Redacción Oaxaca Político / El Imparcial de Oaxaca.- En tanto personal de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca asegura no hay denuncia formal, a través de las redes sociales se difunde el levantón que sufrió Felipe O. A., hijo del ex presidente municipal de Tehuantepec, Felipe O. R.

De acuerdo con los primeros informes, esto ocurrió aproximadamente las 01:50 horas de ayer, entre las calles Jazmines y Almendros de la colonia Reforma, en la ciudad de Oaxaca.

Ahí, hombres armados habrían interceptado y encañonado a Felipe O. A., para luego bajarlo de la camioneta Toyota color gris que tripulaba, despojarlo de algunas pertenencias y volver a subirlo a la misma unidad, y llevarlo con dirección a Etla.

Más tarde, se indicó, “el hijo del Subsecretario de fomento agrícola del gobierno de Oaxaca, fue liberado en el municipio de Santiago Etla e inmediatamente pidió el apoyo de las autoridades, pero nada pudieron hacer”.

Alejandra O. A., hermano de la víctima, dio a conocer más tarde que se encontraba a salvo, con lesiones mínimas, y pidió a sus paisanos y a su familia, para que extremen medidas de precaución.

AMIGOS

“Quiero compartirles que la madrugada de hoy a la 1:50 am entre la C. Jazmines y C. Almendros en la Col. Reforma, dos sujetos armados privaron de su libertad a mi hermano Felipe Orozco Arriaga por un transcurso de horas, los sujetos aprovecharon ese tiempo para despojarlo de sus pertenencias , asimismo como de su camioneta”:

PLACAS: NAU 89 19 (Edo. De México)

“Solicitando el apoyo de ustedes para poder dar con la ubicación de la camioneta.

Afortunadamente los daños hacia su persona son mínimos , los sujetos lo dejaron abandonado en el Municipio de Santiago Etla, el se encuentra sano y salvo en casa con la familia.

Quiero también decirles que por favor tengamos mucho cuidado y retomemos las medidas de precaución que muchos de nosotros hemos perdido con el fin de poder salvaguardar nuestra persona , hay que evitar exponernos ya que hoy en día uno nunca sabe donde ni cuándo va a ser víctima de la delincuencia.

Hay que cuidar de nosotros y de los nuestros” (Sic.).

GPP

(287 , 1)