Una gastronomía exquisita y única es la que hay en Ejutla de Crespo, un lugar a donde puedes ir y regresar en el mismo día, si es que estás en la Capital del Estado de Oaxaca… Estar ahí es mágico, te encantará todo lo que veas y todas sus delicias de alimentos y bebidas. 

El Artesano del Yeso y a la vez Maestro Yesero que es un deleite conocer su historia y su trabajo, es: Juan Carlos Reyes Silva, a los tres años de edad lo trajeron a radicar a Ejutla de Crespo y ahí creció con el amor de sus abuelitos, quedándose ahí hasta ahora. Su trabajo en este arte del dominio del yeso, le fue inculcado por su tío Miguel Reyes, pero Juan Carlos desde muy pequeño le gustaba esculpir en las piedras y en los árboles, realizando dibujos, que más tarde al conocer el yeso, tuvo una gran libertad para desarrollar su talento. Sobre su vida y su trabajo, te platicamos más adelante. 

Por: Lucio Gopar.    Fotos: Omar Maya Calvo/Facebook: Cosas de Ejutecos. 

De 50 a 60 minutos saliendo de la capital del Estado de Oaxaca, rumbo a Puerto Angel, tomando la carretera federal 175, llegas a esta gran ciudad de Ejutla de Crespo, que tiene este rango desde 1889.  

Algo muy típico para comer en Ejutla de Crespo son: las tostadas, así como las tortas de salchicha ejuteca, con una salsa especial a base de chile pasilla, que preparan en las fondas en donde hacen estos antojitos.  

El 8 de Septiembre se realiza su fiesta patronal, que es el Nacimiento de la Virgen María o más conocido como: “La Natividad de María”, en donde inician con una importante Calenda, en la que hay bailes folclóricos, con bandas típicas, bailando también con racimos de poleo en los brazos, el cual van a usar para la resaca después de cada día, quienes hayan tomado alguna bebida alcohólica, para sentirse bien y continuar con los festejos. 

Comer en Ejutla de Crespo es toda una experiencia de lo más agradable, ya que además de la comida en donde destacan la salchicha oaxaqueña y el queso de puerco, que lo cocinan con leña de encino, también hay deliciosas nieves y aguas típicas, pero también los clásicos dulces oaxaqueños, empezando por los menguanitos, que se siguen haciendo como a la vieja usanza de la capital del Estado. 

Aquí una variedad que nos dimos cuenta en Ejutla de Crespo, es que en algunos lugares, comen las tlayudas como si fueran un taco, ya que las enrollan y así se las dan al público. Otro detalle que observamos también es que las tostadas tienen una tostada en la parte de arriba a la cual le ponen guacamole, comiendo este antojito, como si fuera una torta. 

También algo de lo que hace sentir orgullosos a los ejutecos, es que tienen una gran variedad en su gastronomía, como son los moles, incluyendo el chichilo y el amarillo, pero también el pan lo elaboran aún con horno de barro y leña. 

Dentro de los datos interesantes de Ejutla de Crespo, destaca que hace más de cien años, tuvo un gran auge el ferrocarril, por lo que este transporte influyó en las costumbres y cultura de los oaxaqueños, posicionando a Ejutla de Crespo, en un punto toral de la actividad agrícola, minera y económica de la época. En el año de 1931 dejó de prestar este servicio el ferrocarril, dando paso a la autovía, pensada únicamente para transportar pasajeros y ya no ningún tipo de mercancía. 

Hay diferentes tipos de hospedaje en esta bella Ciudad de Ejutla de Crespo, siendo un lugar accesible y muy atractivo, ya que su arquitectura, deja apreciar que es un lugar con historia, ya que las fachadas de sus casas antiguas y los buenos trazos de sus calles en la parte del centro, le dan una especial belleza a esta ciudad, en donde se puede vivir muy tranquilamente, permitiendo también acudir a la capital del Estado de Oaxaca, con gran facilidad, por su excelente carretera, lo cual es muy cómodo y que permite ir y regresar en el mismo día. 

El día de Plaza en Ejutla de Crespo es todos los Jueves, teniendo la posibilidad de encontrar un gran surtido de productos no solamente de esta ciudad, sino de las comunidades cercanas.  

Juan Carlos Reyes Silva, El Artista del Yeso, que le da vida a tu imaginación.

