El candidato vencedor a la gubernatura del estado de Oaxaca, Salomón Jara Cruz, obtuvo 674 mil votos para ganar la elección del pasado 5 de junio, de un padrón aproximado de 2 millones 800 mil votantes, lo que le da un sustento electoral del 38% en una entidad que se distinguió por su evidente abstencionismo, ante una magra oferta política de parte de los 7 contendientes que aspiraban a gobernar el estado.

Desde un principio, en este espacio, se mencionó que los participantes de los diferentes partidos políticos y los independientes carecían no sólo de capacidad y experiencia política, sino que sus antecedentes de corrupción, principalmente de quienes puntearon la elección, iban a originar desencanto ciudadano por representar “más de lo mismo” o quizás hasta “peor de lo mismo” ante el panorama político actual, la inseguridad, la violencia y la inestabilidad política que aún persiste en todo el estado.

Y aunque hoy se sabe que el candidato de Morena, PT, PUP y PVEM arrasó a su contrincante enmascarado, este carece de legitimidad electoral para ejercer un cargo que se vislumbra totalmente supeditado a los intereses políticos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y tendrá que hacerlo, forzado por las circunstancias y porque la ciudadanía oaxaqueña no está convencida de que merezca ser gobernada por “el menos malo” de los candidatos que compitieron por la gubernatura.

Salomón Jara, desde que sea ungido como gobernador electo, tendrá que asumir un compromiso con “pies de plomo”, empezando por conformar un gabinete que lo de menos es que sean todos de Oaxaca y 50 por ciento mujeres, sino que sobresalga la capacidad, la honestidad y no el amiguismo o el compromiso político.

En Oaxaca hay mucha gente capaz, que no por no andar en la política, sería incapaz de saberse mover en un terreno fangoso y superfluo como el de la clase política actual. Tendrá que aparecer una nueva estirpe de funcionario, con sensibilidad social, pero, sobre todo, con responsabilidad ante el reto que se les presenta.

Yo no se en donde podrán tener cabida gente como Benjamín Robles, Flavio Sosa, Samuel Gurrión, Jorge Franco o Raúl Bolaños Cacho Cué, entre otros de similar estofa, pero de que deben deambular lo más lejos de la función pública, será mejor para la credibilidad de quien gobernará la entidad por seis años. 

La política estatal, al menos por los 2 años que le restan a AMLO, no tendrá mayor movilidad, sólo se espera y se desea que ese apego del presidente hacia Oaxaca se consolide y no sólo de paso a ese poder que todos tememos y que quede en manos de algún cártel de la delincuencia organizada que convierta todas nuestras posibilidades de desarrollo (Tren transístmico, supercarreteras, turismo) en un polvorín de inseguridad, violencia, extorsión, tráfico de personas y todo lo que representa la delincuencia organizada.

“Al llegar al poder, todos tienen que acordar”, sentenció el veterano político, Porfirio Muñoz Ledo, gran axioma, pero en un afán de mantener el equilibrio social, político y económico, no en fomentar el contubernio, la anarquía, la impunidad y la corrupción.

Consejo de un viejo político, no de alguien que padece “envejecimiento cerebral”, porque la sabiduría se cuece en la experiencia, en la acción y no en ansias de poder ni en religiosidades políticas. Hacer cosas buenas que no parezcan malas y cambiar ese esquema maligno de aspirar al poder por el poder mismo, sería el camino.

Dijera el célebre escritor francés, Honorato de Balzac: “La posesión del poder por inmenso que este sea, no da la ciencia de saber utilizarlo”.

Por tanto, Salomón Jara tendrá que aprender haciendo para alcanzar su legitimidad…

EXTRACTOS POLÍTICOS:

.- Y AHORA VIENEN LOS RECLAMOS Y EL DESCUBRIMIENTO DE TRAICIONES… En el seno priista ya se oyen voces de la “traición” del Coordinador de Campaña, Marco Cuevas, a quien acusan de negligencia y falta de compromiso hacia la candidatura de Alejandro Avilés Álvarez… ¿Si ya lo conocían, para que lo incluyeron?… Cuevitas, como muchos otros “genios” de la política local son de sobra conocidos, allá quien les hizo caso y confió en ellos… 

.- AMLO PISARÁ NUEVAMENTE terreno oaxaqueño, son 29 veces en casi 4 años, ningún presidente lo había hecho… Muestra del interés (que esperamos sea real y sano) por el desarrollo de Oaxaca, lo que sin duda se le agradece… Incluso se le agradecería que se llevará lejos a Alejandro Murat y a todo ese clan político que ha esquilmado el patrimonio estatal… Más allá de Canadá o la “Conchinchina”, estaría bien… El presidente irá a la costa a paliar las necesidades de quienes fueron afectados por el huracán “Agatha”…

.- DICE ROBERTO MADRAZO, ¿se acuerdan de él?… Aquel que cortó camino en una carrera atlética… Bueno, pues opina que “el viejo PRI está renaciendo en Morena”…¡Válgame Dios!… ¿Echeverría y “Jolopo” haciéndole al “Lázaro”?… Y aunque todo político lleva un priista adentro, volver al pasado me suena más como nostalgia que como una nueva oportunidad… ¿Por qué no creer mejor en jóvenes con futuro, forjarlos, darles oportunidad, que revivir muertos? Ahí tienen en el norte al mejor ejemplo: Luis Donaldo Colosio Riojas…

.- EL PRESIDENTE AMLO no se amilana y contesta a los senadores estadounidenses que lo acusan de tener nexos con el narco… El presidente les dice que “presenten pruebas” porque él sí tiene pruebas de la corrupción de sus acusadores… Y enfatiza: “Yo no soy Felipe Calderón”… Como buen peje, enseña las agallas… Sin embargo, ya necesita AMLO una prueba contundente de su credibilidad ante el narco, tanto en el Triángulo Dorado, como en el triángulo que se puede formar o se está formando en Oaxaca-Veracruz y Quintana Roo…

.- Vox clamantis.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; jueves 9 de junio/2022.confusiopuga@hotmail.com

(45 , 45)