“Si no cumples con lo pactado ya puedes esconderte en el infierno”: Louis Untermeyer

• 4T pagará factura a los cárteles
• Más barato comprar armas que pagar piso
• Exigen la renuncia de Hugo López-Gatell

Redacción MX Político.- Tal y como sucedió en la administración del panista Felipe Calderón, cuando la violencia en el país llegó a su máxima expresión y surgieron las “autodefensas” en Michoacán para hacer frente a las organizaciones criminales ante la ineptitud y complicidad de las fuerzas del Estado, en el régimen de la autodenominada cuarta transformación ahora enfocan sus baterías no en el combate a los cárteles de las drogas a las que apenas ven y observan tras dos años y medio de esta gestión federal, sino en la desarticulación de las fuerzas ciudadanas que los enfrentan, pues su actuación pone en tela de juicio la eficacia del Estado en su responsabilidad de garantizar la paz y la gobernabilidad del país y, en primer lugar, la vida y patrimonio de los pobladores en diversas regiones donde la ola de violencia está fuera de control.

La estrategia de “dejara hacer, dejar pasar” las actividades de las organizaciones criminales le resulta muy cara al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador pues desde este momento ya le está pasando factura a la gobernabilidad y la paz del país, y los cambios de gobierno en las entidades donde ganaron los candidatos de Morena, impulsados por el apoyo de los diversos cárteles -como en toda la ruta del noroeste y occidente: Baja California, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Guerrero y Michoacán; y en la zona central en Zacatecas; así como en el noreste donde la disputa por Tamaulipas llegó a grados inimaginables- creó vacíos de poder que ocupan los delincuentes y disputan a sangre y fuego cada pedazo de territorio, sin que la autoridad tenga la voluntad y el poder de intervenir, a pesar de la intensificación de la militarización llevada a cabo por la 4T y la presunta consolidación de la Guardia Nacional.

El presidente López Obrador está preocupado por la intensificación de la violencia en diversos estados que tienen cambio de gobernador y de partido en el poder, por lo que ha intensificado sus negociaciones para realizar operativos conjuntos y rastrear a los integrantes y colaboradores de las bandas del crimen organizado. Y, hasta ahora, se instruyó a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dedicada en el periodo electoral al seguimiento de los adversarios políticos del régimen de la 4T, a rastrear las operaciones de los principales sospechosos de encabezar los cárteles de la droga, ahora que la ola de violencia se ha intensificado. Los casos abundan:

En Michoacán, mientras el gobernador saliente Silvano Aureoles trata de salvar su pellejo político y tender una cortina de humo sobre los nexos de su administración con las organizaciones criminales en esa entidad, así como distraer la atención de los malos manejos de los recursos del erario público en su gestión, el secretario de Seguridad Pública de estatal, Israel Patrón, informó que organizan un operativo conjunto con el Ejército para enfrentar al crimen organizado en esa zona, cuando la realidad es que tratan de neutralizar el impacto que causó a nivel nacional e internacional el hecho de que aguacateros de Ario de Rosales, Salvador Escalante, Nuevo Urecho y Taretán crearan el grupo armado Pueblos Unidos para defender la región, ante la incompetencia y complicidad del gobierno estatal y federal. Aunque no pueda ser su gestión aprobada mayoritariamente, don Silvano ha sido humillado por el presidente al mantenerse en planton por cuatro horas en la puerta de Palacio Nacional y, tuerto o derecho, es un gobernador constitucional, merecedor de respeto hasta en tanto no deje el cargo y comprueben es malandro.

Pueblos Unidos son financiados por empresarios y productores de aguacate y zarzamora, pues “es más barato” comprar rifles que pagar extorsiones (50 mil pesos por hectárea, según su testimonio). Decidieron armarse ante el acoso que reciben por parte de grupos narcotraficantes como Los Viagras y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CGNG). El presidente Andrés Manuel López Obrador los exhortó a dejar las armas, pues con éstas no resuelven nada. Los aguacateros respondieron que están dispuestos a dejar los fusile, siempre que las autoridades les garanticen seguridad.

El funcionario estatal advirtió que los integrantes de las fuerzas armadas conformadas por los empresarios aguacateros y de zarzamora deben dejar los fusiles o de lo contrario serán desarmados, ya que violan “flagrantemente la ley”. Reportó que ya existen 12 barricadas de personas armadas que vigilan a productores de aguacate y zarzamora en los cuatro municipios mencionados. Una vez más, el funcionario estatal consideró que no todos los integrantes de Pueblos Unidos tienen intereses genuinos y planteó la posibilidad de que el grupo se encuentra “contaminado” por gente de la delincuencia organizada. Los detalles para desarmar a los aguacateros y presuntamente enfrentar a los narcos no fueron revelados por el funcionario, quien insistió que en este caso la aplicación de la ley le corresponde al gobierno federa, y sostuvo hará de coordinación para aplicar sanciones a quienes violen las normas.

