Redacción Oaxaca Político / El Imparcial de Oaxaca.- Lo que debería ser la principal preocupación del gobierno municipal, hoy es un barco a la deriva.

La seguridad hoy mas que nunca está endeble, sin fuerzas y lo principal, sin movimiento.

Todas las patrullas se encuentran descompuestas y ni siquiera la “poderosa Ranger” sirve, hoy la ciudadanía se encuentra sin protección.

Con una deuda que asciende a varios miles de pesos, el municipio no ha podido recuperar las patrullas en poder del mecánico, incluso se habla de pagar la deuda con las chatarras que representan cada una de los vehículos que deberían estar al 100% al servicio y protección de la ciudadanía.

Elementos policiacos señalan que inclusos se deben de trasladar en taxi o carros particulares para poder realizar sus labores.

Es lamentable las condiciones en las que se encuentra la seguridad en esta ciudad.

Podemos recordar que con bombo y platillo se presentó a la pueblo ixtepecano dos moto patrullas, de las cuales ninguna se encuentra en servicio.

Como se recordará, una de las moto patrullas fue embestida y arrastrada varias cuadras por un conductor ebrio, terminando calcinada junto el vehículo que la arrastró.

Hoy no se sabe nada, si el responsable pagó o salió en libertad sin pagar los daños ocasionados.

GPP

(8 , 8)