Redacción Oaxaca Político / NVI Noticias.- Contrario a lo que ocurrió en el primer año de pandemia, en este 2021 la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), incrementó su matrícula escolar. En al menos dos carreras fue en un cien por ciento debido a la virtualidad de las clases, señaló el Secretario Académico de la universidad Javier Martínez Marín.

“Salvando la parte de la conectividad, los estudiantes que viene de otros municipios ya no tenían los gastos de estar rentando. Venirse de una comunidad a Oaxaca es tener que pagar una renta de 2 mil a 3 mil pesos, más los gastos de alimentos”, señaló.

Durante el primer año de la pandemia la UABJO perdió el 20 por ciento de los 11 mil aspirantes que generalmente se registran para ingresar. En el segundo año, es decir en la convocatoria que salió en junio, se incrementó nuevamente a 10 mil.

“La pandemia nos agarró en curva porque la universidad se había mantenido en un esquema tradicional. La matrícula es muy poca la que se tiene en educación a distancia. No estábamos muy familiarizados con la parte tecnológica, pero en el primer semestre los maestros se volcaron a capacitarse y las escuelas a contratar plataformas”, indicó.

Fue la población con menores ingresos quienes en sus inicios enfrentaron problemas de conectividad, sin embargo, a partir de que son precisamente quienes tienen apoyo económico a través de una beca, lograron salvar ese rubro. En total -dijo- fueron 8 mil.

Respecto de la deserción en la UABJO, indicó que éste es del 25 a 30 por ciento, sin embargo, apuntó, en esta ocasión fue menor.

“Nos preocupaba que la educación en línea fuera a incrementar la deserción, pero pasó un fenómeno interesante. Algunas escuelas como vieron que la plataforma permitía tener 30 o 40 alumnos porque no se limita el espacio físico, entonces incrementaron 30 por ciento su matrícula. Si ofertaban 80 lugares, ahora fueron cien, incluso hubo dos escuelas que duplicaron su matrícula, de 70 que ofertaron en la convocatoria, aceptaron hasta 150, esto permitió compensar”, destacó.

Si bien la matrícula incrementó y la deserción escolar disminuyó, señaló que es necesario hacer una evaluación de la efectividad en el aprendizaje.

“El impacto académico sí nos preocupa. No sabemos los efectos. Hay casos que nos pueden servir de indicadores efectivos, por ejemplo, hay escuelas que participan en el Ceneval como Enfermería y Derecho que se evalúan fuera de la institución para evaluarse, entonces en la siguiente generación, cuando se evalúen por el Ceneval vamos a ver qué tanto nos afectó de manera objetivo la enseñanza. Ese sería un parámetro objetivo que vamos a tener en unos semestres, Veremos si los puntajes bajaron, subieron o se mantuvieron”, destacó.

“Nos preocupaba que la educación en línea fuera a incrementar la deserción, pero pasó un fenómeno interesante, aumentó”.

Javier Martínez Marín

Secretario Académico de la UABJO

GPP

(9 , 9)