Este artesano, quien con sus manos crea bellísimas obras, tanto figuras, como decoraciones en techos y paredes de todo tipo de habitaciones y salones, nació el 8 de Julio de 1980, considerándose oaxaqueño y ejuteco, ya que tenía tan solo 3 años cuando lo trajeron a radicar con sus abuelitos a Ejutla de Crespo, en donde hizo sus estudios y en donde vivió con las costumbres y tradiciones de este histórico municipio; él nació en Naucalpan de Juárez, Estado de México. 

A los 13 años empezó a trabajar con el yeso, ya que desde niño le gustaba esculpir en los árboles o en piedras, por lo que tuvo la oportunidad de encontrar en el yeso, un desarrollo laboral, a la vez que hacer lo que a él siempre le había gustado, que era dibujar y crear obras. Siendo quien lo indujo a este oficio, su tío Miguel Reyes con quien aprendió el oficio y Juan Carlos con el tiempo amplió sus habilidades con la creación de figuras y perfeccionando las decoraciones. 

El tipo de obras en las cuáles él participa con su trabajo, es en decoración en casas: haciendo bellas molduras de esquinero, molduras de centro para las lámparas de techo, entre otras. Mientras que cuando trabaja en templos, elabora: angelitos, querubines y todo tipo de ornamentos, que le encarguen. 

Quienes le han abierto las puertas, brindándole oportunidades de trabajo son: Arquitectos, Ingenieros, Contratistas y muchas personas que admiran su trabajo. Pero también hay personas que acuden a una casa o salón, que ha sido decorado por él y preguntando quién elaboró esa decoración, es como lo recomiendan, ya que el trabajo que realiza es muy artístico. 

Su mundo es el yeso, con el cual el tipo de trabajo es muy variado, ya que se pueden lograr una diversidad de estilos decorativos. Asimismo con el tiempo ha ido complementando sus conocimientos, para poder realizar o dirigir él un trabajo, siendo así que también domina la tabla-roca y todo tipo de pastas, haciendo combinaciones armoniosas con pintura. 

También nos dice que cuando tiene que hacer trabajo en exteriores, ocupan materiales muy resistentes, pero una decoración exterior que muchas veces le solicitan, la realiza pero para que tenga mayor durabilidad, además del yeso trabaja con otro tipo de materiales para que tengan belleza y aguante. 

Algunos le llaman artista del yeso, otros le dicen artesano y la mayor parte: Maestro Yesero. Él dice que su vocación es realizar con mucha responsabilidad un trabajo, poniendo todo su talento y la pasión, de que quede algo que él hizo con sus propias manos, lo mejor posible, ya que esto será su mejor carta de recomendación. 

Le gusta cuando le piden que se inspire y le dan libertad para que él pueda crear, una decoración que vaya acorde por ejemplo, con un altar de un templo, o una decoración en una pared, que es donde él puede manifestar su dominio artístico. 

Le preguntamos al Maestro Juan Carlos, cuál sería uno de sus sueños, en el que quisiera trabajar y esto nos dijo: “Me encantaría trabajar, en un templo, o en cualquier tipo de recinto, en donde me permitan desarrollar mis propias creaciones, indicándome cuál sería el estilo que ellos desean y yo podría desarrollarlo lo mejor posible, ya que me gustaría dejar una huella de mi habilidad, que con toda modestia he podido ir perfeccionando día a día”. 

El whatsapp es: 9511949214 y su Facebook es: Juan Carlos Reyes Silva. 

Su gran motivación es su familia, ya que en todo momento tiene el respaldo de su esposa y el gran amor de sus hijos, quienes le comentan su gusto por los trabajos que él realiza. 

Juan Carlos se ha especializado en dominar las figuras decorativas llamadas: ojo de toro, las figuras de las esquinas, llamadas “esquineros”, ornamentas, rosetones para lámparas y todo tipo de molduras y sobre diseños que sean sugeridos por quien lo contrate; siempre está dispuesto a cumplir los gustos de los clientes, atendiendo sus ideas y sugerencias. 

Para Juan Carlos darse a conocer por la calidad de su trabajo es muy importante, en Ejutla de Crespo, en donde ha crecido toda la vida, es muy reconocido, pero quiere tener presencia en diferentes lugares, por eso es que todos sus trabajos los hace con mucha dedicación y poniendo toda su inspiración y experiencia, para dejar a los clientes 100% satisfechos, ganando cada día el reconocimiento por su gran compromiso y entrega a este mundo de la decoración y ornamentación con el yeso.

(38 , 38)