Redacción, Noticias MX Político.-   Después de la polémica suscitada por las imágenes que mostraron los uniformes del equipo de softbol en la basura y que fueron compartidas por las boxeadoras Brianda Cruz y Esmeralda Falcón, Ana Guevara salió a expresar su inconformidad con este hecho que desató un linchamiento hacia las jugadoras del equipo de sotbol en redes sociales.

La titular de la Conade dijo que “los deportistas no tienen conocimiento de hasta cuánto puedes decir o utilizar las redes para comunicarte”, dejando ver que “las boxeadoras rebasaron lo permitido para el uso de las redes sociales”.

Y comparó las realidades de México y Estados Unidos, país en el que viven las jugadoras del equipo de softbol.

“Hay un sentimentalismo profundo por lo que vale el uniforme olímpico, pero en Estados Unidos reciben cantidad de equipo que se vuelve utilitario. No estoy justificando, no quiero hacer un juicio de valoración de quién tiene la culpa, pero hay que tomar cartas en el asunto”.

Según 24 Horas, la publicación que desató la controversia en México fue la de Brianda Tamara, quien en su cuenta de Twitter mostró la imagen de los uniformes con el mensaje:

“Este uniforme representa años de esfuerzos, sacrificios y lágrimas. Todos los deportistas mexicanos anhelamos portarlo dignamente, y hoy tristemente el equipo mexicano de softbol lo dejó todo en la basura de las villas olímpicas”.

Por este motivo, Ana Guevara se extrañó de la acción que tomaron las pugilistas, pues mencionó que hay un reglamento que mantienen el control de este tipo de publicaciones al interior de la Villa Olímpica.

“En lo que me tocó a mí vivir, hubo un reglamento de conducta en torno al uso de los aros olímpicos; en torno al comportamiento dentro de la Villa o al uso de uniforme, y de quienes tengan patrocinio, y hasta donde es permisible el uso de las redes y lo que todo esto desencadena, como fotos, comentarios y mal uso de este tipo de situaciones”, señaló.

Agregó también que se debe ver quienes fueron aquellos que tenían la responsabilidad de permitir que las atletas publicaran las fotos que desataron un linchamiento público sobre las softbolistas.

“Creo que es importante restablecer quién lleva la responsabilidad y todo aquello que no se informa o que se desconoce y que por eso pasan ese tipo de situaciones, donde lamentablemente el escrutinio público se volvió severo ante una situación como esta, pero las personas que son responsables del equipo debieron preverlo”, sentenció.

jam

(11 , 1)