Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- La Alianza de Pueblos por la Justicia Social denunció que grupos de choque y paramilitares alentados por el gobierno estatal fueron los autores de la agresión a sus compañeros del Consejo de Comunidades Indígenas de la Sierra Sur (Cociss), que se manifestaban en el crucero del aeropuerto internacional Benito Juárez.

 “Fue una represión ordenada por el gobierno”, afirmó la dirigente del Consejo de Defensa de los Derechos del Pueblo (Codep), Jaqueline López Almazán, durante una rueda de prensa ofrecida con representantes de otras organizaciones sociales, frente a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Sostuvo que la administración estatal dio la orden directa de la agresión a los grupos de choque y paramilitares, porque los habitantes de San Agustín de Las Juntas no acudieron al llamado, a pesar de tocarse las campanas en ese municipio conurbado.

Por eso, expuso que este capítulo represivo marcará un precedente en la historia de Oaxaca, porque constituye un ataque a todo el movimiento social y popular.

“No fue el pueblo, fue una agresión directa de grupos de choque y de paramilitares”, aseveró.

De este modo, subrayó que la Alianza de los Pueblos por la Justicia Social presentará las demandas penales en la Fiscalía General del Estado y quejas en la DDHPO, para no dejar la agresión en la impunidad.

“No descansaremos hasta que haya justicia y se castiguen a los responsables de este crimen”, asentó.

Además, observó que la Alianza de Pueblos por la Justicia Social no se ha sentado más a dialogar con el gobierno estatal, después de los hechos de violencia.

“No hay negociación, lo que queremos es justicia”, reiteró.

También, manifestó que la administración estatal desató una campaña mediática en redes sociales para criminalizar la protesta social y así justificar el ataque.

“A ver, ¿por qué no publican los videos de la agresión en la espalda con una botella de un provocador a una compañera indígena mixteca de 70 años?”, cuestionó.

Por otra parte, el dirigente del Cociss, Josías Ramos Ruiz dio a conocer que tres de sus compañeros se encuentran internados en el Hospital General “Aurelio Valdivieso” por la gravedad de las lesiones sufridas.

“Su estado de salud es delicado”, añadió.

“No permitiremos que esto quede en la impunidad”

Además, reportó que más de una decena de heridos originarios de Santa Catarina Xanaguía, San Andrés Lovene, Santiago Lapaguía, San Juan Guivini, San José Ozolotepec, San Antonio Ozolotepec, Santa Cruz Ozolotepec y San Gregorio Ozolotepec, entre otras comunidades, también resultaron lesionados.

Ante esto, dijo que la Alianza de Pueblos por la Justicia Social recurrirá a diferentes instancias para lograr el castigo de los responsables.

“No permitiremos que esto quede en la impunidad”, agregó.

En la conferencia de prensa, representantes del Consejo Indígena Popular de Oaxaca “Ricardo Flores Magón” (CIPO-RFM) y de la Red Estatal de Víctimas de Oaxaca “Tomás Martínez”, así como de otras organizaciones, ofrecieron su solidaridad a la Asamblea de Pueblos por la Justicia Social y anunciaron que valorarán desarrollar protestas de manera unitaria para que se castigue este acto represivo.

GPP

(32 , 32)