* El mensaje del gobernante entrante en su órgano oficial reviste singular trascendencia ante la radicalización de las acciones de los grupos de presión y chantaje que llegan a vandalizar el Congreso del Estado, como lo hicieron los habitantes de Ayoquezco de Aldama.

* Las palabras del gobernante electo en su órgano oficial, El Soberano del Sur, representan un mensaje esperanzador y una luz al final del largo y oscuro túnel por alrededor de medio siglo del infierno generado por la industria del chantaje en Oaxaca.

El gobernador electo Salomón Jara Cruz envió un mensaje claro a las organizaciones sociales al criticar sus presiones y chantajes que han provocado desalojos violentos ante el evidente, público y notorio hartazgo ciudadano por estas movilizaciones.

“En la última semana, decenas de organizaciones sociales violentaron los derechos de la ciudadanía al realizar protestas a lo largo de todo el estado, principalmente en la capital. El malestar de la ciudadanía fue evidente ante el hartazgo por las fallas en las áreas encargadas de la política interna en Oaxaca”.

Lo hizo a través del Semanario El Soberano del Sur, No. 12, fechado en Oaxaca de Juárez, correspondiente a su edición de septiembre de 2022, cuyo Director General es Carlos Alberto de los Santos y Director Editorial José Manuel González.

El mensaje del gobernante entrante reviste singular trascendencia ante la radicalización de las acciones de los grupos de presión y chantaje que llegan a vandalizar el Congreso del Estado, como lo hicieron los habitantes de Ayoquezco de Aldama.

Para tomar las instalaciones del Congreso del Estado, los inconformes lanzaron un cohetón durante su protesta, provocando que parte del cristal del acceso al edificio principal del Poder Legislativo se reventara. No se reportan personas lesionadas, solo daños materiales.

Las palabras del gobernante electo en su órgano oficial representan un mensaje esperanzador y una luz al final del largo y oscuro túnel por alrededor de medio siglo del infierno generado por la industria del chantaje en Oaxaca.

“Más allá de las legítimas exigencias de autoridades municipales y de organizaciones sociales, subsiste el derecho de terceros. Invariablemente, la ciudadanía oaxaqueña es quien termina pagando los platos rotos, por eso hay consenso respecto al rechazo de los métodos de protesta”, asienta.

“Lo sucedido en San Agustín de las Juntas ilustra la operación y el hartazgo: ciudadanos que salen irritados a desalojar a otros paisanos que son utilizados como carnada. Hubo lesionados y pérdidas materiales”. 

Las y los habitantes de San Agustín de las Juntas hicieron la advertencia que “quien vuelva a bloquear el crucero del aeropuerto les pasará lo mismo, porque no se vale que afecten al verdadero pueblo, ya que los que bloquean son delincuentes y sus líderes se llevan millones y millones de pesos”.

 “Cansados de que estos parásitos piden más y más dinero, fuimos a dialogar con ellos para que se quitaran, les hicimos el llamado hace 24 horas, luego 12 horas y 6 horas, porque nos están afectando mucho, pero cuando llegamos a dialogar con los manifestantes recibimos amenazas, insultos y hasta golpes, por eso es que tuvimos que responder como pueblo unido”.

Pero el líder del (Consejo de Comunidades Indígenas de la Sierra Sur) COCISS estaba cobardemente resguardado, chantajeando a las autoridades para obtener sus canonjías a expensas de la integridad de sus agremiados y a costa de la estabilidad social y económica de la población en general”.

El mensaje en El Soberano del Sur dejó claro que “la gobernabilidad pende de un hilo porque las demandas de los diversos sectores sociales del estado no se atienden o únicamente se van administrando hasta que estallan”.

En los días previos a las festividades por el Día de la Independencia en Oaxaca, por ejemplo, confluyeron protestas “por la falta de atención a la ejecución de obra pública y el ejercicio de programas sociales en las comunidades con mayor marginación y pobreza”.

“La inexplicable situación que escuelas dañadas por el sismo de septiembre de 2017 sigan sin ser restauradas pese a los millonarios recursos que se han asignado a estas, los conflictos políticos en los municipios por la presunta malversación de recursos públicos de las autoridades municipales y hasta la incapacidad del gobierno para liberar a 10 personas retenidas por las autoridades agrarias de una comunidad sin ninguna explicación”.

“Los bloqueos carreteros que durante cuatro días consecutivos mantuvieron diversas organizaciones políticas y sociales, así como habitantes inconformes en diferentes regiones de

Oaxaca, evidenciaron el fracaso de la política interna”, puntualiza El Soberano del Sur.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

(86 , 86)