Redacción Oaxaca Político / El Universal.- La caravana de migrantes que atraviesa el territorio oaxaqueño rechazó esta mañana que se les apliquen pruebas rápidas de Covid-19, como lo tenía contemplado la Jurisdicción Sanitaria número 2 de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO). 

La jurisdicción 2 del Istmo contemplaba aplicar estas pruebas rápidas para detectar contagios del virus a personas con síntomas de gripe en la población de Niltepec, donde se encontraban descansando desde la noche de ayer después de caminar más de 31 kilómetros sobre la carretera Panamericana.

La comitiva de médicos de la Jurisdicción Sanitaria número 2 se presentó en la población de Niltepec, en la zona oriente del Istmo de Tehuantepec, e intentaron convencer a los migrantes de recibir la atención médica pero ellos se negaron.

Lo anterior porque argumentando que es una estrategia del gobierno federal para frenar su caminata por el territorio oaxaqueño. También rechazaron que se les entregaran cubrebocas, como una medida preventiva contra contagios de Covid-19. Esto pese a que muchos de los migrantes lucen enfermos y se les escucha toser

Por su parte, los migrantes aseguraron que se trata de una forma de sembrar terror sicológico en las poblaciones de Oaxaca para impedir que se les brinde ayuda a los caminantes, que ingresaron el pasado domingo a territorio oaxaqueño. 

caravana_oaxaca_cuatro.jpg

“No es humano que el gobierno de México le esté diciendo al pueblo que no dé ayuda, que cierren sus puertas, que no les den atención médica (…) Desde que entramos a Oaxaca van por delante aterrorizando a la gente, primero dijeron que teníamos tuberculosis, ahora Covid…”

Esta acción que buscaba aplicar las autoridades de Salud de Oaxaca obligó a los migrantes a acelerar los pasos y partieron hacia la población de La Venta, utilizando en esta ocasión el apoyo de traileros.

Los más de mil 500 migrantes se apostaron con sus pertenecías en la entrada de la población de Niltepec y solicitaron aventones bajo la mirada de las autoridades de salud, del Instituto Nacional de Migración (INM), policía municipal de Niltepec  y Protección Civil estatal, quienes no pudieron frenar al contingente bajo el argumento de respetarles sus derechos humanos.

caravana_oaxaca_tres.jpg

El responsable del área de Urgencia y Desastre de la Jurisdicción Sanitaria número 2, Fernando Molina Crispin, informó en entrevista que la caravana de migrantes rechazó las pruebas rápidas de Covid – 19 y de dengue, así como el ofrecimiento de  cubrebocas y la atención médica a los enfermos sintomáticos, asegurando   que cuentan con cuatro médicos que les brinda atención.

La caravana avanzará 22 kilómetros más en trailers y camionetas. En sus seis día de tránsito por Oaxaca han descansado en Los Corazones, Chahuites, Tapanatepec, El Jicaro, Zanatepec, Río Ostuta y Niltepec. El contingente de más de 3 mil 500 personas partió de Tapachula, Chiapas el 23 de octubre.

GPP

(9 , 9)