• Para los deudos de 26 personas, 53 días después de la tragedia, no encuentran descanso.

Redacción MX Político.- Se dirá que el Sistema de Transporte Colectivo cubrió los gastos funerarios y a algunos de ellos recibieron la indemnización hasta por 650 mil pesos. En eso tasaron la vida de los usuarios fallecidos.

Hoy se cumplen 53 días de la tragedia y, contrario a sus ataques y recordatorios contra la clase media, el presidente apenas si se ha ocupado del tema. Envía el pésame, habla de que el ingeniero Slim cooperará en la reconstrucción y que tardará no más de un año. Empeñó su palabra -que en la mayoría de los casos no vale un céntimo-, con lo cual hace de lado a su protegida, Claudia Sheinbaum. Quizá sea el reconocimiento de su incapacidad política -como científica debe saber mucho- y si no puede gobernar la Ciudad de México sería imposible gobernar al país, todo.

Hay opiniones encontradas. Unas coinciden en que el presidente cuida a su gobernadora; la mayoría, sin embargo, cree que el haber asumido el compromiso de reparar y reactivar la Línea 12 la deja fuera de la jugada.

Si así fuere, el presidente ya mostró sus dos ases y no sirven para matar una tercia de doces. O de patitos.

La jefa de gobierno anunció que la semana próxima se darán cambios en el Metro y no “descartó” que la “directora” Florencia Serranía pueda estar entre quienes abandonen el organismo.

No deja de ser una perogrullada mencionarla solamente para cubrir el expediente. Porque eso de no “descarto” su salida, suena más a protección personal que a acción de gobierno.

La fama de Serranía no es por ser una experta en el manejo administrativo del servicio de transporte público más importante del país. Son muchas las publicaciones que revelan cómo es la encargada de las “grandes compras” y hasta en el Tren Maya incursionó. Y no es militar.

Podrían ser ciertas las versiones publicadas y darían elementos suficientes para no despedirla. El manejo de recursos que pasa por sus manos, dicen los enterados, es más que cuantioso. Y sus contactos con grandes empresas de todos los ámbitos. De tal suerte, tiene influencias hasta el meritito Palacio Nacional.

Olvidar que durante el gobierno de Andrés Manuel López al frente de la Ciudad de México fue directora del Metro, es tener corta memoria. No saber que era vecina de la doctora Sheinbaum, es pecar de ignorancia.

Y seguramente hay sustento en las afirmaciones del dinero que maneja. No ha desmentido que su residencia valga 37 millones de pesos.

¡No la tiene ni Obama!

Lo cierto es que lleva 53 días sin aparecer públicamente como directora del Metro. ¡Esas son vacaciones pagadas!

En asuntos diferentes, la captura de Alejandra Barrios, la lideresa de ambulantes en el Centro Histórico, tiene todo el tufo de venganza política. Ella fue creada por el PRI, cooptada por el PRD y ahora tenía tratos con Morena y, todo indica, no apoyó a los candidatos del partido oficialista.

En política no existen coincidencias. Hay realidades. Las facturas se cobran cuando el poseedor de las mismas es el poderoso o poderosa.

Ya le hace compañía a su hija, la heredera del imperio del ambulantaje. Curioso que los delitos que se le imputan se conocieran desde tiempo atrás y hasta ahora se obtenga una orden de aprehensión.

Usted saque sus conclusiones.

E-mail: jesusmichel11@hotmail.com, Twitter: @misionpolitica, Facebook: Jesús Michel y en Misión, Periodismo sin Regaños martes y jueves de 16 a 17 horas por ABC-Radio en el 760 de AM.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(5 , 1)