Redacción Oaxaca Político / El Financiero.- Freddy Gil Pineda, presidente municipal de San Pedro Mixtepec, Oaxaca, uno de los municipios que pertenecen a Puerto Escondido, declaró obligatorio el uso de cubrebocas e impuso como sanción tres horas de cárcel a quien no cumpla con esta medida.

Esta regla se implementó luego de que la región regresara a semáforo epidemiológico rojo ante el incremento de contagios por COVID-19, aunado al desabasto de tanques de oxígeno y la alta demanda de atención hospitalaria.

“Tomamos esta determinación dolorosa pero necesaria, ya tuvimos un respiro, es necesario volver a tomar las riendas. Ya tuvimos reuniones masivas que nosotros mismos avalamos, hoy toca retomar esos ajustes”, declaró el cabildo.

La medida aplicará tanto para los habitantes como para los turistas.

La región se enfrenta a un repunte de coronavirus con 580 casos confirmados, diez nuevos contagios en las últimas 24 horas, y 40 defunciones según el último reporte de las autoridades de salud.

En tanto que el estado acumula 50 mil 435 contagios por SARS-CoV-2y 4 mil defunciones.

GPP

(13 , 13)