Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- Vecinos de la colonia El Bosque Norte, ubicada en el municipio de Santa Lucía del Camino, exigieron a las autoridades municipales y también al gobierno del estado cerrar el “Bar Hawaii”, ubicado en la calle Cerezos número 102, pues afirman que ha afectado su salud emocional y mental, ante la cantidad de violaciones a las leyes que se llevan a cabo en ese lugar.

El ruido, un problema central

Las y los avecindados indicaron que el ruido comienza desde la apertura del bar, aproximadamente a las 12:00 del medio día, pues la música suena a todo volumen y no termina hasta que cierra este negocio, aproximadamente a las 3:30 o 4:00 de la mañana.

Las y los habitantes de la colonia El Bosque Norte indicaron que desde hace más de 10 años, el local en cuestión ha sido utilizado para bares; no obstante, afirman que este negocio que lleva 10 meses en operación, es el peor de todos, pues no toman en cuenta las reglas que permitan una sana convivencia.

Debido a que el negocio comienza operaciones después del medio día, la afectación es para quienes viven alrededor, puesto que el fuerte volumen afecta a las oficinas que se encuentran cerca y también a los habitantes de las casas contiguas.

Otro sector afectado son los menores de edad que tienen que tomar clases en línea, pues el fuerte ruido les impide concentrarse para poder tomar sus clases en paz. Incluso algunos de las niñas y niños han comenzado a desarrollar cuadros de ansiedad, pues no existe interrupción en la música que se emite a través de las bocinas.

Las y los habitantes de esta colonia también afirmaron que las y los menores de edad tienen que estar encerrados, pues a este lugar llegan personas que consumen bebidas embriagantes, quienes con el paso de las copas transforman su comportamiento, orinando en la calle, peleándose e incluso llevando a cabo faltas a la moral.

Son 30 a 40 las familias afectadas

Las personas que habitan alrededor de este centro de diversión para adultos, afirman que la situación es insoportable e incluso en el momento en que llaman a la Policía Municipal de Santa Lucía del Camino, los uniformados llegan al lugar, pero solo se limitan a saludar a los empleados del “Bar Hawaii”.

Las y los inconformes aseguraron que han recurrido a las autoridades municipales de Santa Lucía del Camino, e inclusive con el mismo presidente municipal Dante Montaño; no obstante, nunca ha habido una respuesta concreta y lo único que han logrado es aumentar su enojo, al no ver resultados por parte de las autoridades.

Vecinas y vecinos aseguran que en las noches no se duerme, pues el ruido es intenso hasta las tres o cuatro de la mañana, cuando cierra el negocio. Entonces pueden conciliar el sueño; no obstante, su descanso se ve menguado por las actividades que se realizan dentro y fuera del centro de espectáculos nocturno.

Aseguran que se deben respetar los derechos de los colonos, pues tampoco pueden salir a la calle debido a los sujetos que se encuentran en estado de ebriedad y que podrían causar algún daño hacia su persona.

Incumplen con las normas de Protección Civil y contra el COVID-19

Las y los inconformes indicaron que este bar debe ser cerrado por las autoridades estatales, debido a que incumple con los reglamentos de Protección Civil, pues no cuenta con salidas de emergencia y tampoco cuenta con ventanas, que permitan el correcto tránsito del aire.

De igual manera, las y los habitantes de la colonia aseguran que este centro nocturno permaneció abierto durante la tercera ola de la pandemia de COVID-19, lo que también representa un atentado en contra de las leyes emitidas por los tres órdenes de gobierno para reducir los contagios de SARS-CoV-2.

Otro tema que preocupa a este segmento de la población es la inseguridad. Los vecinos de la zona afirman que ante la impunidad en que opera este centro de espectáculos para adultos, es constante la presencia de presuntos rateros, quienes operan en el marco de la zona, pues la Policía Municipal no hace acto de presencia.

Exigen su traslado fuera de la ciudad

“Deben clausurarlo y trasladarlo afuera de la ciudad”, es lo que piden las y los ciudadanos que habitan en el municipio de Santa Lucía del Camino, en específico de la colonia Del Bosque Norte.

12:00

hora en que  abre el bar

30-40

son las familias afectadas

4:00

hora de cierre del bar

“Exigimos a las autoridades correspondientes que quiten este burdel porque ya nos afecta demasiado”.

Vecinos afectados

“Es un centro de prostitución que no puede estar en un entorno familiar”.

Familias afectadas

 

“Estamos exigiendo algo legítimo: paz, respeto, porque aquí hay muchos adolescentes”.

Vecinos afectados

 

“Deben clausurarlo y trasladarlo afuera de la ciudad”.

Pobladores afectados

GPP

(12 , 12)