* Jorge no tiene duda que en la disputa por la dirigencia nacional del PRI hay mano negra de la 4T; Raúl Castellanos no cree que el presidente aliente la confrontación porque tiene alianzas. “El debate es positivo, pero no a mentadas de madre, golpes y balazos”, subraya.

* Jorge culpa a Ulises Ruiz. Es el mismo personaje enfermo que en 2006 dividió a los oaxaqueños de manera brutal como nunca en los tiempos modernos. Pasó por encima de todo y de todos y generó un ambiente que tardamos 10-12 años en podernos resarcir los oaxaqueños.

Los demonios de la ambición desmedida están sueltos, sin llenadera alguna, por ser candidato o candidata a gobernador o gobernadora de Oaxaca no tiene límites. Hasta ahora suman 17 los aspirantes del PRI y Morena o bien, del PRIMOR, más los que se acumulen próximamente. 

En forma sorpresiva, el ex dirigente estatal del PRI, Jorge González Ilescas, destapó a Alejandro Avilés por el PRI y a Salomón Jara, por Morena, en Detrás de la Noticia Televisión por Regeneración Pluralidad. Entretanto, el gobernador Alejandro Murat,  mostró a Raúl Bolaños Cacho.

“Sería un proceso más terso que si fuera otro tipo de decisión, porque Avilés y Salomón tienen contacto y comunicación con los liderazgos de los cuadros en las regiones. Tendríamos una extraordinaria elección y ganaríamos al no haber conflicto postelectoral”, resaltó.

Raúl Castellanos, se sumó al categórico argumento de Jorge González al pronunciarse por elevar el debate en la disputa por la sucesión en Oaxaca entre dos políticos orgánicos con amplia formación política, con convicciones priista-priista y morenista-morenista.

“Sería una elección que rompe con el esquema grotesco de una alianza PRI-Morena, que no sucederá, que no gusta a los priistas ni a los de Morena. Pasó la elección el que ganó, ganó, y el que perdió, perdió, y vámonos, porque Oaxaca requiere tiempo y trabajo”. 

Ambos políticos colaboraron con los ex gobernadores Heladio Ramírez López, José Murat Casab y Ulises Ruiz Ortiz, en el caso de Raúl, participaron en el análisis de los resultados de las pasadas elecciones y del próximo proceso  electoral a la gobernación del estado.

“No habrá experimento de alianza electoral del PRIMOR. No le hace falta a Morena. Habrá oportunidad de ver los planteamientos puros de Morena y del PRI. Se calentará el proceso porque el delegado del PT, tiene un buen número de votos que ha ratificado en las últimas elecciones”. 

“Si Morena quiere un acuerdo legislativo, lo tendrá en función de los temas que se discutan. Hay temas como la reelección presidencial que no pasarán en el PRI, no la permitirá el PRI hasta donde pueda detenerla. Habrá revisión del INE, pero no lo desaparecerán, no lo permitirá PRI, PAN y PRD”. 

Jorge no tiene ninguna duda que en la disputa por la dirigencia nacional del PRI hay mano negra de la 4T; Raúl no cree que el presidente tenga necesidad de alentar la confrontación al interior del PRI. “El debate es positivo, pero no a mentadas de madre, golpes y balazos”, subraya.

 “Sería rudeza innecesaria porque al final de cuentas el presidente tiene acuerdos con muchos actores políticos del PRI, se habla incluso de alianzas futuras entre Morena y el PRI. Es un tema que se inserta en el deseo de grupos de hacerse del poder del PRI con poca visión”, acota Raúl.

Para Raúl lo fundamental y que daría aliento al PRI para reposicionarse nacionalmente es abrir un gran debate ideológico, programático y frente a las políticas públicas del gobierno federal, con argumentos, con datos duros, pero a mentadas de madre, golpes y balazos. 

Jorge culpa a Ulises Ruiz. El mismo personaje que en 2006 dividió a los oaxaqueños de manera brutal como nunca en los tiempos modernos. Pasó por encima de todo y de todos y generó un ambiente que tardamos 10-12 años en podernos resarcir los oaxaqueños. 

Echado para adelante, espetó “a lo mejor no gusta lo que diga, pero hay que decir las cosas como son. Es tiempo de quitarnos las anclas”. Lo mismo quiere hacer en el PRI. Es el mismo personaje enfermo de 2006 y no lo permitiremos los priistas. No hay razón estatutaria en la salida de Alito.

Afirma que el dirigente dirige, no compite. La ciudadanía castiga a los malos candidatos, porque juega un papel determinante quién es el candidato y a los gobiernos en turno. Asegura que tuvieron  los mejores candidatos en Sonora y Sinaloa, pero los votos no les alcanzaron.

Reitera que el conflicto en el PRI es un problema interno, resultado de la ambición desmedida y de mano negra. Ulises quiso formar un partido político, hizo todos los trámites para tener una Asociación Política Nacional y convertirla en partido, pero no le dieron los números.

“Después de la gubernatura, Ulises ha perdido todas, perdió su sucesión con Eviel, pierde todo lo que ha ambicionado, quiso ser diputado no pudo, quiso hacer un partido político, no le dio, y ha tenido una constante, buscar a costa de lo que sea el espacio donde él se sienta a gusto”.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

(111 , 1)