Redacción Oaxaca Político / zonaroja.- El asesinato de la fotoperiodista María del Sol Cruz Jarquín permanece en la impunidad, a cuatro años de los hechos.

Ello principalmente por errores y omisiones cometidas durante las investigaciones en el lapso de Rubén Vasconcelos Méndez al frente de la Fiscalía General del Estado.

Así lo consideraron la organización Consorcio para el Diálogo Oaxaca y familiares de la víctima, entre ellas su madre, la periodista Soledad Cruz Jarquín.

“A ocho días de que concluya la actual administración pública de Alejandro Murat Hinojosa la simulación persiste, el todavía gobernador de Oaxaca premiará a Rubén Vasconcelos Méndez con un Fiat Notarial, como un pago a sus infinitos favores, ha trascendido”, difundió en un comunicado.

Consorcio recordó que María del Sol Cruz Jarquín es una de las más de las 715 víctimas de feminicidio en Oaxaca durante el actual sexenio. 

Ella fue asesinada el 2 de junio de 2018 junto con la candidata Pamela Terán Pineda y el chofer de ésta, Adelfo Jiménez Guerra, en la población de Juchitán de Zaragoza. 

“En una franca violación a la ley electoral, María del Sol fue enviada a cubrir una campaña política, cuando ella era responsable de la jefatura de departamento de Comunicación Indígena Intercultural de la entonces Secretaría de Asuntos Indígenas del gobierno de Oaxaca.

“Hace exactamente un año, tras largas dilaciones en el proceso judicial, la evidente no aplicación del protocolo correspondiente y una investigación sin perspectiva de género, así como la sospechosa actuación de un juez, se llegó a la etapa en que la única persona detenida, en calidad de copartícipe, fue llevado ante un tribunal de enjuiciamiento.

Sin embargo, el 22 de noviembre del 2022, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca desistió de las acusaciones en contra del presunto inculpado, debido a omisiones, negligencias y acto de corrupción que quedaron plasmados en una carpeta de investigación, entre ellos, errores en la investigación, la falta de cuidado y preservación de pruebas, y fabricación de testigos.

“Hechos que ocurrieron bajo la dirección del entonces fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, empeñado en obstaculizar el acceso a la justicia y el derecho a la verdad de lo ocurrido la madrugada del 2 de junio de 2018, acciones que dejaron ver el trasfondo de protección a los perpetradores del feminicidio garantizando con ello la impunidad. 

“Frente a esa realidad, la familia de María del Sol Cruz Jarquín y la asociación civil Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, presentaron el emblemático caso de María del Sol Cruz Jarquín ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza.

“Por otro lado, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca no ha dado resultado alguno en la nueva carpeta de investigación por feminicidio, abierta el mismo 22 de noviembre de 2021 y están sin ejecutar las investigaciones y sanciones respectivas en contra del funcionariado que intervino en la integración de la primera carpeta abierta en el periodo de Vasconcelos Méndez.

“Se va Alejandro Murat Hinojosa. Su lealtad con la corrupción deja una estala de dolor para las familias de 715 mujeres asesinadas, la mayoría sin acceso a la justicia”, remarcó en el comunicado.

GPP

(25 , 25)