Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- En Oaxaca se sigue viviendo una situación triste y desagradable, porque no se acaban los feminicidios, aseguró ayer el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos.

“Se sigue matando a mujeres por ser mujeres, sólo por ser mujeres”, asentó.

Durante la homilía de la misa dominical oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, el mitrado afirmó que el pueblo católico siempre espera escuchar en ciertos momentos la voz profética de su pastor sobre situaciones y acontecimientos sucedidos en los últimos días.

“Aunque a veces, cuando desde este lugar hago una denuncia, no falta quién me diga, tenga mucho cuidado ¿Qué es lo que me está diciendo usted, que no hable, que no diga nada, que me quede callado?”, señaló.

Por eso, sostuvo que no se puede quedar callado ante los constantes feminicidios registrado en Oaxaca, por razón de género, la forma más extrema de violencia contra la mujer.

“¿Quién les dio poder, a ti hombre, para quitarle la vida a una mujer? ¡Tú no elegiste ser hombre, ni ella eligió ser mujer!”, anotó.

Expuso que Dios los hizo hombre y también Dios las hizo mujer, pero levantan la mano y las asesinan.

“Se sigue asesinando mujeres sólo por ser mujeres. Qué triste”, agregó.

Subrayó que gracias a una mujer todos han venido al mundo y la llaman madre, pero las siguen matando, a pesar de ser madres.

“Y siguen matando a mujeres que probablemente iban a ser madres, ¿por qué?, ¿por qué tanto odio en contra de la mujer?”, cuestionó.

Destacó que a quienes agreden y atentan en contra de las mujeres les está faltando el amor como dice el Evangelio, porque cuando aprendan a amarse serán respetuosos de la vida del otro.

“El día que hagan por amor a Dios todas las cosas, respetarán la vida de su hermano, porque harán las cosas siempre movidos por amor a Dios”, apuntó.

De esta manera, llamó a los católicos a hacer las cosas por amor a Dios, porque tienen la gracia, la virtud y el don del amor desde el día del bautismo.

“La fe y esperanza los tienen que llevar a vivir amando, porque la esperanza es llegar al cielo y sólo van a llegar al cielo los que amen y lo hagan por amor a Dios”, señaló.

Aunque, también convocó a los creyentes a ejercer su profetismo ante sus hermanos y no callarse frente a la realidad, porque entonces se convertirán cómplice de la maldad.

“El silencio del profeta hace mucho daño. Ustedes también tienen que hablar como profeta a su hermano y advertirle que ese camino por el que va no es bueno”, finalizó.

Otro obispo muere por coronavirus

El obispo emérito de la Prelatura de Huautla, Hermenegildo Ramírez Sánchez falleció el sábado pasado en el Hospital General de San Juan del Río, Querétaro, por las complicaciones causadas por el coronavirus COVID-19.

El fallecido pastor religioso, de 92 años de edad, integrante de la congregación Misionero de San José, quien vivía en la Casa de Descanso San José del Buen Consejo, localizada en esa ciudad, se contagió días antes, pero su estado de salud se empeoró después por padecer enfermedades cardíacas y pulmonares.

Ramírez Sánchez, fue el primer obispo de la Prelatura de Huautla, entre el 4 de  junio de 1975 y el 15 de octubre de 2005.

Celebran su aniversario episcopal

Al término de la misa dominical oficiada en la Catedral de Nuestra Señora de La Asunción, los asistentes cantaron las mañanitas y lanzaron vivas y porras al arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, por la conmemoración de su noveno aniversario de ordenación episcopal.

“Gracias, muchas gracias a todos, por estas manifestaciones de respeto y de su cariño a quien es su arzobispo. Y que Dios los siga colmando de bendiciones”, respondió el pastor para retribuir esas muestras de afecto.

GPP

(10 , 1)