Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- Con medidas determinantes, este municipio de la serranía de Oaxaca ha librado la pandemia de COVID-19 sin un solo contagio. Mientras el país experimenta un nuevo repunte con una población que asume a su manera la advertencia del semáforo epidémico, aquí sólo sus habitantes tienen permitido entrar o salir durante el día.

“A las 9:00 de la noche esto se cierra”, expresa con seguridad la secretaria municipal,  Irene Bernardino López Cruz, de pie frente a las dos estructuras metálicas que regulan el paso de los pocos vehículos que transitan en esta vía, a seis kilómetros de la carretera federal que conecta a la ciudad de Oaxaca con Guelatao de Juárez.

Irene, como el resto de integrantes del cabildo, se turna para ser la vigía un día a la semana, para que por el arco principal que específica el nombre del municipio, sólo entren o salgan sus habitantes.

Desde las 6:00 y hasta las 21:00 horas debe desempeñar una labor que para las personas ajenas al municipio implica descontento. La ventaja es que después de San Miguel del Río no hay otra comunidad que les convierta en paso obligado.

“No se está negando el paso, no pueden entrar por lo de la pandemia, hay que cuidar al pueblo, a la gente”, aunque ello implique a veces “recibir nuestras ofensas” o “muchos maltratos porque no se quieren sanitizar o porque no los deja uno entrar, pero son las reglas que se impusieron, el pueblo dijo que no entran y no entran”.

Libres de COVID

Asentado en la Sierra Juárez, a 58 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, este municipio con 400 habitantes es un ejemplo de disciplina ante la pandemia. Aquí las visitas, junto con las fiestas, están prohibidas.

Por 16 meses se han mantenido libres de contagios de COVID-19 porque habitantes y autoridades municipales decidieron en asamblea cerrarle las puertas al virus SARS-CoV-2 con una medida que puede considerarse drástica para quienes no viven aquí.

Instalar filtros sanitarios y cerrar sus accesos fueron medidas que diversas comunidades impusieron desde el año pasado para impedir la propagación del virus SARS-CoV-2 que se ha logrado frenar en zonas rurales.

De los 570 municipios que conforman la entidad, el 12 por ciento no ha reportado alguno de los 49 mil 769 casos notificados hasta este sábado en 499 municipios oaxaqueños, de los cuales Oaxaca de Juárez acumula 14 mil 121 casos positivos, es decir el 28.3 por ciento de la totalidad en el estado.

Restricciones

A diferencia de Oaxaca de Juárez, San Miguel del Río no tiene la misma densidad ni movilidad poblacional, lo que facilita que de lunes a domingo el acceso a la población se mantenga totalmente cerrado y por el día sólo pueden salir o entrar sus habitantes, sobre todo quienes deben trasladarse a otros puntos a trabajar.

“Todas las personas que no son de la comunidad, desafortunadamente les tenemos que decir que no las podemos dejar entrar a la comunidad, para evitar contagios de COVID-19”, expresa el síndico municipal, Bernardo Ramón Vásquez Romero.

Sin acatar semáforo

Desde el año 2020 el filtro sanitario se mantuvo, pero con el incremento de casos durante enero en poblaciones circunvecinas se retomó y la medida no cambió con el color del semáforo epidémico a verde (bajo riesgo) en el estado. 

“Aquí estamos al pie de la comunidad para evitar ese tipo de contagios”, recalca el síndico Bernardino, quien explica que la única manera de que una visita ingrese es presentando su certificado médico que haga constar que está totalmente sano.

Además, si logra entrar a la población por algún motivo y porque tiene un familiar, “tiene que estar en su casa, portar su cubrebocas y no andar en la calle, esas son las recomendaciones que se le hace a las personas que no viven aquí”. precisa.

En las calles de San Miguel del Río hay quietud, pocas personas están fuera de su casa. El templo católico, al igual que el cementerio, la escuela y la casa de salud están cerradas.

“No hay médico, una vez a la semana viene la brigada de salud, hay medicina, pero sólo tenemos una responsable que no sabe qué recetar”, lo que hace más apremiante evitar contagios de COVID-19, porque desde el 2016 en caso de enfermedad se debe salir a buscar un médico particular. 

Hacer una fiesta o abrir sus puertas a personas ajenas equivaldría a un descuido que los pobladores pagarían con la vida en caso de complicaciones.

Municipios

570 conforman Oaxaca

499 han reportado casos positivos de SARS-CoV-2

71 están libres de contagios

23 se encuentran en la jurisdicción de la Sierra

23 se localizan en la jurisdicción de la Mixteca

20 en la jurisdicción de Valles Centrales

2 en la jurisdicción del Istmo

3 en la jurisdicción de la Costa


Prohibiciones

Visitantes 

Fiestas


Medidas

Filtro sanitario de 6:00 a 21:00; solo pueden entrar y salir las y los pobladores
Uso obligatorio de cubrebocas
No eventos masivos o que propicien aglomeración de personas

Récord

16 meses libres de contagios COVID-19

400 habitantes

 

“No hay médico, una vez a la semana viene la brigada de salud, hay medicina, pero sólo tenemos una responsable que no sabe qué recetar”.

Bernardo Ramón Vásquez

Síndico municipal

GPP

(51 , 19)