Redacción, Noticias MX Político.-   La Federación Internacional Ecuestre (FEI) y el Comité Organizador de Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio (TOCOG) comenzaron con la puesta en marcha de los protocolos de calor y humedad para “permitir a los atletas equinos y humanos optimizar su desempeño con el clima de Tokio”, informó la FEI.

La monitorización cobra una importancia determinante para la prevención de riesgos en esta modalidad.

En este sentido, el uso de cámaras termográficas durante la actividad de los caballos -que permitirá estimar con precisión desde una distancia de 5 a 10 metros la temperatura corporal del atleta ecuestre- se convierte en una de las herramientas más importantes para la prevención de riesgos del animal y, por tanto, repercute directamente en la seguridad del jinete y la amazona.

La provisión de sombra, carpas y áreas de enfriamiento especiales (incluidos ventiladores de nebulización fría) para atletas y séquito, y la provisión de instalaciones y medidas para funcionarios y voluntarios, son las medidas relacionadas con los deportistas humanos.

Esta monitorización de los caballos con cámaras termográficas permite el seguimiento del caballo sin interferir con los deportistas; ayuda a la identificación temprana de caballos con riesgo potencial de sobrecalentamiento; permite intervenciones oportunas y la posibilidad de detener un caballo en la pista para traer unidades móviles de enfriamiento para proporcionar un enfriamiento rápido.

“La FEI trabaja para minimizar el impacto del calor y la humedad en desempeño desde antes de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, y el trabajo en Tokio 2020 es una continuación de eso”, declaró el organismo.

El martes por la mañana, con la llegada de la tanda final de atletas equinos de salto ecuestre, los caballos se habrán instalado ya en su casa temporal: el Parque Ecuestre de Baji Koen.

jam

(5 , 1)