La que nació en los tiempos del desafuero como consigna,se ha vuelto para mí la expresión concreta de un compromiso,de un deber ineludible con mi país,que he de cumplir -como dice Carlos Payán-“aunque me cueste la vida”

(32 , 1)