El Chef Jairo Ortiz es un ejemplo de que la constancia en superarte a ti mismo, se puede lograr para obtener prestigio; si aun teniendo una mejora continua hay mucha competitividad hoy en día, es mejor estarse fijando nuevos retos, ya que en el mundo de la gastronomía los comensales son los jueces que pueden apreciar tu dedicación o bien descalificarte, por no cubrir sus expectativas. Recibió dos títulos, uno en el Conalep como técnico profesional y otro de su carrera profesional en gastronomía, pero tiene una carrera muy completa, que le hace poco a poco consolidar su imagen, en este también conocido como arte culinario. 

Por: Lucio Gopar.    Fotos: Omar Maya Calvo. 

Mazunte un pequeño pueblo de la Costa de gran belleza. 

Perteneciente al municipio de Santa María Tonameca, Mazunte es un pequeño pueblo al que puedes llegar a través de la carretera federal 200 en en boulevard que une a Puerto Escondido con Pochutla. 

Los hoteles son bellísimos, en su mayoría de pocas habitaciones, pero todos diseñados con muy buen gusto, cada uno con características que los hacen muy acogedores. 

Aquí se mezclan personas de todas las nacionalidades con los nativos, estando acostumbrados a la convivencia, en donde cada quien ejerce el papel que domina, por ejemplo hay nativos que son muy buenos como pescadores y en ese oficio se ocupan, proporcionando esta materia prima a los restauranteros. 

Desde hace varias décadas adquirió una gran importancia la elaboración de cosméticos, elaborados por las propias personas de Mazunte, que son capacitadas de forma constante por diversas instituciones, para que tengan fuentes de ingresos, para la manutención de su familia; inicialmente fueron más mujeres las que se dedicaban a este tipo de iniciativas por cuenta propia, o bien integradas en cooperativas, pero actualmente ya se han ido integrando hombres, debido a que cada vez adquieren más presencia y las oportunidades se amplían. 

Aquí se encuentra también el Centro Mexicano de la Tortuga, o conocido también como el Museo de la Tortuga, con ejemplares de las diferentes especies de tortugas, también conocidos como quelonios, con guías oficiales que te brindan información muy completa sobre todo lo relacionado, con estos nobles animales, teniendo la oportunidad de apreciarlos en ese lugar que fue diseñado de una manera que mientras tú vas en un pasillo caminando, de ambos lados puedes ir apreciando bellas y gigantes tortugas, mientras el guía te brinda información muy específica de cada una de ellas. 

En este lugar se realiza, como en otros de la Costa Oaxaqueña, una liberación de tortugas por las tardes, en donde previamente se explica la importancia del cuidado del planeta, una vez que reciben información importante los visitantes, se procede a la liberación de las tortuguitas, que es muy emotiva. Hasta este lugar han venido casi todas las cadenas de televisión más importantes del mundo, ya que aquí aparte de la belleza de la playa, es uno de los lugares más importantes en el planeta, con mayor número de arribo de tortugas para el desove, habiendo días que llegan miles de tortugas de diferentes especies, lo que es un espectáculo natural sobresaliente y único. 

Con el paso del huracán Agatha este lugar fue severamente dañado, pero ya está de pie, listo para recibir a los turistas, siendo muy necesario que lleguen, para que con la derrama económica, puedan ir afrontando los compromisos que adquirieron, como créditos y una recuperación y normalización de los visitantes. 

Para llegar desde otro país, pueden hacerlo por el aeropuerto de Bahías de Huatulco o bien de Puerto Escondido, es casi la misma distancia, un poco más de una hora, por carretera en caso de llegar por transporte colectivo a Pochutla, de ahí salen taxis que los pueden llevar hasta este lugar. 

Bellísimos hoteles y restaurantes, los esperan para que pasen una gran estancia, en un lugar pequeño, pero de gran belleza y con playas que son de ensueño. 

Jairo Ortiz, un Chef con gran pasión y talento. 

La naturaleza de Puerto Escondido, le ayudó a reafirmar su gran amor por la gastronomía, el haber combinado su gusto por probar la comida oaxaqueña, a la vez que observaba  por horas las hermosas playas de Puerto Escondido, por cierto lugar de donde es su esposa; Jairo Ortiz, vivió una importante etapa en la Costa Oaxaqueña, de la cual se siente parte, además de su natal Cuernavaca, Morelos. 

