Redacción Oaxaca Político / El Universal.- Los retrasos del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) para el pago de mil 300 hectáreas de tierras donde se asentarán tres parques industriales o  Polos de Desarrollo para el Bienestar (Podebis) generan molestias e inquietudes entre campesinos oaxaqueños de  Ciudad Ixtepec, San Blas Atempa y Santa María Mixtequilla.

Como parte del Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, contemplado en el Plan Nacional de Gobierno 2018-2024, el 14 de junio de 2019 se creó el CIIT,  que se dio a la tarea de construir y modernizar la infraestructura para atraer inversiones y, con ello, fortalecer la base económica de la región istmeña del país.

Simultáneamente, con la rehabilitación de la red ferroviaria de Salina Cruz, Oaxaca, a Medias Aguas, Veracruz, el CIIT entabló pláticas con autoridades agrarias de municipios como  Ixtepec,  Atempa y  Mixtequilla, para comprarles polígonos de tierras que ofertaría a los inversionistas interesados en participar en los parques industriales impulsados por la Federación.

“Una vez que se concretaron los compromisos, el titular del CIIT, Rafael Marín Mollinedo, nos dijo que el pago se ejecutaría entre noviembre y diciembre de este año”, recuerdan los campesinos Raúl Santiago, de  Ixtepec, Benito Orozco, de  Mixtequilla,  y Antonio Bielma, quien también es síndico municipal de San Blas Atempa.

“Ya va a terminar diciembre y las autoridades del CIIT no cumplieron su palabra, y por esa razón hay molestias e inquietudes de los campesinos, que tras largas asambleas acordaron vender sus tierras”, dice  a EL UNIVERSAL el nuevo presidente de los comuneros de  Ixtepec, Obed Ortega Martínez, electo el pasado 14 de  noviembre.

Ortega Martínez considera, sin embargo, que las negociaciones entre los funcionarios federales y los comuneros y posesionarios, que en conjunto venderán un polígono de 440 hectáreas por 114 millones 400 mil pesos, “van por buen camino, por buen rumbo” y espera que el pago se libere  a la brevedad. 

corredor_interoceanico_2.jpeg

Foto: Edwin Hernández

Por su parte,  el comunero de San Blas Atempa y síndico de ese municipio, Antonio Bielma, admite que entre los campesinos que comprometieron la venta de una superficie de 332 hectáreas con un valor de 56 millones 440 mil pesos  también hay molestias por el retraso en la liberación de los recursos ofrecidos por el CIIT para noviembre o diciembre.

Mientras tanto, en  Mixtequilla, debido a los cambios registrados en la representación de los comuneros,  continúa el  proceso de venta de un polígono de 528 hectáreas por las que el CIIT  pagará 105 millones 600 mil pesos, explica Benito Orozco.

En  Mixtequilla,  apenas el 30 de septiembre pasado los campesinos eligieron como nuevo representante comunal a Hugo Orozco, quien,  por razones de salud,  dejó el cargo, así que  en una nueva asamblea nombraron a Eduardo Desales Orozco, quien llevará la negociación.

Los campesinos de Atempa e  Ixtepec, quienes esperaban el pago por sus tierras  este año, advierten  que para   2022 aumentarán los precios por hectárea por los retrasos del CIIT. “Eso he escuchado de mis compañeros, pero si tenemos un compromiso, se debe cumplir”, señala el comisariado Obed Ortega.

Promesa para el próximo año

corredor_interoceanico_1.jpeg

Fuentes del CIIT consultadas por este  medio señalan   que el retraso en los pagos tuvo que ver con los trámites que se realizan en el  Registro Agrario Nacional (RAN) y de la Procuraduría Agraria (PA), donde deben estar definidas las mediciones por parcelas e identificaciones plenas de  comuneros o posesionarios de los lotes que forman los polígonos en venta, para evitar conflictos o reclamos.

El titular del  Corredor Interoceánico aseguró que  los pagos pendientes por las tierras se efectuarán  en el primer trimestre del año entrante, y será hasta cuando   se cuente  con la documentación completa que  el  gobierno federal  podrá ofrecerles a los inversionistas un espacio seguro para sus industrias. 

También será hasta entonces cuando,  mediante los tres niveles de gobierno, se avance en la dotación de servicios como agua, luz y drenaje.

Según el proyecto ejecutivo del plan maestro, la ruta transístmica contará con  10 parques industriales entre Veracruz y Oaxaca, donde habrá que instalar plantas para maquinaria pesada, agroalimentarias y de turismo, que aprovecharán las ventajas que ofrecerá la modernización de los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos,  y el Tren Transístmico.

Para el año 2022, el CIIT tiene garantizado un presupuesto de  más de 10 mil millones de pesos para concluir la rehabilitación del Tren Transístmico e  iniciar la modernización de 450 kilómetros de las vías férreas de Ixtepec, Oaxaca,  a Tapachula, Chiapas, y avanza en la modernización de los dos  puertos.

Hasta el cierre de este año, cuando se prometió la entrega de la rehabitación del tren,  tanto  autoridades como los campesinos que venderán sus tierras  desconocen qué tipos de industrias se asentarán en los  parques industriales. “Estamos en espera de que los funcionarios del CIIT concreten la llegada de los inversionistas, lo que sí sabemos es que debe haber empleos para los istmeños”, dicen.

GPP

(39 , 3)