Al mismo tiempo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) política hasta el momento, finalmente se ocupó del bloqueó de la cuentas bancarias de 153 integrantes y colaboradores de seis cárteles que generan violencia en Michoacán y son identificados como responsables de secuestros, extorsiones y asesinatos en la entidad, además de estar catalogados por la Administración de Control de Drogas (DEA) como la mayor amenaza criminal para Estados Unidos. Esos presuntos delincuentes forman parte de los cárteles Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios, La Familia Michoacana, Los Viagra, Cárteles Unidos y el Independiente, identificado como una célula de Los Beltrán Leyva.

La UIF ya solicitó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores ordenar el congelamiento de sus cuentas. “En el marco de los trabajos de gabinete de seguridad bloqueamos a 153 personas generadoras de violencia identificadas por las autoridades federales y locales en el estado de Michoacán”, señaló en su cuenta de Twitter el titular de la UIF, Santiago Nieto. Las autoridades de Hacienda confían que estas cuentas puedan mantenerse bloqueadas, pues son grupos fichados por Washington. En esos a archivos están incluidos tres de los seis cárteles que operan en Michoacán, a los que se les congelaron las cuentas bancarias: Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

En tanto, en Tamaulipas, donde las disputas por el territorio llegaron incluso a actos terrorista como disparar al azar a ciudadanos inocentes, la violencia asociada al crimen organizado repuntó tras los recientes comicios federales y locales por la disputa entre el Cártel del Noroeste (CDN) y el Cártel del Golfo (CDG) por el control de las aduanas, el narcotráfico y el tráfico de migrantes. El martes aparecieron nueve cuerpos baleados y mutilados en la carretera Mier-Miguel Alemán, tras una madrugada de enfrentamientos entre grupos armados. La escena resultó dantesca.

los reportes de inteligencia del gobierno federal tienen identificados a los principales grupos del crimen organizado. Según los informes, se trata de cabecillas de las cuatro facciones del Cártel del Golfo (Los Metros, Los Ciclones, y su brazo armado Los Escorpiones, así como de Los Rojos y Las Panteras) y dos de Los Zetas (Los Zetas Vieja Escuela y El Cártel del Noroeste).

El régimen de la 4T cuenta con las fichas de todos los líderes delincuenciales que conforman la estructura criminal en Tamaulipas, desde líderes máximos, pasando por jefes de plazas, de sicarios y de escoltas, así como contadores, encargados del trasiego de drogas, indocumentados, cobro de piso y extorsiones, entre otras. En la célula delictiva de “Los Metros” tienen identificados a 16 líderes, donde destaca el jefe de plaza en Reynosa, Miguel Álvarez Campos, M-54; el jefe de sicarios, Ernesto Sánchez Rivera, “La Mierda”. Entre los liderazgos de “Los Metros” está un personaje conocido como “Manuelito” y sobresalen Petronio Moreno Flores, “Panilo” o “Metro-100”, quien es el jefe de plaza en la zona de Matamoros-Río Bravo.

Respecto a la facción de “los ciclones, está liderada por Alfredo Cárdenas Martínez, “El Conta Alfredo”. En esta facción también destaca Ariel Treviño Peña, “El Tigre”, quien es jefe de plaza en Río Bravo. Dentro de la banda delincuencial de “Los Rojos”, el dirigente identificado es Héctor León Fonseca, “R-3”. En la facción de “Los Panteras”, Hugo Alberto Orduña Barrientos es el “Comandante Pájaro”. En cuanto a las facciones de Los Zetas Vieja Escuela, el líder actual es Antonio Salas Perea, “Chihuas”. El Cártel del Noreste es comandado por Juan Gerardo Treviño Chávez, “Huevo Treviño”.

DE LOS PASILLOS

Este martes, familiares de niños con cáncer bloquearon el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en demanda de medicamentos y para exigir la renuncia del subsecretario Hugo López-Gatell. Algunas de las consignas que los inconformes mostraron en pancartas son: “Hugo López-Gatell no somos 20, cuéntanos bien”, “abasto de medicamentos de inmediato”, y “Gatell renuncia”. Ericka, mamá de Danahe, una niña de cinco años con leucemia linfoblástica de alto riesgo, quien se atiende en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, explicó: “Vengo a manifestarme por los medicamentos que le hacen falta a mi hija, y no por un golpe de estado ni porque me estén pagando”.

  • — –

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.

(26 , 4)