dan para más.

Pero de que trae su jugada bajo la manga, de quedarse al mando del PRI estatal, ni quien lo dude.

Si alguien conoce muchas debilidades de la nueva gobernadora, o situaciones turbias, es el propio líder estatal del PRI.

Le pregunto a bocajarro:

-¿Serás un líder lambiscón, zalamero que le estarás aplaudiendo todo a la nueva gobernadora y a su nuevo régimen?
-“En lo absoluto, habremos de poner los puntos sobre muchos temas por demás álgidos, como es la inseguridad, la violencia, ya no digamos en las zonas serranas, sino en todo el estado de Chihuahua, la falta de obra pública, las finanzas quebradas, por citar solo algunos de ellos, porque este gobierno es un lastre, por donde quiera que se le vea, pero además Maru, viene precedida de muchas situaciones turbias que no la dejan bien parada, por donde quiera que se le vea”…..

POSDATA:

JAVIER CORRAL, se ha vuelto una tumba. Ya no dice nada de su futura sucesora, la gobernadora electa, María Eugenia Campos Galván.

No son pocos los que dicen que ya quiere llevar la fiesta en paz, después de no haberle hecho nada, por más que la vinculó a varios procesos penales, nada ocurrió, ni ocurrirá dicen los otros.
Ya vendrán los tiempos de revancha, o de venganza para la ex alcaldesa de Chihuahua, en contra del huésped de palacio y del todavía fiscal general, César Peniche Espejel.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(18 , 3)