Tuvimos la oportunidad de platicar con el Chef Jairo, quien nos compartió su trayectoria y vivencias, comentándonos detalles muy personales… Su nombre completo es Jairo Everardo Ortiz Pastor, nos platicó que desde que estudiaba la Primaria se dio cuenta de que podía distinguir la mezcla de sabores en las frutas, también recuerda con nostalgia y gusto, que en la Secundaria llevaba una materia, donde le enseñaron a preparar algunos alimentos en conserva, logrando mermeladas naturales, siendo ya este tipo de actividades, muy placenteras para él. 

“Todas las vivencias de niño y adolescente tuvieron que ver, para que yo me encausara en este apasionante mundo de la gastronomía. De mi mamá aprendí a comprar los productos e ingredientes que llevan las recetas, consiguiéndolos a como diera lugar, sin cambiarlos. Mientras que mi abuelita me daba consejos, ya que ella fue mayora de un comedor industrial en la Cd. de México”.  

“Complementar el gusto de la comida, con la pasión de la organización de eventos, apreciando también la creatividad de las demás personas de un equipo de trabajo, ha hecho que yo me interese en la realización de eventos, involucrándome en la coordinación de los mismos, sacando el máximo provecho de los talentos de los demás, ha sido una fórmula para tener mejores resultados”; comenta Jairo, quien dice que en su trayectoria ha ido asumiendo cada vez mayores responsabilidades, a medida que va cambiando de trabajo, adquiriendo cada vez por voluntad propia, mayores compromisos y retos, pues su filosofía es siempre superarse, superando cada vez más, la calidad en el servicio a los comensales, así como dar gran satisfacción a los jefes del proyecto que tenga a su cargo, lo cual lo concibe como algo normal, ya que dice sentirse “moldeado a la vieja escuela, en donde no existe la posibilidad de ningún error”. 

Es así que se involucró en uno de sus eventos más importantes, cuando ingresó a Televisa en Febrero del 2019 con la Casa Productora “Endemolshine”, como Chef Productor Culinario, en un reality show de gastronomía, en donde se compite por la perfección, ya que además del jurado, millones de personas ven el trabajo que los participantes realizan. 

Siempre se va aprendiendo, su carrera la concluyó en el 2009 en la Universidad Euro América, obteniendo el título de Licenciatura en Cocina Internacional y Alta Repostería, en Cuernavaca Morelos, en donde obtuvo la cédula profesional folio 4818572, habiendo estudiado previamente a nivel bachillerato, Alimentos y Bebidas en el Conalep de Temixco en Morelos, pero solo fue la base para emprender con más fuerza en esta área, ya en el campo laboral. 

Uno de sus placeres es viajar por todo nuestro hermoso país, -nos dice, en donde disfruta todos sus rincones, probando cada uno de sus platillos. Su motivación es su esposa y su hija, como pilares, en su vida.  

Su Facebook es: Jairo Ortiz y su whatsapp: 5616219310 

Actualmente el Chef Jairo Ortiz se encuentra en la fase inicial de un restaurante que se abrirá en Cuernavaca Morelos, porque es actualmente su especialidad, el encargarse de la apertura de restaurantes, para llegar a esta dedicación actual es porque tiene un largo recorrido que lo avala, dentro de los puestos que tuvo, solo por mencionar algunos:  fue chef ejecutivo del hotel Villasol en Bacocho en Puerto Escondido, además de haber sido también instructor del Servicio Nacional de Empleo, capacitando a restauranteros en diversas playas.

Recomendaciones que nos da el Chef Jairo: 

  • A los jóvenes, que tengan la vocación por la gastronomía les dice que no se desanimen, o no deserten cuando les toque un trabajo con un sueldo no adecuado a lo que pretenden, que vean el lado positivo, que puede ser la oportunidad de seguir aprendiendo. 
  • Cuando veamos reality’s shows que no lo veamos por el morbo de como “les llaman la atención los jurados a los participantes”, por ejemplo, sino que aprecien el valor de los participantes, hay momentos que dicen datos clave para ir creciendo. 
  • Fomentemos la comida mexicana, con nuestros amigos y familiares, así como poner especial atención a los mexicanos que están siempre deseosos de probar los platillos típicos.
  • Respetar el trabajo de cocineras tradicionales, chefs y todos quienes dedican su vida a conquistar nuestro paladar, así nos volveremos más conscientes de valorar todos los alimentos. 
(20 , 20)