Yo he de votar en la consulta ciudadana del 1 de agosto por el “SÍ” y he de hacerlo pensando en las palabras de Pablo Neruda: “Para los que de sangre salpicaron la patria, pido castigo.

(39 , 2)