Redacción Oaxaca Político / El Universal.- Transportistas de camiones de carga afiliados a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) se manifiestan este lunes frente a las instalaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y bloquearon la calle Sabines, en la colonia Reforma de la capital de Oaxaca.

La protesta de los transportistas es para exigir que el gobierno federal emita una decisión favorable al estudio de Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), requisito necesario para que la Minera Cuzcatlán continue trabajando en San José del Progreso, comunidad zapoteca de los Valles Centrales de Oaxaca.

Lo anterior luego de que en julio pasado la Semarnat negó el permiso ambiental solicitado por minera, filial de la canadiense Fortuna Silver Mines, con el cual se pretendía regularizar la situación de 75 obras del complejo San José II, que fueron construidas sin observar las condiciones ambientales que se autorizaron en 2009.

Ante la falta de esta autorización ambiental para regularizar la situación de sus edificios, la compañía minera no puede continuar operando, por que los chóferes de los camiones de carga afiliados a la CTM se trasladaron a la capital de Oaxaca, para pedir que las autoridades permitan que la empresa siga trabajando.

Lo anterior, argumentaron, porque esta empresa  ofrece empleos directos y formales a más de mii 200 personas y si la Semarnat emite una MIA en contra de la minera, ésta cerrará sus puertas y ellos quedarían sin empleo.

Los inconformes son los trabajadores  responsables de transportar los materiales que se extraen de la mina al área de trituración, principalmente, quienes con pancartas con mensajes como “2000 familias dependemos de la minería”, “Sí a la minería responsable”, y “Antimineros y opositores mienten” exigieron la aprobación federal del permiso ambiental.

trasnportistas-semarnat-oaxaca.jpg

El pasado 12 de octubre pasado, cientos de trabajadores de todas las áreas de la minera ya se habían manifestado  para que “cesen los hostigamientos de pequeños grupos de personas opositoras a la minería” y pidieron la intervención del presidente Andrés Manuel López Obrador para que se garantice su derecho a “un empleo digno y permanente”.

En dicha ocasión los trabajadores pidieron que lo que llamaron “grupos antimineros”, que  dejen de mentir acerca de su trabajo, en referencia a grupos ambientalistas y autoridades comunitarias de los Valles Centrales quienes se han pronunciado en contra de la filial canadiense y exigido que no se autorice su Manifestación de Impacto Ambiental.

GPP

(17 , 1)