Redacción Oaxaca Político / Cuarta Plana.- Para enfrentar el quebranto económico en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), el rector Cristian Carreño López adelantó que en breve presentará un plan de austeridad.

Abordado al término de la presentación de la Unidad Integral de Atención Universitaria, el rector de la máxima casa de estudios explicó que la deuda de más de 455 millones se debió a que por muchos años se cumplió sólo con la parte ordinaria, pero no en el tema de los pasivos por lo que se fue haciendo una bola de nieve que no se frenó.

“Hay una situación técnica que nos va a imposibilitar pagar, pero honestamente creo que estamos a buen tiempo para que en conjunto con el gobierno estatal y federal podamos hacer lo conducente y generar las sinergias. Estoy seguro que el gobierno estatal y federal voltearán la vista a la universidad. Si bien es cierto estamos abriéndonos a la información para efecto de que hagamos un plan emergente”, apuntó.

Y es que la UABJO, se encuentra en quiebra técnica. La revisión realizada a las finanzas de la máxima casa de estudios arrojó que existe un adeudo por más de 455 millones de pesos.

Dichos quebrantos económicos estarían atribuidos a los exrectores Eduardo Bautista y Eduardo Martínez Helmes, quien actualmente cuenta con arresto domiciliario, aunque recientemente se le vio durante un evento de graduación de estudiantes de la preparatoria 3.

Cabe destacar que las instancias que actualmente están auditando a la universidad son la Auditoría Superior de la Federación, el Servicio de Administración Tributaria, la Dirección General de Educación superior Universitaria e Intercultural (DGESUI), la Secretaría de Finanzas del Poder Ejecutivo del Estado (SEFIN), la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental (SGT) y el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE).

Durante la investigación realizada se detectó que la universidad está siendo revisada por el SAT. Principalmente en el tema de retenciones 2013 al 2022 el adeudo histórico es de $250 millones 452 mil 402.00 pesos.

En el mismo rubro fiscal se detectó que se dejaron de pagar impuestos del 2013 al 2020, empezaron a pagar impuestos a partir del 2021 y 2022.

Por otro lado, existen notificaciones de exigencia de reintegros de 11 fondos que debe la universidad por un total de $120, 321, 205.00 a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Además, en laudos ejecutados por liquidación por el juez federal el adeudo es de 52 millones 798 mil 267.00 pesos.

Carreño López indicó que la rectoría no sólo está en el ánimo de exigir sino de comprometerse a hacer un cambio en la universidad a efecto de que tenga sustentabilidad y viabilidad financiera que permita que a 40 o 50 años se sostenga.
Lo anterior -apuntó- requiere de todo un proceso que se tiene que construir. “Aquí hay una situación de voluntad, entonces más allá de un tema fatalista es un tema que podamos tener realidad”.

No obstante, reconoció que dado el quiebre técnico los sueldos y salarios están mediamente asegurados pues además hay un déficit de 96 millones de pesos.

“Hoy estoy clarificando las cosas para poder trabajar, hoy no estoy peloteando las cosas sino sencillamente tenemos que atacar de fondo esta parte que es la más complicada, en donde tendremos que hacer mesas de trabajo con el gobierno federal y estatal”, agregó.

GPP

(44 , 1)