Redacción Oaxaca Político / controversia-oax.- Como parte de la glosa del Sexto Informe de gobierno, en el Congreso de Oaxaca, compareció el secretario de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Javier Lazcano Vargas.

Ante la Comisión Permanente de Infraestructuras, Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, las y los diputados locales fijaron su posicionamiento respecto al trabajo desempeñado por esta Secretaría en el último año de la administración estatal.

En el marco de este acto de rendición de cuentas, la legisladora Adriana Altamirano Rosales, del Partido Nueva Alianza alertó que el sello que deja la presente administración estatal, es el de una dependencia que entregó a amigos, compadres y cómplices las obras que se ejecutaron en la entidad.

Estas prácticas –dijo- son los elementos necesarios para configurar los delitos correspondientes que lleven al titular de Sinfra a enfrentar la justicia en Oaxaca, por el mal uso de los fondos y por incumplir con sus funciones legales al no trabajar realmente para dotar a Oaxaca de infraestructura, que tanta falta hace.

En su intervención, la congresista Xóchitl Jazmín Velázquez Vásquez, del Partido Unidad Popular, exhibió la mala calidad de obras ejecutadas con recursos públicos en la entidad, como es el caso del Circuito Interior, el cual, a pocos días de su inauguración, ya tiene fracturas y hundimiento en la carpeta de concreto hidráulico, debido a la mala planeación de los trabajos y a la contratación de empresas fantasma.

En su participación la diputada Antonia Natividad Díaz Jiménez, integrante del grupo parlamentario del Partido Acción Nacional denunció que esta administración estatal y, en particular la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial, deja un rezago que impacta en la vida de la población oaxaqueña, por la falta de criterios de eficacia y eficiencia con el uso de los recursos.

El parlamentario Víctor Raúl Hernández López, del Partido de la Revolución Democrática, cuestionó sobre los 197.64 millones de pesos invertidos para la obra de Símbolos Patrios, cuyos trabajos llevan más de un año y no se ha concluido. Lamentó que la inversión del gobierno estatal no sea palpable en las regiones, porque las obras más significativas son producto del apoyo del gobierno federal o de la deuda pública.

En su oportunidad el diputado del Partido Revolucionario Institucional, Eduardo Rojas Zavaleta, reconoció los esfuerzos de esta administración por transformar y mejorar la calidad de vida de las familias oaxaqueñas, mediante la integración de un piso social mínimo que, sumado al impulso de la infraestructura, brindará acceso a la población a niveles más altos de bienestar.

La congresista integrante de Morena, Juana Aguilar Espinoza aseguró que existe una profunda inconformidad entre la ciudadanía, porque las obras anunciadas y los supuestos beneficios que atraerían, nunca llegaron. Denunció, que el secretario de las Infraestructuras desperdició una gran oportunidad para servir a Oaxaca y contribuir al desarrollo de los pueblos; “pero qué le puedo reclamar a usted, que le importe y sienta amor por Oaxaca si no es oaxaqueño”, añadió.

El Legislador Pablo Díaz Jiménez, también de Morena, señaló que la Secretaría de Infraestructuras deja un monumento a la corrupción, a la deshonestidad y la avaricia que será recordada con dolor por la población oaxaqueña que día a día lucha para salir adelante, porque “no palparon el Oaxaca de fantasía y de colores que pinta en su informe la dependencia y que se encuentra alejada de la realidad”.

En tanto, Luis Alberto Sosa Castillo, diputado del grupo parlamentario de Morena, apuntó que a nueve días de que termine el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, hay opacidad y corrupción, porque deja obras en mal estado, un panorama desolador para las y los oaxaqueños que sí transitan en las calles de Oaxaca. “Lo malo es que ya se van; pero nos dejan un estado de crisis, de deuda y sobre todo de tristeza, porque no hay felicidad”, aseguró.

GPP

(51 , 51)